Un viejo plan de la UE: ¿Una Irlanda del Norte "europea" para salvar el Brexit?

Internacionales
Lectura

Irlanda del Norte fue siempre el mayor obstáculo para que el Parlamento británico aprobara el acuerdo del Brexit. Bruselas propuso primero que ese territorio, de soberanía británica pero situado en

la isla de Irlanda, siguiera en la Unión Aduanera europea para evitar levantar una frontera física que pondría en peligro los Acuerdos de Viernes Santo de 1998 que acabaron con el terrorismo norirlandés.

El plan era que fuera una situación provisional hasta que la Unión Europea y un Reino Unido ya fuera del bloque alcanzaran un acuerdo comercial.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Esa idea generaba un problema al gobierno británico porque provocaba que se tuvieran que implantar controles de mercancías y personas en los puertos y aeropuertos norirlandeses en sus conexiones con el resto del Reino Unido. Una especie de frontera interna británica. Irlanda del Norte quedaría, con ese plan, atada normativamente a la Unión Europea y a sus acuerdos comerciales mientras el resto del Reino Unido salía del bloque. La ex premier Theresa May dijo entonces que ningún gobierno británico podría aceptar esa solución.

May propuso que todo el Reino Unido siguiera en la Unión Aduanera europea hasta que se acordara el futuro acuerdo comercial. A cambio de un Brexit ordenado, el Reino Unido no podría firmar tratados comerciales con terceros países durante un período por determinar y debería respetar la normativa europea en asuntos como ayudas de Estado y estándares medioambientales y laborales. El Parlamento británico votó ya tres veces contra ese acuerdo.

Bruselas considera ahora que, ante la situación en la que se ha puesto, el premier Boris Johnson podría terminar por aceptar la idea original del mecanismo para mantener sólo a Irlanda del Norte en la Unión Aduanera europea, una forma de “europeizar” ese territorio, que además quedaría conectado totalmente a Irlanda mientras se aleja unos pasos del Reino Unido. Anatema para los unionistas norirlandeses, que lo ven como el primer paso hacia la unión con el resto de Irlanda.

Funcionarios europeos apuntan a esa salida como la única vía viable para que Johnson salve el cuello y para que el Reino Unido no salga de la UE sin acuerdo si Boris desafía a su Parlamento y no pide una tercera prórroga.

El comisario europeo de Agricultura –en noviembre pasará a serlo de Comercio y tendrá entre sus responsabilidades la negociación del futuro acuerdo comercial con el Reino Unido- el irlandés Phil Hogan, adelantaba este martes en una entrevista al diario Irish Times que la diplomacia europea cree que Johnson podría agarrarse a ese clavo ardiendo.

Bruselas considera que la pérdida de mayoría parlamentaria de Johnson abre la puerta a esa solución porque los conservadores británicos ya no suman mayoría ni siquiera con los votos de los unionistas norirlandeses, que condicionaron a Theresa May pero que ya perdieron ese papel preponderante porque sus votos ya no sirven para dar mayoría a los conservadores.

La diplomacia europea considera que esa menor importancia de los votos de los unionistas norirlandeses hace que Boris parezca, confía un funcionario, “menos rígido que May en cuanto a Irlanda del Norte, más dispuesto a aceptar aquel pacto que May dijo que no aceptaría ningún gobierno británico”. Fuentes europeas explican que Londres propuso la semana pasada a Bruselas que hubiera reglas comunes para controles sanitarios a animales y productos de animales en toda la isla de Irlanda, separando así de hecho la normativa británica de la norirlandesa.

Sus otras opciones serían desdecirse y pedir otra prórroga para ganar tiempo, desdecirse e intentar por cuarta vez que la Cámara de los Comunes apruebe el acuerdo o dimitir.

En la Comisión Europea se entiende que de acordarse ese mecanismo para salvar un acuerdo para el Brexit, sería necesaria una prórroga técnica de unas pocas semanas o meses para dar tiempo al Parlamento británico a aprobar la legislación necesaria.

PB

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...