Jair Bolsonaro insiste en que hay una "campaña contra la soberanía" de Brasil en la Amazonia

Internacionales
Lectura

El presidenteJair Bolsonarocriticó el sábado a los brasileños que no son capaces de ver una campaña internacional contra la soberanía de su país en la Amazonia y reprodujo un

antiguo video de un ex alto jefe militar que habló sobre la supuesta codicia de potencias mundiales sobre el territorio que alberga el mayor bosque tropical del planeta, hoy amenazado por la deforestación, los incendios y la contaminación por la actividad minera.

“Duele en el alma ver brasileños no observando la campaña fabricada contra nuestra soberanía en la región”, dijo el presidente de Brasil en Twitter, luego de una noche en la que se registraron protestas con cacerolazos y bocinazos en numerosas ciudades de al menos siete estados brasileños, entre ellos San Pablo, Río de Janeiro, Minas Gerais, Bahia, Pernambuco Rio Grande do Sul y el Distrito Federal.

Los cacerolazos y bocinazos fueron una protesta contra el presidente y sus políticas ambientales y coincidieron con el momento en que el jefe de Estado, un ex capitán del Ejército, dirigía al país un mensaje en cadena de radio y TV en el que aseguró que “los incendios forestales existen en todo el mundo y eso no puede servir de pretexto para posibles sanciones internacionales".

- Pelas palavras do General Villas Boas, o real interesse internacional pela Amazônia. Dói na alma ver brasileiros não enxergando a campanha fabricada contra a nossa soberania na região. pic.twitter.com/0t2bFoiRT1

— Jair M. Bolsonaro (@jairbolsonaro) August 24, 2019
Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En el discurso, Bolsonaro confirmó un amplio despliegue militar para intentar proteger la selva y dijo que su gobierno tiene “tolerancia cero con la criminalidad”, incluyendo la ambiental. Pese a eso, hashtags como #ForaBolsonaro (fuera Bolsonaro) y #Panelaço (cacerolazo) se convirtieron entre los asuntos más comentados de Twitter.

En el tuit que compartió el sábado con la palabra del ex jefe del Ejército Eduardo Villas Boas, hoy un influyente asesor del gobierno, Bolsonaro reiteró la idea del “real interés internacional por la Amazonia”.

Los incendios en la Amazonia cubren zonas correspondientes a nueve estados de Brasil. /AFP

Los incendios en la Amazonia cubren zonas correspondientes a nueve estados de Brasil. /AFP

Para el escritor y periodista Rubens Valente, Bolsonaro está recreando la teoría que llevó a los militares brasileños a propiciar en las décadas de 1960 y 1970 una desordenada ocupación de la selva, con construcciones de rutas, incentivos a la migración y financiamientos de proyectos agropecuarios.

“La teoría conspiratoria de la internacionalización de la Amazonia fue construida a partir de sospechas infundadas, frases de autoridades extranjeras sacadas de contexto y supuestos estudios que nada comprueban”, dijo Valente en un artículo en Folha de Sao Paulo.

Miles de personas protestaron el viernes a la noche en Río de Janeiro y otras ciudades de Brasil contra la política ambiental de Jair Bolsonaro. /BLOOMBERG

Miles de personas protestaron el viernes a la noche en Río de Janeiro y otras ciudades de Brasil contra la política ambiental de Jair Bolsonaro. /BLOOMBERG

El periodista es autor del libro “Los Fusiles y las Flechas” sobre las relaciones entre indios y militares durante el régimen que gobernó Brasil entre 1964 y 1985. En la región amazónica ubicada en territorio brasileño viven actualmente unos 20 millones de personas.

El operativo militar​

El sábado, en una conferencia conjunta, el ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, y el de Medio Ambiente, Ricardo Salles, dieron detalles sobre el operativo militar con el que Brasil buscará mitigar los más de 20.000 puntos de fuego que se registraban en la Amazonia hasta el 20 de agosto.

Aviones hidrantes, helicópteros, militares de las tres fuerzas y brigadistas están siendo movilizados en la remota región, que se extiende a lo largo de nueve estados de Brasil. Allí se asientan instalaciones militares con unos 44.000 soldados, cuyos servicios serán utilizados en función de la demanda.

Jair Bolsonaro, el viernes, durante un acto con militares en Brasilia. /AFP

Jair Bolsonaro, el viernes, durante un acto con militares en Brasilia. /AFP

De todos modos, la concreción de la ayuda federal depende del acuerdo de los estados, y hasta ahora cinco de los nueve la pidieron: Acre, Roraima, Rondonia, Tocantins y Pará. Los ministros, por eso, redoblaron la presión para que todos los gobiernos estaduales soliciten el auxilio de Brasilia.

“Es importante la adhesión de los gobiernos porque si no vamos a estar limitados a las áreas federales, reservas y tierras indígenas. Eso ya es algo, pero no es suficiente. Esperamos que todos los gobiernos (de la Amazonia) firmen eso”, dijo el ministro de Defensa.

Deforestación

Durante la semana, luego de responsabilizar por los incendios a ONGs que no identificó, Bolsonaro dijo que había gobernadores amazónicos que tenían una actitud cómplice con los focos de fuego, atribuidos unánimemente por expertos y ambientalistas a la acción del hombre con el propósito de deforestar terrenos luego usados generalmente para pastoreo.

Salles, también, muy cuestionado por organizaciones ambientalistas y con su habitual estilo duro, negó que el gobierno de Brasil haya demorado en responder a la crisis ambiental, que provocó repercusiones mundiales y amenazas de boicot a las exportaciones del país, una potencia agropecuaria que es el mayor exportador mundial de café, jugo de naranja, azúcar, tabaco y proteína animal.

“Hay un esfuerzo permanente de información ante escenarios en los que en muchos casos hay desinformación”, dijo el ministro de Medio Ambiente sobre la actuación del gobierno ante los cuestionamientos internacionales a sus políticas públicas de preservación.

Además, destacó el reciente anuncio de la conclusión del acuerdo comercial entre el Mercosur y el EFTA, la Asociación Europea de Libre Comercio integrada por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein, como una prueba de que los pedidos de boicot a productos brasileños quedarán en palabras.

Azevedo dijo, por su parte, que cualquier ayuda internacional en la Amazonia es bienvenida, citando no sólo la oferta del presidente Donald Trump, sino también la de países sudamericanos como Chile y Ecuador.

En el operativo de mitigación al daño en la Amazonia ordenado por Bolsonaro a las Fuerzas Armadas participarán 15 entes estatales, desde policías a organismos de vigilancia del ambiente.

El teniente brigadier del aire Raúl Botelho, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, que acompañó a los ministros en la conferencia de prensa, dijo que “nuestra misión inicial (…) es combatir los delitos ambientales para contribuir con la preservación del medio ambiente y la percepción positiva de las acciones del país”.

​Brasilia, corresponsal

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS