Donald Trump lanzó su campaña en busca de la reelección exaltando la economía y criticando a los medios

Internacionales
Lectura

Amparado por indicadores económicos positivos y confiado en la fidelidad de su partido, Donald Trump lanzó este martes, en un acto multitudinario en Florida, su campaña por la reelección en

los comicios presidenciales de 2020 en Estados Unidos. Señal de largada para una contienda que se prevé agresiva y con final impredecible.

"Las noticias falsas no lo reportan, pero el entusiasmo republicano está en su momento más alto", escribió en Twitter el mandatario horas antes del acto en el Amway Center de Orlando, que colmó su capacidad de 20.000 personas.

El magnate inmobiliario, que de manera sorpresiva capturó el Partido Republicano y la presidencia en 2016 como un "outsider" enfrentado al statu quo, ahora busca presentarse nuevamente como un político rebelde. Pero esa imagen será mucho más difícil de vender desde la Casa Blanca.

Donald Trump llegó este martes a la tarde a Orlando, Florida, junto a su esposa Melania, para el gran acto de presentación de su carrera por la reelección. /AP

Donald Trump llegó este martes a la tarde a Orlando, Florida, junto a su esposa Melania, para el gran acto de presentación de su carrera por la reelección. /AP

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En el masivo acto de este martes, el presidente trató de establecer una conexión entre las promesas de su primera candidatura y sus objetivos para un segundo mandato. Sus promesas de sacudir las instituciones son ahora más que un compromiso abstracto, aunque complicado por sus turbulentos primeros 29 meses en la presidencia.

Trump ha estado en el cargo por más de dos años, viaja en el avión presidencial y cambia el curso de la historia con un tuit o una firma. No será fácil presentarse como un hombre ajeno al mundillo de la política.

"Nos enfrentamos al establishment político fallido y restauramos el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo", dijo el mandatario en un video lanzado por su campaña el lunes. "Es el pueblo, ustedes son el pueblo, ustedes ganaron la elección", agregó.

Ese tono populista fue el tema central de su aventura política inicial, cuando el empresario candidato atrajo a votantes desilusionados que se sentían perjudicados por la dislocación económica y los cambios demográficos. Y él no tiene intención de abandonarlo, pese a que es el rostro de las instituciones que dice querer desafiar.

Los que llevan su campaña de reelección consideran que su versión del populismo, combinada con su lema de "drenar el pantano", aún tiene eco, pese a los estrechos lazos de su gobierno con lobbies y empresas, y los intentos de la familia Trump de beneficiarse de la presidencia.

"Aún no es visto como un político", dijo Jason Miller, principal asesor de comunicaciones de Trump en 2016. "Los votantes no lo definen por el partido, lo definen por sus políticas y su mensaje de sacudir el statu quo en Washington. Es la principal razón por la que ganó en estados tradicionalmente demócratas en 2016", interpreta.

Miles de seguidores de Trump colmaron este martes el enorme Amway Center, en Orlando, para apoyar su candidatura. /AP

Miles de seguidores de Trump colmaron este martes el enorme Amway Center, en Orlando, para apoyar su candidatura. /AP

Pero los demócratas pronostican que Trump no conseguirá mantener la imagen de recién llegado a la política.

Encuestas desfavorables

Mientras Trump se preparaba para encabezar el acto de lanzamiento de campaña para su reelección, se conoció una nueva encuesta que lo muestra por detrás de seis precandidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos.

El sondeo de la Universidad de Quinnipiac difundido este martes, y realizado entre votantes de Florida -justamente el estado elegido por el mandatario para su primer acto como candidato a la reelección-, refleja que en una eventual carrera entre Trump y el ex vicepresidente Joe Biden el republicano se ubica 9 puntos porcentuales debajo: el demócrata tendría un 50%, contra el 41% del actual presidente.

El otro gran favorito entre los demócratas, el senador por Vermont Bernie Sanders, obtiene en Florida el 48% de intención de voto, una cifra que confirma su segunda posición entre los votantes de partido a nivel nacional, mientras que en ese eventual escenario Trump suma el 42%.

La encuesta de Quinnipiac, realizada a 1.279 votantes de Florida entre los días 12 y 17 de junio, y con un margen de error de de unos 3,3 puntos porcentuales, muestra que el presidente y principal contendiente republicano está por debajo de otros aspirantes demócratas, aunque con un margen algo más estrecho.

Así, la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren aventaja a Trump por 4 puntos (47%-43%), mientras que la senadora por California Kamala Harris suma un punto más (45%-44%), la misma diferencia que le sacan el ex congresista por Texas Beto O'Rourke (45%-44%) y el alcalde de la ciudad de South Bend (Indiana) South Bend Mayor Pete Buttigieg (44%-3%), números que en realidad muestran un virtual empate.

Fuente: agencias