Más de 6.000 juicios en Turquía por "insultar al presidente"

Internacionales
Lectura

La dirigente en Estambul del Partido Republicano del Pueblo (CHP, socialdemócrata, en la oposición), Canan Kaftancioglu, defendió este jueves su inocencia frente a la acusación de insultar al presidente turco, el

islamista Recep Tayyip Erdogan, un cargo por el que la Fiscalía pide hasta 17 años de cárcel. El suyo es uno de los más de 6.000 casos abiertos en la Justicia de Turquía por la misma causa.

Canan Kaftancioglu, líder del opositor Partido Republicano del Pueblo, saluda a seguidores este jueves en Estambul, tras declarar en el juicio por supuestos "insultos" contra el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. /AFP

Canan Kaftancioglu, líder del opositor Partido Republicano del Pueblo, saluda a seguidores este jueves en Estambul, tras declarar en el juicio por supuestos "insultos" contra el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. /AFP

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Kaftancioglu está inculpada también de "incitar al odio" y hacer propaganda de una organización terrorista, todo ello por mensajes escritos en Twitter entre 2012 y 2017.

La política de 47 años, médico forense de formación, recordó que la primera investigación judicial contra ella se abrió en enero de 2018, dos días después de que fuera nombrada jefa del CHP en la provincia de Estambul.

El caso se formalizó en los tribunales durante la campaña de las elecciones municipales en Turquía, en las que el CHP ganó en las grandes ciudades del país, incluidas Ankara y Estambul, y la primera sesión se celebró en junio.

"Nunca he insultado el cargo del presidente. He criticado la actitud de Erdogan como líder del AKP", dijo Kaftancioglu en su defensa, al recordar que la reforma impulsada por el presidente turco y aprobada en 2016 anula la imparcialidad del jefe de Estado y le permite dirigir un partido.

La Fiscalía pide entre 4 y 17 años por los tuits, cuyo contenido exacto no se ha dado a conocer, dado que su difusión podría motivar nuevas acusaciones contra quienes los reprodujeran.

La defensa rechazó el caso entero por político y pidió al tribunal archivarlo, pero los jueces aceptaron el escrito de acusación y aplazaron la siguiente vista al 6 de septiembre.

Kaftancioglu es considerada la "arquitecta detrás de la victoria de Ekrem Imamoglu", el nuevo alcalde de Estambul, que ha puesto fin a 25 años de gobiernos islamistas en la ciudad.

La ONG Human Rights Watch denunció en un informe en 2018 el gran aumento de las acusaciones por "insultar al presidente" y acusó al gobierno turco de no respetar el "derecho a la libertad de expresión".

Desde que Erdogan asumió la jefatura del Estado en agosto de 2014, el número de casos por "insultar al presidente" no para de crecer: el año que tomó posesión se abrieron 132 juicios, una año más tarde ya eran 1.953, en 2016 ascendieron a 4.187, y en 2017 a más de 6.000.

En julio de 2018 la Fiscalía de Ankara acusó a 72 miembros del partido opositor CHP por "insultar al presidente", por pedir libertad de expresión en sus cuentas de Twitter y hacer alusión a otro caso abierto por la misma causa.

Agresiones a periodistas

No sólo los políticos opositores son perseguidos en Turquía. Los periodistas tampoco la tienen fácil, según denuncian organizaciones internacionales.

Hakan Denizli, fundador del diario Egemen de Aldana, en el sur de Turquía creía haber pasado lo peor, luego de haber sufrido 28 agresiones a puñetazos o patadas. Pero en mayo le dispararon cuando llevaba a su nieto de cuatro años al jardín de infantes.

"Me subía al auto, la ventanilla estaba baja. Ellos vinieron, me dispararon y se fueron", cuenta fríamente el periodista.

Lejos de ser un caso aislado, la agresión de Denizli es parte del recrudecimiento de la violencia contra los periodistas en Turquía, con seis ataques en el mismo número de semanas en la primavera pasada. Muchos señalan a la clase política.

Turquía ocupa el puesto 157 de la libertad de prensa en la lista de Reporteros sin Fronteras (RSF), que denuncia que las agresiones suelen no ser castigadas ni condenadas.

Una demanda de investigación parlamentaria de los ataques de las últimas semanas fue rechazada por el partido en el poder y su aliado nacionalista MHP.

Un abierto detractor del gobierno, Yavuz Selim Demirag, del diario Yeniçag, fue apaleado el 10 de mayo frente a su casa por un grupo armado con bates de béisbol, que lo dejaron con parte de la caja toráxica fracturada.

"Cuando estornudo, toso o me levanto, me duele", cuenta.

El periodista de 61 años responsabiliza a un anuncio publicado en una página por el MHP en varios periódicos el año pasado.

El texto mencionaba el nombre de periodistas bajo el título "Calumnias, denuncias, acusaciones". Dos de los periodistas nombrados, entre ellos Demirag, fueron atacados.

La Fiscalía dice investigar, pero seis sospechosos fueron liberados poco después de ser arrestados.

"Ser periodista en Turquía es difícil, atacar periodistas es heroico", deplora Demirag.

Periodistas de oposición están sometidos a una presión permanente de las autoridades judiciales.

Un mes después de haber sido atacado, Demirag fue brevemente encarcelado tras acusado de insultar al presidente Erdogan el año pasado. Actualmente está en libertad condicional.

Fuente: EFE y AFP

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS