Boris Johnson lanza su campaña para suceder a Theresa May y advierte: "Debemos irnos de la Unión Europea el 31 de octubre"

Internacionales
Lectura

Boris fue Boris en el lanzamiento de su campaña oficial para conseguir el liderazgo del partido conservador y alcanzar su ambición: ser el próximo primer ministro británico. Como favorito en

el combate entre 10 candidatos y en los sondeos, Boris Johnsondijo, sobre el Brexit, que él no desea un No Acuerdo con la Unión Europea el próximo 31 de octubre. Pero que debe prepararse “vigorosa y seriamente” para irse sin él, como un instrumento de negociación.

Cuando hablaba, la Cámara de los Comunes británica se preparaba para impedir que no pudiera prosperar un no acuerdo (una salida del Reino Unido de la Unión Europea de manera no consensuada con Europa), como el que Johnson estaba buscando como amenaza ante la UE.

Frente a diputados y periodistas en Westminster, Boris lanzó oficialmente su campaña, un día después que los demás. Aseguró que la sobrevivencia del partido conservador depende de esa posición sobre el No Acuerdo si no quiere ser un objeto en extinción.

“Yo no voy a subestimar las complejidades y desafíos que tenemos enfrente. Tengo una larga experiencia de manejar dificultades de corto plazo con la expectativa y la confianza de conseguir éxito en el largo plazo”

“Yo no voy a subestimar las complejidades y desafíos que tenemos enfrente. Tengo una larga experiencia de manejar dificultades de corto plazo con la expectativa y la confianza de conseguir éxito en el largo plazo”

Boris Johnson

Candidato a primer ministro británico
Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Este ex alcalde de Londres, que creció y se educó en Bruselas porque su padre era funcionario europeo cuando él era chico y luego fue corresponsal de The Times y The Daily Telegraph frente a las instituciones europeas, expresó su determinación a irse de la UE el próximo 31 de octubre, con o sin acuerdo. Describió las negociaciones de una manera muy británica: “un cruce de calles amarillo, donde no se puede avanzar ni retroceder”.

Aunque está convencido que “un nuevo gobierno, con un nuevo mandato, un nuevo optimismo” puede irse de la UE con “un acuerdo enmendado” , y no el negociado por la renunciante primer ministra Theresa May.

“En el país hay un humor de desilusión, de desesperación ante nuestra habilidad de hacer las cosas. Cuando más largo sea, peor será el riesgo de contaminación y de real pérdida de confianza porque la gente de este país merece algo mejor de sus líderes”, expuso.

En un país dividido por el Brexit transversalmente, más allá de los partidos e ideologías, Boris llamó a unir a Gran Bretaña, que está amenazada por la desintegración del reino, con la partida de Escocia si gana el referéndum de la independencia, y de Gales.

Prendedores de apoyo a la candidatura del exministro británico de Exteriores Boris Johnson./ EFE

Prendedores de apoyo a la candidatura del exministro británico de Exteriores Boris Johnson./ EFE

“Ahora es el tiempo de unir al país y a esta sociedad”, dijo.” Y nosotros no podemos comenzar esta tarea hasta que no libremos el pedido primario de esta gente, la gran cosa que ellos nos piden ahora. Después de tres años y dos fechas perdidas, debemos irnos de la Unión Europea el 31 de octubre” propuso.

Boris cree que el gobierno puede mejorar el acuerdo que “ha sido rechazado tres veces por el Parlamento. Yo no estoy apuntando a una salida con No Acuerdo. No creo que podemos terminar con semejante cosa. Pero es la única manera responsable 'prepararnos vigorosamente y responsablemente para ello”, continuó.

“Solo si nosotros tenemos las agallas y el coraje de estar listos para ello es que vamos a avanzar con convicción en Bruselas y concretar el acuerdo que necesitamos. Retrasar significa derrota, retrasar significa Corbyn, patear la lata otra vez, y nosotros pateamos el balde”, describió.

“Yo no voy a subestimar las complejidades y desafíos que tenemos enfrente. Tengo una larga experiencia de manejar dificultades de corto plazo con la expectativa y la confianza de conseguir éxito en el largo plazo”, dijo.

Boris Johnson./ AFP

Boris Johnson./ AFP

Controvertido, acusado de ser un periodista deshonesto a la hora de escribir declaraciones de supuestos entrevistados porque las inventa, haragán, racista, oportunista y playboy, Boris es una figura que divide a su partido y a los británicos. Lo quieren o lo odian.

A diferencia de los ultraderechizados Tories, ideológicamente Boris es más centrista y pro inmigrantes que sus pares. Su familia parece arrancada de la ONU: con un abuelo primer ministro turco que se britanizó el apellido por conveniencia, una ex mujer india, una cuñada afgana, una hermana pro europea periodista y candidata a diputada liberal demócrata, un hermano ecologista, Alexander Boris de Pfeffel Johnson apoya una amnistía para los inmigrantes, que es una mala palabra en su partido.

El diputado Brexiteer y ex alcalde de Londres explicó que el voto por Brexit no era sobre democracia o la inmigración. ”La gente quiere ser escuchada”, dijo. ”Ellos quieren sentirse parte del país. Quieren que sus preocupaciones sean importantes para los líderes del país como la de esos gurúes tecnológicos metropolitanos”.

La sorpresa de su lanzamiento fue la cantidad de diputados conservadores que estaban y nunca lo habían apoyado antes. Y la inmensa presencia de la prensa, que preguntó con dureza y Boris consiguió no responder ninguna pregunta directamente.

El exministro británico de Exteriores Boris Johnson contesta preguntas./ EFE

El exministro británico de Exteriores Boris Johnson contesta preguntas./ EFE

Rechazó renunciar si Gran Bretaña continúa en la UE después de su nueva fecha límite: el 31 de octubre. Advirtió que no sería fácil pero que su equipo de ministros (y no funcionarios púbicos ,como el caso de Theresa May) llevarían adelante las negociaciones.

Paradójicamente Boris es anti UE pero no anti europeo. Habla nueve idiomas del continente fluidamente (incluido latín) y propone “un nuevo europeísmo, un nuevo conservadurismo con sentido europeo”. Aclaró que las relaciones bilaterales se han deteriorado al igual que la enseñanza de lenguas extranjeras, y que es tiempo “de intensificar el partenariado” con Europa. El diario francés Le Monde advirtió en un editorial sobre “el peligro Boris Johnson” y su toxicidad para la UE si es elegido primer ministro .

El lanzamiento de las candidaturas conservadoras se ha convertido en una catarata de confesiones de los protagonistas con las drogas. Estos hijos de los años 60 han probado hachís, cocaína, marihuana, opio, casi sin distinciones. Incluido Boris.

Boris rechazó confirmar si había tomado cocaína cuando era un estudiante. Solo dijo que tenía 19 años entonces. “Vamos a focalizarnos en que es el conservadurismo y que podemos hacer”, respondió, al huir de una respuesta concreta. En su “mea culpa”, solo confesó haber violado las 70 millas por hora impuestas en las rutas británicas.

Los neologismos y declaraciones políticamente incorrectas de Boris lo han hecho tan detestado por unos como idolatrados por otros. Calificó a las mujeres en burka como ”buzones” recientemente Reconoció que “el yeso cae del techo” a veces cuando él habla. Aunque va a seguir hablando directamente como hasta ahora. “Perdón por esto”, aclaró.

Separó al Brexit de la economía británica. “El dinamismo comercial del pueblo británico lo ha aislado de la crisis de nuestra política”, observó.

Boris rechazó ser inconsistente con el Brexit y estar cambiando versiones o que su carácter fuera voluble y no estuviera preparado para ser primer ministro. Eran sus colegas periodistas los que dudaban de su capacidad y coherencia.

“¿Puede el país tener confianza en usted?”, le preguntaron.

"Sí”, respondió Boris y todos rieron, incluidos los diputados que lo apoyaban.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS