El Partido Popular recupera el poder en Madrid con la ayuda de la ultraderecha

Internacionales
Lectura

El conservador Partido Popularrecuperó este sábado el poder en Madrid después de cuatro años, con la a elección como alcalde de José Luis Martínez Almeida, gracias a los votos

de la fuerza de ultraderechista Vox, un giro que se vio también en otras ciudades de España y que provocó preocupación entre los socialdemócratas y la izquierda.

Tres semanas después de las elecciones municipales en España y de negociaciones ininterrumpidas, Martínez Almeida fue votado en el cargo con el apoyo de los concejales de Ciudadanos (centroderecha) y Vox.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El PP firmó el viernes un acuerdo de gobierno con Ciudadanos, cuya candidata, Begoña Villacís, será la vicealcaldesa, pero no tenía mayoría suficiente, por lo que necesitaba el apoyo de los cuatro concejales de Vox, que negociaron hasta última hora con el PP, ya que Ciudadanos se negó a sentarse con ellos.

El hecho de que los liberales acepten los votos de Vox para gobernar, pero insistan en que solo pactan con el PP, no ha sido nuevo en Madrid y repite la fórmula que usaron el pasado mes de enero en la formación del gobierno regional de Andalucía.

El ahora alcalde de Madrid, José Luis Martinez Almeida, saluda a la candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís, quien le dio su apoyo para asumir el gobierno local./EFE

El ahora alcalde de Madrid, José Luis Martinez Almeida, saluda a la candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís, quien le dio su apoyo para asumir el gobierno local./EFE

Madrid, por su valor simbólico de capital española, ha sido una de las plazas que se han disputado más duramente los dos bloques políticos, el centroderecha y la izquierda.

El líder del PP, Pablo Casado, que asistió este sábado a la toma de posesión de Martínez-Almeida, aseguró que es "el alcalde que merece una gran ciudad como Madrid.

Por su parte, la vicepresidenta de Gobierno español, Carmen Calvo, consideró "muy lamentable" el acuerdo alcanzado por el PP y Vox en Madrid.

El acuerdo entre el Partido Popular, Vox y Ciudadanos para gobernar Madrid es un golpe para el jefe del gobierno socialista de España, Pedro Sánchez. /EFE

El acuerdo entre el Partido Popular, Vox y Ciudadanos para gobernar Madrid es un golpe para el jefe del gobierno socialista de España, Pedro Sánchez. /EFE

Martínez Almedia reemplaza a Manuela Carmena, una ex jueza electa en 2015 por una plataforma de partidos de izquierda alternativa a los socialistas, una fórmula que se había repetido entonces en otras grandes ciudades españolas, como Barcelona, Valencia o Zaragoza, que se presentaban como "los ayuntamientos del cambio".

En las elecciones del pasado abril, la lista encabezada por Carmena ganó los comicios, pero no con mayoría suficiente como para gobernar la capital española.

En total, 30 concejales votaron a Martínez Almeida en la sesión constituyente en el ayuntamiento, uno más que la mayoría absoluta necesaria. Así, el PP gobernará la capital española con Ciudadanos y el apoyo de Vox. Un acuerdo similar de los tres partidos se ha alcanzado en por lo menos otro ayuntamiento, un cambio mayúsculo si se tiene en cuenta que un año atrás la fuerza de ultraderecha era marginal.

Luego de la votación, Pepu Hernández, candidato del Partido Socialista para el ayuntamiento de Madrid, fustigó al PP y Ciudadanos por acordar con Vox."Nos van a escuchar las veces que sea menester lamentar que hayan decidido otorgar a una fuerza como Vox la capacidad para decidir y condicionar el gobierno de la ciudad mas importante de España, una de las mas importantes el mundo", dijo.

También el presidente francés Emmanuel Macron advirtió a Ciudadanos que los pactos con Vox podrían afectar a la alianza que mantiene con el partido español en el Europarlamento.

"No podemos ignorar lo que pasa a nivel nacional y local porque no es anécdotico", estimó una fuente de la presidencia francesa.

"Una plataforma conjunta entre Ciudadanos y la extrema derecha pondría en tela de juicio la cooperación política para construir un grupo centrista renovado en la Unión Europea", según la misma fuente.

El PP y Ciudadanos ya han firmado un acuerdo de unos 80 puntos sobre el modo en que quieren gobernar la capital española.

Uno de esos puntos es la revisión de Madrid Central, un sistema de restricción del tránsito en el centro de la ciudad implementado por Carmena.

Las restricciones, con las que se espera reducir las emisiones de gas en un 40% alentando a la ciudadanía a utilizar el transporte público o bicicletas, dejan a los conductores fuera del centro de la ciudad, o los multan en caso de ingresar.

También en otras capitales española fue clave el acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox, para hacerse con las alcaldías, después de que Ciudadanos se decantara por priorizar los acuerdos con el Partido Popular y no con los socialistas (PSOE).

El hecho de que los liberales acepten los votos de Vox para gobernar en los ayuntamientos, pero insistan en que solo pactan con el PP, no ha sido nuevo, ya que repite la fórmula que usaron el pasado mes de enero en la formación del Gobierno regional de Andalucía.

Barcelona, entre la izquierda y los separatistas

En el caso de Barcelona, capital de la región de Cataluña y la segunda ciudad más poblada de España, la disputa por la alcaldía ha sido entre la actual regidora, Ada Colau, cabeza de una coalición de izquierda Barcelona en Común, y los republicanos independentistas de izquierda (ERC), con los mismos concejales, aunque más votos.

Tras un acuerdo entre Colau y los socialistas, se despejó el camino para la reelección de la alcaldesa, aunque aún no tiene mayoría suficiente, por lo que necesita el apoyo de la candidatura liberal encabezada por el exprimer ministro francés Manuel Valls.

Fuente: EFE y AFP

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS