En el Senado, Sergio Moro dice que los chats divulgados buscan anular las condenas a corruptos en Brasil

Internacionales
Lectura

Anular condenas a corruptos, obstaculizar el combate a la corrupción que encarceló a políticos y empresarios poderosos y atacar el Poder Judicial. El ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil

y ex juez, Sergio Moro, dijo en el Senado que esos son los objetivos de la divulgación por el sitio The Intercept de supuestos chats que sugieren que actuó con parcialidad al condenar en 2017 a nueve años y medio de cárcel al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Moro, quien reiteró que no reconoce la autenticidad de las conversaciones publicadas por el medio que calificó como “un aliado de hackers delincuentes”, se presentó voluntariamente ante la Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) del Senado, en la que escuchó elogios y críticas de 40 senadores, algunos investigados por el Lava Jato.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La decisión de Moro de presentarse en el Senado siguió a la publicación de The Intercept, crítico del gobierno de Jair Bolsonaro, de tres tandas de mensajes supuestamente intercambiados por el ex juez y fiscales que sugieren una cercana colaboración entre el entonces magistrado y quienes acusaron a Lula, lo que la ley brasileña prohíbe.

“El combate a la corrupción se hizo con la aplicación imparcial de la ley. Se busca invalidar condenas, obstaculizar investigaciones en curso o simplemente atacar a las instituciones brasileñas”, dijo Moro. “Esto es un fake escándalo, la montaña parió un ratón”, aseguró el ex juez parafraseando al poeta latino Horacio.

The Intercept publicó nuevos mensajes atribuidos a Moro y los fiscales que sugirieron preocupación para que investigaciones anticorrupción no alcancen al ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2003) y también para demostrar imparcialidad.

“Me siento perplejo por tener hablar tanto de este tema, no merecía tanta atención”, dijo el popular ministro con el tono monocorde que mantuvo en las casi nueve horas que duró su presentación. También aseguró que “si se comprueban irregularidades, me voy del cargo”.

Afuera del Congreso, simpatizantes del ex juez colocaron un gran Superman inflable con la cara de Moro y una leyenda: “Queremos tener Lava Lato, Sergio Moro y corruptos presos”.

Sergio Moro en el Senado. AP

Sergio Moro en el Senado. AP

En la víspera de un feriado en Brasil, los senadores, muchos con vuelos marcados para volver a sus estados, prefirieron no interrumpir la audiencia ni para almorzar, por lo que de a ratos varios fueron a una sala contigua a comer chipás y otros bocados típicos.

El ministro dijo que “no hubo colusión ni convergencia” con los fiscales que acusaron a Lula y recordó que el Lava Jato demostró que “hubo una captura del Estado por intereses privados corruptos”, enfatizando que la divulgación “sensacionalista” de los chats obtenidos de una fuente anónima proviene de ataques de hackers a teléfonos de autoridades, lo que configura un ataque a las instituciones.

Además de críticas Moro escuchó elogios, entre ellos los del excéntrico senador Jorge Kajuru, quien llamó al ex juez “mi ídolo” y pidió a The Intercept, al que definió como “anencefálico”, que “también me hackee, como Moro no tengo nada que esconder, no tengo ni amante”.

Ajeno a las discusiones, el mercado financiero de San Pablo tuvo un día de gloria: por primera vez en la historia el Índice Bovespa cerró por encima de 100.000 puntos, con los inversores optimistas con la aprobación de la reforma previsional en el Congreso.

PB

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...