Sebastián Piñera, sobre las protestas en Chile: "La democracia tiene la obligación de defenderse"

Internacionales
Lectura

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó este domingo que "la democracia tiene la obligación de defenderse", en momentos que su gobierno está cercado por masivas protestas sociales, las

mayores desde el fin de la dictadura en 1990.

"La democracia no solamente tiene el derecho, tiene la obligación de defenderse usando todos los instrumentos que entrega la propia democracia y el Estado de derecho para combatir a aquellos que quieren destruirla", afirmó el mandatario, tras reunirse en la Casa de Gobierno con los presidentes de la Cámara de Diputados, el Senado y la Corte Suprema.

La situación se agudizó desde la noche del viernes, donde varias estaciones del tren y buses del Transantiago fueron destruidos, lo que motivó la decisión del gobierno de decretar un estado de excepción constitucional que puso a las Fuerzas Armadas a cargo del orden público de la Región Metropolitana, y posteriormente de otras cuatro regiones.

Durante la reunión, el jefe de Estado manifestó que buscarán medidas para enfrentar el "vandalismo, delincuencia que hemos conocido en los últimos días".

"Pero también buscar caminos de solución para atender mejor y con mas urgencias las prioridades y principales necesidades de nuestros compatriotas y apuntar a reducir las desigualdades excesivas y los abusos que persisten en nuestra sociedad", agregó.

Piñera defendió la decisión de poner a los militares a cargo de la seguridad: "Nuestro principal compromiso es resguardar el orden público, asegurar la tranquilidad ciudadana y proteger los derechos y las libertades de todos los chilenos. Es por eso que en uso de mis facultades constitucionales hemos establecido el Estado de emergencia en cinco regiones del país y es por esa razón que hemos invocado la ley de seguridad del Estado".

Tras una semana de violentas protestas, este sábado hubo dos anuncios casi simultáneos. Primero, Piñera dio marcha atrás con la suba de tarifas en el subte, lo que había disparado la revuelta popular, y luego el jefe de la Defensa nacional, general Javier Iturriaga, declaró el toque de queda a partir de las 22 y hasta las 7, en las comunas de Santiago, Maipú, Estación Central, Puente Alto y Pudahuel, que abarcan la zona metropolitana.

Como se cuenta en esta crónica de Clarín, la mayoría de los comercios están cerrados y los pocos abiertos, mantienen sus persianas bajas. Puede verse un taco, como definen a la congestión de autos, de varias cuadras para cargar combustible. La población tiene miedo al desabastecimiento entre tantos actos vandálicos y comercios cerrados.

El anuncio del presidente Sebastián Piñera de suspender la suba del aumento del boleto no calmó las protestas. Sin embargo, el momento en el que mandatario habló para todo el país se celebró como un gol. Brazos abiertos, saltos y bocinas en la calle. Una espontánea marea de manifestantes marchó por la Alameda hacia la Casa de la Moneda, la sede del gobierno central y donde se encontraba el presidente chileno al dar su anuncio. Y cantaban: “El pueblo unido, jamás será vencido”.

Con información de AFP



BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS