Ofensiva del Banco Central Europeo para evitar la recesión: rebaja tasas a bancos y compra deuda

Internacionales
Lectura

Bruselas, especial

Cambio de rumbo para evitar la tormenta. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), el italiano Mario Draghi, anunció este viernes un potente paquete de estímulos de

política monetaria.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Draghi explicó en conferencia de prensa desde Fráncfort que el nuevo programa de estímulos se justifica por tres razones: el frenazo económico (la Eurozona apenas crece y Alemania podría ir camino de la recesión a finales de año), la persistencia de riesgos relacionados con las guerras comerciales y la debilidad de la inflación en la Eurozona, que apenas supera el 1% anual, la mitad del objetivo que marcan los tratados europeos al BCE.

Draghi, que dejará su silla el próximo 1° de noviembre a la francesaChristine Lagarde, no anunció la esperada rebaja de tasas de interés a territorio negativo desde el 0,0% actual, pero sí lanzó varias medidas de calado que muestran la preocupación del BCE ante la marcha de la economía europea.

El BCE, anunció el italiano, mantendrá las tasas en el 0,0% o por debajo (por lo que podría ir a territorio negativo en los próximos meses) hasta que la inflación repunte y volverá a comprar deuda (por 20.000 millones de euros mensuales y sin límite temporal). Draghi le preparó el territorio a Lagarde ante la eventualidad de aprobar tasas negativas en los próximos meses: “no provocarán el colapso del sistema financiero”, ironizó.

Draghi pone fin así a las especulaciones de que el BCE podría aumentar las tasas a mediados de 2020. También anunció que rebaja hasta el -0,5% la tasa que cobra a los bancos por guardarles el dinero. Se trata de que se animen a colocarlo en la economía real prestando más a empresas y hogares.

Mario Draghi./ Bloomberg

Mario Draghi./ Bloomberg

El comunicado del BCE previo a la conferencia de prensa de Draghi ya explicaba que las compras de deuda se harán “hasta poco antes de que comiencen a subir las tasas de interés”, algo no previsto ni a corto ni a medio plazo. A largo plazo todos muertos.

El BCE no tiene mucho más margen. Puede poner las tasas por debajo de cero, entrando en un territorio negativo que sólo ha intentado Japón entre las grandes economías y que no dio los frutos esperados. O puede aumentar las compras de deuda, aunque la experiencia dice que su efecto tiene límites y el balance del BCE creció 2,5 billones de euros con el último programa de compra de deuda pública.

Draghi apunta de nuevo, y cada vez con palabras más claras, a los gobiernos. La política monetaria está alcanzando sus límites así que ahora le toca a la política fiscal. El presidente del BCE clamó este jueves para que, “a la vista de la debilidad de las previsiones económicas y de la continuada prominencia de los riesgos a la baja, los gobiernos con espacio fiscal actúen rápida y efectivamente”. Lenguaje de banquero central para pedir a países de la Eurozona como Alemania, Austria u Holanda, los que tienen menos déficit fiscal, que gasten más.

Bancos con mala cara

A los bancos europeos, cuya rentabilidad lleva meses reduciéndose y que critican las últimas medidas de Draghi, no les sentó bien el nuevo programa. La mayoría empezó a caer en Bolsa desde que el BCE anunció el nuevo paquete de medidas de estímulo.

European Central Bank, acting quickly, Cuts Rates 10 Basis Points. They are trying, and succeeding, in depreciating the Euro against the VERY strong Dollar, hurting U.S. exports.... And the Fed sits, and sits, and sits. They get paid to borrow money, while we are paying interest!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) September 12, 2019

Hubo reacciones hasta en la Casa Blanca. En Twitter, el presidente estadounidense Donald Trump –que critica constantemente la labor de la Reserva Federal-, escribió: “El BCE, actuando rápidamente, rebaja las tasas 10 puntos básicos (es falso, no rebaja las tasas principales sino las de depósito a los bancos). Están intentando, y con éxito, depreciar el euro contra el MUY fuerte dólar, dañando las exportaciones estadounidenses”.

Draghi salió al paso y recordó que el único mandato que tiene el BCE es el de la estabilidad de precios y que no se encarga de mover los tipos de cambio. Y que el BCE, tal y como acordó el G20, no se va a meter en una guerra de devaluaciones competitivas. El euro se cambia en el entorno de los 1,10 dólares, un tipo de cambio entre los más bajos de los últimos años.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS