Cuba apela a los bueyes para cultivar caña de azúcar por una severa crisis energética

Internacionales
Lectura

Cuba está incorporando unas 4.000 yuntas de bueyes que deben suplantar a la maquinaria en el cultivo de la caña de azúcar, una medida no vista desde el "periodo especial", en

respuesta a una crisis de combustibles que el gobierno estima coyuntural, informaron autoridades del sector.

"Ante el actual déficit de combustible se han adoptado medidas como incorporar a las labores de la caña y de la producción de alimentos unas cuatro mil yuntas de bueyes", informó Julio García Pérez, presidente del grupo estatal Azcuba.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

García Pérez rindió informe ante el mandatario Miguel Díaz-Canel y otros miembros del gobierno, según indicó este miércoles el sitio de la presidencia.

El cultivo y cosecha de caña de azúcar logró mecanizarse en alto grado en el pasado siglo. Pero durante el "período especial", crisis económica de la década de 1990, hubo que recurrir a la tracción animal, situación que se normalizó con el suministro de petróleo venezolano a la isla desde inicios del siglo XXI. Pero la crisis venezolana y las presiones de Estados Unidos sobre el gobierno de Nicolás Maduro están complicando el abastecimiento.

García Pérez también explicó sobre la alternativa en la fertilización de los suelos, utilizando dos subproductos de la fabricación del azúcar -la cachaza y la vinaza-, lo que "contribuyó al ahorro de unos 800 mil dólares por sustitución del fósforo y el potasio".

Según el reporte, Díaz-Canel exhortó a "buscar y aplicar todas las alternativas posibles en la siembra de caña" e "insistió en emplear más la siembra con carretas".

El cultivo de la caña de azúcar, que en 2016 abarcaba unas 420.000 hectáreas, se realiza en los meses de verano, bajo fuerte calor, mientras que la cosecha es de noviembre a mayo, los meses más fríos. Buena parte de esas labores se hace con máquinas consumidoras de diésel, el tipo de combustible más deficitario en estos momentos.

Díaz-Canel anunció hace una semana, una crisis "coyuntural" de combustible, denunciando que Estados Unidos presiona y multa a compañías navieras para que no transporten petróleo de Venezuela a Cuba.

El jueves pasado, José Ramón Machado Ventura, número dos del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) y mano derecha del expresidente y líder del partido Raúl Castro, "defendió la variante insoslayable de la tracción animal" para garantizar la producción agrícola y aliviar los efectos del déficit energético, informó el diario estatal Granma.

El influyente político de 88 años, de visita en la provincia de Cienfuegos, se refirió específicamente a usar bueyes y caballos -con sus respectivos "carretones"- para transportar a los obreros y los cargamentos de productos agrícolas locales, además de usar menos fertilizantes para contribuir al ahorro de recursos.

Aunque la semana pasada arribó al puerto de Cienfuegos (centro sur) un carguero venezolano con combustible, las medidas de restricción del transporte y ahorro energético en general, continuarán hasta el mes de octubre cuando se debe normalizar la situación, según el mandatario.

Hasta el momento se registró una fuerte contracción en el deficitario transporte público, tanto local como interprovincial.

La industria azucarera cubana, de poco más de 50 ingenios, produce casi toda la energía que consume en su proceso productivo a partir de la quema del bagazo de la caña.

Aún así, su producción se haya deprimida desde hace años. La zafra 2018-2019 cerró con 1,3 millones de toneladas de azúcar, una caída desde los 1,6 millones de la cosecha anterior. El azúcar es uno de los principales productos de exportación de la isla.

Durante décadas, Cuba fue uno de los grandes productores mundiales de azúcar, pero el colapso del campo socialista y la desaparición de la Unión Soviética, con la consiguiente crisis económica en la isla, provocó un violento declive productivo de ese sector, golpeado por la falta de inversión y la reducción de tierras y centrales.

La industria azucarera cubana llegó a producir más de siete millones de toneladas en la década de 1970 y aunque trata de recuperarse tras el paso de la crisis, no ha podido pasar de los dos millones de toneladas en los últimos años.

Los resultados actuales están aún muy lejos de los ocho millones producidos cuando la producción azucarera era considerada como la locomotora de la economía cubana.

El actual plan de reformas económicas en el país señala como objetivos prioritarios de esta industria el incremento sostenido de la producción de caña, el perfeccionamiento de la relación entre el central azucarero y los productores cañeros, y la diversificación de los productos finales.

Fuente: EFE, AFP y Xinhua

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...