Gran Bretaña se aleja de Doald Trump y defiende el pacto nuclear con Irán

Internacionales
Lectura

En plena crisis con Donald Trump por la filtración de cables diplomáticos y aislada por el Brexit, Gran Bretaña se erigió en la gran defensora del acuerdo nuclear con Irán, que

apoyan Francia y Alemania.

Después de una llamada telefónica inesperada de su par iraní Javad Zarif, el sábado, el canciller británico y aspirante a ser el próximo primer ministro, Jeremy Hunt, dijo que un fracaso del acuerdo con Irán representa “una amenaza existencial”. Un mensaje que llevó a Bruselas, para lo cual interrumpió su campaña electoral y desechó enviar un ministro junior.

“Irán está a un buen año de desarrollar un arma nuclear”, dijo Hunt. “Pensamos que existen todavía algunas ventanas cerradas pero pequeñas para mantener el acuerdo vivo”, declaró, tras su diálogo con el canciller iraní.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Las declaraciones de Hunt se produjeron luego de que Irán aumentará su producción de enriquecimiento de uranio por encima de lo acordado, al ritmo de las nuevas sanciones norteamericanas, cuando Donald Trump rechaza el acuerdo.

Hunt cree que si Irán desarrolla un arma nuclear, otros países de la región lo imitarán y el caso llevará a una “muy tóxica y peligrosa situación”. “Nosotros estamos totalmente comprometidos a mantener a Medio Oriente desnuclearizado”, dijo Hunt. Una opinión que comparte con Francia y Alemania. El acuerdo alivia las sanciones si Irán reduce el enriquecimiento.

La nueva ofensiva de Gran Bretaña, Francia y Alemania llega despues que el Mail On Sunday hizo otra filtración de un cable secreto de Sir Kim Darroch, el ex embajador británico en Washington. Se refiere a la visita del entonces canciller Boris Johnson a Washington para tratar de convencer a Donald Trump de no retirarse del acuerdo nuclear con Irán. Llega a una terrible conclusión: el presidente lo anuló por razones personales e ideológicas, en un acto de “vandalismo diplomático” contra Barack Obama.

Quedó en evidencia que había serias divergencias por el acuerdo nuclear en la Casa Blanca, especialmente de parte de Mike Pompeo, que no conseguía convencer a Trump. El vicepresidente Mike Pence fue quien le reveló la estrategia. ”No queremos la guerra”, dijo. Trump quería un nuevo acuerdo, que incluyera todo y fuera más amplio que el actual. Un empezar de nuevo y no permitir la injerencia de Irán en la región ni en Siria, ni en Yemen ni en Líbano y firmado por Estados Unidos.

El entusiasmo del canciller británico Jeremy Hunt en resucitar el acuerdo nuclear iraní está siendo apoyado por los europeos, especialmente por Emmanuel Macron, Angela Merkel y Holanda. En un comunicado conjunto Francia, Gran Bretaña y Alemania urgieron “a Estados Unidos e Irán a hacer una pausa y considerar las posibles consecuencias de sus acciones”.

“Nosotros tenemos otra visión de como mantener a Medio Oriente desnuclearizado”, dijo Hunt. ”La cosa que nosotros acordamos con los norteamericanos en esto es que las soluciones a largo plazo a las tensiones en Medio Oriente es un Irán que cese sus actividades de desestabilización”, insistió. “Lo que Estados Unidos sabe es que nosotros lo consideramos nuestros más cercano aliado. Esta es una de las raras ocasiones donde no estamos de acuerdo. Pero esto no significa que no trabajemos cerca con ellos en la búsqueda de paz”, dijo Hunt.

La crisis entre Gran Bretaña, Estados Unidos e Irán escala peligrosamente. El estrecho de Ormuz y su poder estratégico puede ser el desencadenante de un conflicto de impredecibles consecuencias. Después que los comandos marinos británicos asaltaran un barco iraní frente a Gibraltar, que llevaba dos millones de barriles de petróleo sirio, las lanchas iraníes intentaron bloquear un carguero británico.

El gobierno británico desplazó dos destructores para acompañar a sus barcos en el Estrecho. Gran Bretaña ha fortalecido su presencia militar pero no formará parte de la coalición marítima internacional propuesta por el presidente de los Estados Unidos a sus aliados en la región para garantizar el paso del estrecho y frenar a Irán. Una difícil decisión para los británicos, con el actual conflicto con Trump .

El fondo de esta crisis iraní británica es la intervención de los comandos británicos en la captura del Grace One, que fue interceptado por orden de Gibraltar. Pero el canciller iraní se comunicó el sábado con su par británico diciendo que no quieren escalar el conflicto. “Yo le expliqué que nuestra preocupación era el destino y no el origen del petróleo y que Reino Unido facilitará su liberación si nosotros tenemos garantías de que él no será enviado a Siria, en un procedimiento regular delante de la justicia de Gibraltar”, dijo Hunt en un Twitter.

En un comunicado, el canciller iraní indicó a Hunt que “Irán tiene derecho a exportar petróleo” y “espera que los resultados de la investigación judicial de Gibraltar conduzcan a la liberación del petrolero a la brevedad posible”. Según Teherán, Zarif dijo a Hunt que Irán “continuará exportando su petróleo en todas circunstancias”. Y aseguró que “el destino del navío en el Mediterráneo oriental” era “legal” y llamó a las autoridades británicas “a poner fin a esta secuestro ilegal”.

La llamada del canciller iraní fue sorpresiva, pero un producto de las discretas negociaciones de toda la semana entre Irán y Gran Bretaña.

PB

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...