Matteo Salvini endurece aún más la política migratoria

Internacionales
Lectura

El gobierno italiano aprobó este miércoles un decreto que endurece su política migratoria e introduce multas de entre 10.000 y 50.000 euros para las organizaciones no gubernamentales que participen de rescates

en el mar Mediterráneo. Por otra parte, la capitana alemana de una nave enuncio que enfrenta un juicio en Italia que podría terminar “con una condena de hasta veinte años de prisión y multas horrendas” por “haber salvado a miles de migrantes de morir ahogados”.

El decreto, impulsado por el ministro del Interior y hombre fuerte del gobierno populista, Matteo Salvini, abarca temas de seguridad e inmgración. Endurece las condiciones para quienes solicitan asilo, limita la protección a los migrantes vulnerables y facilita las expulsiones.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Salvini, quién logró una resonante victoria en las elecciones para renovar el Parlamento Europeo el 26 de mayo, ha consolidado su poder frente al socio populista Movimiento 5 Estrellas, que antes rechazaba y ahora apoya las medidas conocidas como Seguridad bis.

Salvini eplicó que las normas tienen tres fines concretos: “La lucha contra la inmigración clandestina, tema central del Comité para el Orden y Seguridad que se reunió esta mañana, y registra notables avances”.

Uno de los aspectos más controvertidos del decreto es la supresión de la protección humanitaria, que hasta ahora se concedía hasta a un tercio de los solicitantes de asilo (ANSA).

Uno de los aspectos más controvertidos del decreto es la supresión de la protección humanitaria, que hasta ahora se concedía hasta a un tercio de los solicitantes de asilo (ANSA).

El ministro del Interior dijo que ademas de las medidas destinadas a los migrantes, hay otras que endurecen las sanciones “para quienes actúen con cascos, bastones o palos contras las fuerzas del orden”.

Señaló que también las normas contemplan la asunción de 800 hombres y mujeres administrativos para las oficinas judiciales”.

Este refuerzo de personal de seguridad “costó 28 millones de euros para ejecutar las penas de los condenados definitivamente, que sólo en Nápoles y provincia son 12 mil”, detacó Salvini.

Uno de los aspectos más controvertidos del decreto es la supresión de la protección humanitaria, que hasta ahora se concedía hasta a un tercio de los solicitantes de asilo.

La protección humanitaria será sustituida por un permiso de residencia de un año solo para casos extremos como urgencias sanitarias y desastres naturales en el país de origen.

El decreto debe ser contra firmado por el presidente Mattarella en sesenta días para entrar en vigor. “No tenemos ninguna intención de buscar distintas mayorías. Este es el único gobierno posible”, concluyó el ministro.

El decreto introduce multas para las ONG que participen en las operaciones de rescate. Los barcos privados que ignoren las órdenes de no entrar en las aguas territoriales italianas tendrán que pagar entre 10.000 y 50.000 euros de multa. Si las violaciones se repiten será incautada la embarcación.

Medicos sin Fronteras y la organización SOS Mediterranea, hicieron hoy un balance de “un año de puertas cerradas a las naves humanitarias” impulsada por el ministro del Interior Matteo Salvini (ANSA).

Medicos sin Fronteras y la organización SOS Mediterranea, hicieron hoy un balance de “un año de puertas cerradas a las naves humanitarias” impulsada por el ministro del Interior Matteo Salvini (ANSA).

El decreto fue aplazado varias semanas por las dudas del presidente Mattarella y críticas de las Naciones Unidas respecto a su constitucionalidad.

Medicos sin Fronteras y la organización SOS Mediterránea, hicieron hoy un balance de “un año de puertas cerradas a las naves humanitarias” impulsada por el ministro del Interior Matteo Salvini.

En este período, denunciaron las ONG, 1.151 migrantes murieron en el Mediterráneo central y alrededor de diez mil fueron devueltos forzosamente a Libia.

Ya fue denunciado un caso contra una nave alemana de ayuda humanitaria. La capitana del barco, Pía Klemp, dijo que la tripulación había rescatado a miles de migrantes de morir ahogados en el Mediterráneo, hasta que en el verano de 2017 la nave fue secuestrada en el puerto de Lampedusa, extremo sur de Italia frente a las costas africanas.

Matteo Salvini no quiere más inmigrantes que llegue por el Mediterráneo a Italia (AP).

Matteo Salvini no quiere más inmigrantes que llegue por el Mediterráneo a Italia (AP).

Klemp y miembros de la tripulación han sido acusados de fomentar la inmigración ilegal y dijo que enfrenta una condena “hasta de veinte años de prisión y multas horrendas”.

“Estamos ante un juicio que se ha convertido en un espectáculo de un año de duración”, dijo la capitana Klemp.

“Me niego a creer que vivimos en una Europa en la que para salvar vidas necesitadas tienes que ir a la cárcel". Klemp dijo que tiene intención de llevar el caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

GML