Usuarios de China organizan una campaña contra Apple

Internacionales
Lectura

La crisis comercial entre Estados Unidos y China impacta de lleno en el principal negocio de Apple: la venta de celulares. Por las redes sociales, grupos de consumidores chinos convocan

a defender a Huawei, un emblema nacional, y organizan un boicot contra los iPhone como represalia a las restricciones impuestas por la administración de Donald Trump. “¿Por qué seguimos usando Apple? Creo que Huawei es increíble y destroza a Apple”, escribió un usuario “anónimo” en Weibo, la red social china más popular.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

China es el segundo mercado para los iPhone, después de los EE.UU. y la amenaza se torna creíble ya que una campaña similar, de 2014, derrumbó el liderazgo de la coreana Samsung en apenas un año. El futuro de Huawei, fuera de China, también se complica. Operadores de telefonía móvil de Gran Bretaña y Japón anunciaron ayer que suspendieron las ventas de los últimos modelos de la marca hasta que se aclare el panorama.

La semana pasada, varios colosos tecnológicos (Google, Intel, Qualcomm y Broadcom) anunciaron que dejarán de proveer a Huawei de componentes y servicios por decisión del gobierno nortemaericano. Si bien Washington anunció una tregua de 90 días, el conflicto ya modificó abruptamente los planes de los fabricantes y telefónicas. En China, Apple afronta un desafío gigantesco.

Presencia. Un joven manipula su celular ante los negocios de Starbucks y Apple en Beijing (AP).

Presencia. Un joven manipula su celular ante los negocios de Starbucks y Apple en Beijing (AP).

Por las redes sociales circulan mensajes contra los teléfonos de la compañía. “Me siento culpable al ver la guerra comercial, pero una vez que tenga dinero cambiaré mi teléfono inteligente”, señaló uno de ellos, presuntamente desde un iPhone. Algunos analistas creen que la campaña contra Apple tiene muy poco de espontáneo y que podría estar auspiciada desde el propio gobierno. Igual, las ventas de Apple en China ya venían declinando. En el primer trimestre del año se vendieron 42 millones de iPhones, que contrastan con los 52,2 millones despachados en el mismo período del año anterior.

China es clave, no sólo para Apple. “Ese mercado representa el 21% de las ventas globales de smartphones”, explica a Clarín Tina Lu, de la consultora Counterpoint. La misma analista destaca que la campaña contra Apple no hay que tomarla a la ligera. “Hay movidas puntuales con sesgo patriótico, de personas de entre 40 y 60 años, que promueven el uso de marcas chinas”, asegura.

Problemas. La firma Huawei se halla en el centro de una tormenta (AP).

Problemas. La firma Huawei se halla en el centro de una tormenta (AP).

El éxito del iPhone en China, precisamente, es el mayor logro de Tim Cook, el actual CEO de Apple y sucesor de Steve Jobs. En los primeros tres meses del año, la compañía facturó allí US$13.200 millones, sobre un total de US$84.300 millones, según datos de la consultora IDC. Otros reportes, como el de Counterpoint, destaca el ascenso de Huawei (34% de los celulares vendidos enChina) y también en el mundo. A nivel mundial,Samsung es la líder (21% del mercado total), seguido por Huawei (17,3%), que relegó a Apple (12,3%) al 3° lugar.

El investigador del Conicet Sergio Cesarin subraya a este diario subraya que el conflicto de fondo entre EE.UU. y China es el desarrollo de las redes de telecomunicaciones, en especial el 5G. “Se trata de una guerra novedosa y sin posibilidades de resolución en el corto plazo”, dice, que contrasta “con conflictos anteriores, que eran de índole ideológica, política o militar”. El experto añade que el principal problema es que “China redujo las distancias tecnológicas y hoy tiene un desarrollo autónomo y capacidad para ganar mercados alternativos”. Con respecto a las sanciones, Cesarin opina que frenar el desarrollo chino “es muy difícil, casi imposible”.

La pulseada tecnológica conChina y sobre todo con Huawei tiene varios antecedentes. Nacida en Shenzen, una próspera ciudad limítrofe con Hong Kong conocida popularmente como la Silicon Valley del Asia, básicamente desarrolla dos negocios en paralelo: produce celulares pero también es uno de los mayores proveedores de infraestructura de redes de telecomunicaciones del mundo. En este negocio compite, básicamente, con la finlandesa Nokia y con la sueca Ericsonn.Y es la líder en el desarrollo del 5G.

“La infraestructura de telecomunicaciones son la base del mundo moderno y del futuro”, dice el consultor especializado Enrique Carrier. Con respecto a la guerra comercial entre ambas potencias, el experto analiza que “los Estados Unidos no quieren correr el riesgo de comprar equipamiento chino para utilizarlo en algo considerado neurálgico para sus intereses”. Carrier insiste en que “los celulares no son la amenaza sino las redes 5G, que van a conectar no sólo teléfonos sino todo tipo de dispositivos”, como autos, heladeras y también equipamiento de seguridad.

El analista sostiene que no se trata de un enfrentamiento por el liderazgo global. “Más que supremacía, los Estados Unidos tratan de impedir que China, su rival, pueda manejar sus propias redes”. Hay otro obstáculo. Las redes 5G se instalan sobre las existentes.“En Europa, al igual que en la Argentina, Huawei está muy presente”, finalizó Carrier.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS