Los caminos que llevaron a España a una nueva elección

Internacionales
Lectura

Desde que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, se reunió con el presidente en funciones, Pedro Sánchez, y anunció que el primer debate para la investidura del candidato a presidente del

gobierno sería el 22 de julio, el cronómetro que fija los plazos legales para la formación de un nuevo gobierno comenzó su cuenta regresiva.

• El 23 de julio se realizó una primera votación para la cual Sánchez debía contar con mayoría absoluta -176 votos favorables de los 350 diputados que integran el Congreso- que no consiguió. Dos días después, se produjo la segunda votación, que requería sólo mayoría simple -más “sí” que “no”- y tampoco lo logró.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

• A partir de ahí, la ley establece que hay dos meses -desde la fecha de la primera votación- para formar un gobierno. Pedro Sánchez y los demás partidos políticos tenían tiempo para acordar apoyos o abstenciones hasta el lunes 23 de septiembre.

• Como hizo en julio, el rey Felipe VI repitió esta semana la ronda de consultas con los partidos que tienen representación en el Congreso para designar un nuevo candidato a la investidura y darle el encargo de formar un gobierno. Pero la evidente falta de acuerdos entre el PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos provocó que el rey considerara que no hay ningún candidato con posibilidades de lograr la confianza del Parlamento español.

Este vacío en la vacante que debiera ocupar el candidato nombrado por el rey, a menos de una semana de la fecha límite para formar gobierno, desemboca automáticamente en una nueva convocatoria a elecciones generales: “Si transcurrido el plazo de dos meses desde la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones”, dice el artículo 99.5 de la Constitución.

• La ley española contempla, en estos casos, que la nueva cita electoral se realice 47 días después de la disolución del Congreso y la nueva convocatoria a las urnas. Esta vez, la norma establece que la campaña electoral sea más breve: apenas ocho días. En España comenzará el 1 de noviembre y terminará el 8, a medianoche.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...