Crecen las restricciones a la libertad en Chile: extienden a seis ciudades el toque de queda y ya hay 10 muertos

Internacionales
Lectura

El tum tum de las cacerolas sigue resonando en las calles de Santiago. La capital metropolitana de Chile cumple el cuarto día de protestas originadas por la suba

del boleto de subterráneo y, aunque el alza de precios fue frenada por decisión del presidente Sebastián Piñera y avalada en el Congreso, no se ha podido controlar el estallido social. Hay un efecto cascada de las revueltas sociales con incendios y saqueos en las principales ciudades chilenas, sin precedentes desde el retorno a la democracia, en 1990.

Más ciudades se sumaron al estado de emergencia y toque de queda: Santiago, Valparaíso, La Serena, Rancagua, Concepción, Talca, Temuco, Punta Arenas y Antofagasta. El fin de semana hubo un total de 10 adultos muertos en incendios y 22 heridos -al menos 3 niños- durante enfrentamientos y por la represión de policías y militares. "Hay más de 150 detenidos por acciones violentas", anunció el ministro del Interior Andrés Chadwick. Y pidió "unidad para combatir el vandalismo".

A las tres víctimas del sábado, dos mujeres y un hombre de nacionalidad peruana, en el incendio de un supermercado; se agregaron cinco muertos en la tarde del domingo durante el incendio de una fábrica de ropa en la comuna de Renca, en el norte de Santiago. Y otros dos fallecidos a última hora.

La capital de Chile comienza la semana paralizada, en estado de emergencia y toque de queda, desde las 19 del domingo a las 6 de la mañana del lunes. No habrá clases en 43 comunas y el metro funcionará en un solo recorrido.

Varios ministros del gabinete de Piñera realizaron un balance del estado de servicios de cara a una jornada de lunes que se prevé caótica en Santiago y la región Metropolitana, donde vive el grueso de la población chilena.

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, dijo que la red del metro de Santiago estará cerrada, con excepción de la línea 1, que funcionará de manera parcial. El resto de líneas del suburbano no reanudarán sus operaciones a corto plazo debido a los graves destrozos de muchas estaciones de la red y a la quema de vagones. La titular de Transportes indicó que se reforzará el servicio de autobuses y taxis colectivos para cubrir los recorridos de las líneas de metro que no operarán en los próximos días. Y dado que rige el toque de queda hasta las 6 del lunes, la funcionaria sugirió a los trabajadores que deban desplazarse temprano que soliciten un “salvoconducto” en una comisaría cercana. Sin embargo, el sindicato de trabajadores del Metro, a través de su cuenta de Twitter, llamó a los trabajadores a "no ir mañana a sus puestos para una operación insegura de Línea 1".

Casi no habrá clases en toda la región metropolitana. La intendenta de la región, Karla Rubilar, anunció la suspensión de actividades en los colegios públicos, subvencionados y privados, de 43 de las 52 comunas o municipios de la región. Algunos colegios de los nueve barrios en los que no se decretó la suspensión de clases decidieron igualmente permanecer cerrados, debido al estado de agitación que impera en el país. En cuanto a las universidades, cada centro de estudios tiene autonomía para decidir si dictan calses. La Universidad de Chile y la Universidad Católica, ya avisaron que no habrá actividades este lunes.

También la mayoría de los bancos y empresas multinacionales, les han comunicado a sus empleados que deberán ir a sus oficinas. Frente a las dificultades de los empleados para llegar a sus puestos de trabajo, el ministro de Trabajo, Nicolás Monckeberg, solicitó "flexibilidad" a los empleadores en los horarios de entrada y salida de las personas.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, indicó que la red de salud pública funcionará con normalidad y señaló que diez personas se encuentran en riesgo vital por los incendios, saqueos y los desmanes que se registraron durante las últimas horas. Entre ellos, un hombre que recibió un disparo en la cabeza efectuado por militares fue trasladado en helicóptero a la Clínica Alemana de Santiago.

En cuanto al funcionamiento de los aeropuertos, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, señaló que todos tienen su "infraestructura operativa" aunque sufren alteraciones y atrasos debido a la cancelación de vuelos nacionales e internacionales.

La red de carreteras está operativa, con dificultad para transitar en algunos tramos donde se levantan barricadas o los manifestantes cortan el tránsito. El paso Los Libertadores, que une la ciudad argentina de Mendoza con Chile, permanecerá cerrado de 19 a 7 de la mañana mientras dure el toque de queda.

Durante el domingo, al espeso aire que a diario se respira en Santiago por la contaminación ambiental, se sumaron oleadas de gases lacrimógenos lanzado por la fuerzas de seguridad con camiones antidisturbios. Hubo nuevamente enfrentamiento entre manifestantes y carabineros en Plaza Italia. Los jóvenes, de entre 20 y 30 años, desafían con insultos y arrojando piedras a los policías y militares.

En el centro y sus alrededores, la mayoría de los semáforos permanecen rotos y las paradas de colectivos y carteles publicitarios destruidos en pedazos. “Llevará muchos días volver a la normalidad, tal vez meses”, adelanta el delegado del Metro de Santiago, Louis De Grange.

La último ha sido el temor de los vecinos por los saqueos. En Nuñoa y Renca, los ciudadanos denunciaron que están llegando vándalos a sus barrios con intenciones de sacar casas. Con palos y en posición de guardia, los vecinos se han organizado: vestidos con chalecos refractarios, forman filas frente a las calles para resguardar sus hogares.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...