Tensión en Brasil, con denuncias de amenazas y enojos del presidente Bolsonaro

Internacionales
Lectura

El Senado que denunció amenazas contra sus miembros y la carga del presidente Jair Bolsonaro contra el presidente del banco estatal BNDES agregaron este sábado más agitación en Brasil.

El presidente

del Senado, Davi Alcolumbre, denunció que legisladores de esa cámara reciben amenazas por defender la anulación de un decreto de Bolsonaro para flexibilizar la posesión de arma. El jefe de Estado había prometido en su campaña electoral facilitar el acceso a armamentos a los “ciudadanos de bien”.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Randolfe Rodríguez, uno de los senadores contrario al decreto, denunció amenazas telefónicas y por whatsapp de supuestas “milicias digitales” que actuarían al servicio del gobierno. Alcolumbre, quien fue electo con apoyo del gobierno, aseguró que es preocupante que el derecho y el deber del ejercicio de la actividad parlamentaria, legitimada por el voto, “sean restringidos por medios cobardes” que “afrontan la seguridad de los parlamentarios”.

Por Twitter, en tanto, Bolsonaro llamó a los brasileños a reclamar a los senadores para mantener vigente su decreto y convertirlo en ley. La norma flexibiliza las compras, el registro, la posesión, el porte y las ventas de armas y municiones. Será votada el martes.

En caso de que sea aprobada la objeción pierden “los buenos ciudadanos, que difícilmente tendrán el derecho de comprar legalmente sus armas. Reclamen a los senadores de su Estado”, escribió el mandatario.

Bolsonaro, también, en declaraciones a periodistas, abrió otro frente en la economía al sostener que estaba harto del presidente del estatal de fomento Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), Joaquim Levy, un economista liberal que ocupó brevemente el cargo de ministro de Hacienda durante el gobierno de Dilma Rousseff.

“Ya estoy hasta aquí de Levy”, dijo Bolsonaro, quien pidió la salida de un alto funcionario del banco, una de las mayores entidades de crédito de América Latina. “Yo le dije (a Levy). Eche a ese señor (en alusión a uno de los responsables del área de Mercado de Capitales del banco), o te echo a vos sin pasar por (el ministro de Economía) Paulo Guedes”, agregó el presidente.