Cumbre entre Angela Merkel y y Emmanuel Macron para analizar un Brexit "sin progresos"

Internacionales
Lectura

El presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Ángela Merkel se reunieron en París para una comida el domingo a la noche para discutir el

target="_blank" href="https://www.clarin.com/tema/brexit.html" alt="brexit" title="brexit">Brexit. Una cena discreta y estratégica, que finalmente fue copada por la ofensiva turca en Siria. Justo cuando negociadores británicos y europeos continúan en “el túnel”, donde se discuten en detalles las posibilidades de llegar o no a un acuerdo, antes de la cumbre del Consejo Europeo de esta semana, donde los líderes europeos decidirán la suerte del divorcio.

Merkel y Macron volverán a encontrarse el miércoles en Toulouse para el consejo de ministros franco alemán, una tradición instaurada por el presidente Jacques Chirac en 2003. Volverán a hablar del Brexit, luego de que Michael Barnier les entregue su última evaluación. La Cumbre del Consejo Europeo se inicia el jueves. El primer día van a discutir el acuerdo propuesto o una extensión del artículo 50. El viernes se espera que adopten su decisión sobre qué se ha acordado o no.

Newsletters Clarín
Uno por uno, los Especiales Clarín de la semana | Producciones periodísticas de calidad sobre temas sorprendentes y de amplio interés social.

Uno por uno, los Especiales Clarín de la semana | Producciones periodísticas de calidad sobre temas sorprendentes y de amplio interés social.

Todos los sábados

Recibir newsletter

Las negociaciones en Bruselas han sido “difíciles” y “sin progresos”, según el informe que les ha llegado del negociador Michael Barnier.”Queda mucho trabajo por hacer”, dijo al Eliseo el domingo al atardecer. Las negociaciones “técnicas” van a continuar el lunes. Barnier informará a los ministros el martes en Luxemburgo si hay posibilidades o no de un acuerdo.

No descartan una extensión para seguir negociando más allá del 31 de octubre, que es la fecha límite auto establecida por el primer ministro Boris Johnson, para irse de la Unión Europea. Pero serán los británicos los que deban exigirla. Ese es el principal problema en estas horas.

La Ley Benn, redactada por el diputado Hilary Benn, fuerza al primer ministro británico a escribir una carta para pedir esta extensión a la UE. Boris prefiere “morir en una zanja” antes de hacerla. Si no lo cumple, entraría en desacato por violar la ley. El Brexit podría volver a la Corte Suprema de Justicia porque los diputados y Lores van a impedir a Johnson que avance con un No Acuerdo.

Si Boris rechaza presentar la carta con un pedido de extensión, habrá voto de confianza contra él, que va a perder. Después, todas las opciones son posibles: que Boris se vaya, que se niegue a renunciar ante la reina, que sugiera como primer ministro al laborista Jeremy Corbyn como su reemplazante para que escriba la carta de la extensión, que los diputados voten un referéndum, o una revocación del artículo 50, que establece el divorcio con la Unión Europea, para terminar con el Brexit y reiniciar una negociación más tarde. Lo más probable es elecciones generales anticipadas.

Boris Johnson está esperando hacer “los suficientes progresos en la cumbre“ como para poder hacer votar los planes del Brexit el próximo sábado, en una rara sesión de la Cámara de los Comunes. La última vez que los diputados se reunieron un fin de semana fue en la guerra de las Malvinas. Allí y no en la UE se juega la suerte del premier y el destino del Brexit. Los parlamentarios van a impedir una salida sin acuerdo. Los negociadores y legisladores europeos, que deben aprobar o rechazar el acuerdo, tienen la palabra del Speaker de la Cámara, John Bercow, de que Gran Bretaña no se irá desordenadamente de Europa. Puede ser el comienzo del fín para Boris y su proyecto.

Después de una reunión en un Manoir cercano a Liverpool con el primer ministro irlandés Leo Varadkar y sin más alternativas, Boris decidió la semana pasada un abierto cambio de estrategia. Aceptó que no hubiera una frontera dura entre las dos Irlanda.

Según las filtraciones en Dublín y en Londres, el acuerdo que propuso Boris “es un simulación”, un “fudge” como lo llaman los británicos, para resolver el problema aduanero, el corazón del problema entre las dos Irlanda y garantizar el acuerdo del Viernes Santo. En el primer borde, Irlanda del Norte permanecerá en el mercado único europeo para todas las mercancías. Esto va a reducir la necesidad de chequeos aduaneras y tarifas pero ,al mismo tiempo, crea una nueva frontera regulatoria en el Mar de Irlanda.

Bajo “el plan Boris”, Irlanda efectivamente va a permanecer dentro de dos territorios aduaneros al mismo tiempo: el británico y el europeo. Las mercancías que vienen de la isla de Gran Bretaña a Irlanda del Norte van a ser sometidas a chequeos aduaneros y a tarifas fuera de la provincia del Ulster para dejar sentado que todo cumple con las regulaciones europeas. Pero los empresas en Irlanda del Norte pueden exigir un reembolso o “rebate” si esas tarifas son más altas que las británicas.

Esto quiere decir que, técnicamente, Irlanda del Norte se va a ir de la Unión Aduanera Europea junto con el resto de Gran Bretaña. Un éxito para los Brexitiers. Va a haber una frontera administrativa en el Mar de Irlanda.

Pero ya comenzaron los problemas para Boris. El DUP, los protestantes unionistas democráticos del Ulster, que son sus únicos socios en Irlanda, no apoyan este doble juego. Quieren una sola regulación para toda Gran Bretaña. Nigel Dodd, el líder del DUP en el Parlamento, dejó en claro que cualquier resolución con que la Irlanda del Norte continúe en una unión aduanera europea “no puede funcionar”. Tampoco lo aceptan los Brexitiers. Aunque Jacob Rees Mogg, jefe de la tribu y líder de la Cámara de los Comunes, dejó en claro que él y otro Brexitiers están dispuestos “a hacer un compromiso”.

“Boris Johnson es alguien que el más archi euroescéptico, incluso miembro del Partido del Brexit, puede creer y tener confianza”, dijo en el show de Sophie Ridge en Sky News. Llamó a sus pares a no abandonar a Boris.

PB

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...