Juan Tripodi: "Queremos duplicar, hasta triplicar, las empresas exportadoras en diez años"

Internacionales
Lectura

Tenemos un país cerrado. No nos interesa llegar a ser como Chile, pero sí tenemos que mejorar la inserción

al mundo”, explica el titular de la Agencia de Inversiones, Juan Pablo Tripodi, que espera duplicar la cantidad de empresas exportadoras en diez años. En medio de la ‘guerra comercial’ entre China y Estados Unidos, el funcionario reconoce que “el mundo estaba más abierto en los últimos años” pero ahora “hay que ver cómo aprovechar esta situación, meternos en los espacios donde se generan oportunidades”.

Para “generar una cultura exportadora” y atraer a las pyme, entre jueves y viernes de esta semana, el Gobierno organiza el foro “Argentina Exporta” con participación del ministro de Producción y Trabajo Dante Sica, el secretario de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere y la secretaria de Comercio Exterior, Marisa Bircher, entre otros. “Queremos que las pyme cambien el chip. Hay que poner el foco en la exportación como una de las formas de desarrollo económico argentino”, remarca Tripodi.

-Las empresas aseguran que por la política fiscal, los costos para exportar siguen siendo altos...

-Hay una agenda sobre la que hay que seguir trabajando que es seguir mejorando la competitividad, la logística, la agenda impositiva y laboral. Además de eso tenemos que proveer las herramientas para mejorar la competitividad desde otro lado, como los procesos de facilitación del comercio. En algunas cadenas de valor había 144 trámites. Y en Chile son 80 y Uruguay 40. También es necesario abrir mercados y ayudar a las empresas de que adquieran las certificaciones internacionales y financiamiento a la exportación del exterior.

-Se ve un mundo con una tendencia al proteccionismo de la mano de EE.UU. ¿Hay que cambiar la estrategia de inserción por la guerra comercial?

-Tenemos un país cerrado. No nos interesa llegar a ser como Chile pero sí tenemos que mejorar la inserción al mundo. El mundo estaba más abierto en los últimos años y ahora hay que ver cómo aprovechar esta situación y meternos en los espacios donde se generan oportunidades. Si Argentina lo produce y a China le suben el arancel en Estados Unidos, tenemos que ver cómo meternos ahí, sobre todo si están en el SGP (NR. el sistema general de preferencias, que permite la entrada a Estados Unidos con arancel cero o aranceles más bajos).

-El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, plantea un Mercosur donde puedan hacerse acuerdos bilaterales. ¿Están acordadas las condiciones para no competir entre los socios?

-Es una opción pero todavía está verde. Lo que sí está claro es que los que estaban en negociación se van a mantener como bloque. Brasil entiende la necesidad de relacionarse comercialmente con el mundo y eso va a facilitar en qué y con quién. Es prematuro todavía y el Gobierno de Brasil está tratando todavía de acomodarse internamente. Hay que continuar con las negociaciones que el Mercosur tiene con la Unión Europea, Canadá, Corea y Singapur, EFTA (Austria, Dinamarca, Reino Unido, Noruega, Portugal, Suecia y Suiza). Indonesia ya quiere empezar a hablar estos temas. Pero en todo acuerdo se recibe y se da. También se demanda más apertura. Hay oportunidades con economías que son complementarias.

-¿Qué plantean las contrapartes de la Argentina en el contexto electoral?

-El comercio internacional es un negocio de largo plazo y no podés entrar y salir porque nadie te va a tomar. Si desarrollar una empresa para que exporte lleva dos años y medios y no hay forma de cortar el camino. Nosotros queremos que las empresas lo piensen como un negocio de largo plazo. Y los clientes piensan lo mismo. Lo que no quieren es que se deje de exportar, que no vaya a cortarse el proveedor. El negocio lo tienen que mantener más allá de la coyuntura local que muchas veces hace que el negocio local sea más ventajoso que el exportador.

Las Pymes no pagarán retenciones a la exportación hasta 50 millones de dólares

-¿Cuánto esperan que crezcan las exportaciones?

Hay que pensar que a misma cantidad que en 2011, tenemos menos dólares. Parece que estamos exportando menos. Venimos subiendo en cantidad y creemos que se va a mantener así. Carne, frutas, este año deberíamos tener mejor cosecha que el año pasado -para el volumen- a todo lo tradicional y si Brasil ayuda y empieza a levantar. El sector servicios se desarrolló mucho los últimos años y se prevé un poco más de ayuda con la ley de economía de conocimiento y el acuerdo para eliminar la doble imposición con Brasil. Videojuegos, software, fintech... queremos que sea el líder en AgTech, varios nichos donde el potencial es importante, además de sectores como Vaca Muerta, la exportación de energía o minería. Pero lo que queremos es que las empresas más chicas cambien el chip e integren el mercado. De 10 mil empresas exportadoras, esperamos duplicarlas en los próximos diez años. Incluso podríamos triplicarlas. Pero lo vamos a ir viendo.

-¿Qué herramientas se pueden aprovechar?

Argentina está físicamente lejos del mundo. Para eso se abrieron los hubs logísticos. Tres en China, dos en Singapur, Amberes y Panamá. Proyectan dos en EE.UU. y uno en el Norte de Brasil. Eso hace que los productos puedan acceder más fácil. Y se usan zonas francas, además del financiamiento del BICE. En China ya hay 50 empresas que lo usan. Lo que queremos es que sean miles. También queremos que haya cada vez más certificadoras en Argentina para acelerar los trámites. Y que no sea caro certificarse.

CP