Donald Trump desata una guerra ambiental contra California

Internacionales
Lectura

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles que revocará la potestad que hasta ahora tenía California para fijar sus propios estándares contaminantes de autos, una decisión que desatará

una batalla judicial y se anuncia a pocos días de una cumbre climática en la ONU.

El mandatario hizo el anuncio durante su visita de dos días a ese estado en la costa del Pacífico, quinta economía del mundo y mayoritariamente opuesto a sus políticas, para cumplir con compromisos de su campaña por la reelección.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"La administración Trump revocará la Exención Federal de California sobre emisiones para fabricar autos mucho menos caros para los consumidores y al mismo tiempo producir autos sustancialmente más seguros", tuiteó el presidente.

California ganó en 1970 la atribución de imponer estándares anticontaminantes más estrictos que a nivel federal, algo a lo que Trump siempre se opuso y que después de casi un año de consultas, sacará un nuevo reglamento.

El estado de California busca reducir la emisión de gases contaminantes de sus vehículos. Trump se opone. /AFP

El estado de California busca reducir la emisión de gases contaminantes de sus vehículos. Trump se opone. /AFP

"Se producirán muchos autos más bajo los estándares unificados, y eso redundará en muchos más EMPLEOS, EMPLEOS Y MÁS EMPLEOS! Los fabricantes de automóviles deben aprovechar esta oportunidad porque sin esa alternativa caerían en la bancarrota", tuiteó el mandatario.

En realidad los fabricantes han dicho que si no se mejora su eficacia en consumo de combustible, sus vehículos no serán competitivos a nivel mundial y que ello redundará en pérdidas de empleos.

"Los fabricantes apoyamos mejoras en los estándares de eficacia en el consumo de gasolina a fin de acoplarnos a la realidad del mercado, y apoyamos un programa unificado a nivel nacional como la mejor manera de preservar empleos, de hacer asequibles los vehículos y de evitar un mercado con estándares dispares", declaró Dave Schwietert, presidente interino de Alliance of Automobile Manufacturers (Alianza de Fabricantes de Automóviles) que representa a Ford, General Motors y otras empresas automotrices.

Hace dos meses, California, el estado más rico y populoso del país, trazara una hoja de ruta con cuatro fabricantes de autos (Ford, BMW, Volkswagen y Honda) para alcanzar vehículos menos contaminantes en 2026.

Un grupo de opositores recibió a Donald Trump con protestas, este miércoles en San Diego, California. /EFE

Un grupo de opositores recibió a Donald Trump con protestas, este miércoles en San Diego, California. /EFE

Trump fustigó el acuerdo, una versión más relajada del ambicioso plan aprobado por el ex presidente Barack Obama (anulado por el mandatario), y que busca reducir las emisiones 3,7% anual durante cinco años.

El gobierno argumenta que mayores estándares implican costos más altos para los consumidores, lo que deprime el mercado de los coches nuevos y al final implica que en las calles haya autos más viejos y menos seguros.

El gobernador Gavin Newsom, del opositor Partido Demócrata, dijo que esa visión era "simplemente incorrecta". "Sus normas costarán a los consumidores 400.000 millones de dólares. El resultado: 320.000 millones más de galones de combustible quemados y arrojados a nuestro aire, y perjudica la capacidad de los fabricantes de competir en un mercado global".

"Es malo para nuestro aire, malo para nuestra salud, malo para nuestra economía", zanjó.

El miércoles, cuando reportes de prensa adelantaron la medida, el gobernador lo calificó como una "venganza política" de Trump, al tiempo que el fiscal general Xavier Becerra adelantó que desafiaría en la justicia cualquier recurso contra la política ambiental del estado.

Para Julia Stein, directora de proyectos del Instituto Emmett sobre Cambio Climático y Medio Ambiente de la universidad UCLA de Los Ángeles, ese período de largos procesos legales creará incertidumbre y confusión en la industria.

"La acción de la administración llega en un momento en que respetados científicos del clima han sugerido que necesitamos redoblar y no relajar nuestros esfuerzos" para encarar la crisis, indicó.

El ex gobernador de California, activista y actor Arnold Schwarzenegger indicó por su parte que "la administración Trump, por alguna razón, está empeñada en revertir décadas de historia y progreso". Y remarcó: "Está mal, es antiestadounidense y es una afrenta a principios conservadores de larga data".

Se refiere a algo que ya apuntaron otros críticos de esta iniciativa, que destacan que el gobierno está yendo en contra del principio de los derechos de los estados, una posición que el Partido Republicano, al cual pertenece Trump, defiende.

La decisión se anuncia además a pocos días de la cumbre convocada por el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, para pedir a los países que aumenten sus compromisos de reducción de carbono y que será precedida por una reunión con 700 jóvenes delegados para discutir el tema, incluida la célebre activista adolescente sueca Greta Thunberg.

Guterres arremetió contra el anuncio de Trump el miércoles, diciendo que estaba a favor de un enfoque descentralizado para combatir el cambio climático. "Los estados y las regiones tiene la capacidad de desarrollar todas las medidas positivas en relación con la acción climática", dijo en una rueda de prensa.

Fuente: AFP y AP

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...