Un conteo de votos da ganador a Evo Morales sin balotaje y Carlos Mesa denuncia fraude

Internacionales
Lectura

Luego de un día de gran incertidumbre y un clima tenso por la acusación de un supuesto fraude cometido por el gobierno de Evo Morales para evitar una segunda

vuelta, a última hora de este lunes surgió un elemento inesperado que profundizó la división en Bolivia. El conteo previsional de datos que se había suspendido el domingo se retomó y, con el 95% de los votos escrutados, le daba al presidente una ventaja suficiente para declararse ganador. Pero todavía hay que esperar los resultados definitivos.

El Tribunal Supremo Electoral publicó la tarde de este lunes, de manera sorpresiva, los resultados del conteo rápido a más del 95% y le otorgan a Evo Morales la ventaja suficiente para ganar en primera vuelta y seguir en la presidencia por un cuarto período. Su principal rival, el ex presidente Carlos Mesa, informó que desconocía esos resultados y denunció que el gobierno manipuló los datos.

Al 95,09%, el dato del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) de los votos de Bolivia y el exterior, le dan a Evo Morales del MAS el 46,86% de los votos y el 36,74% a Mesa de la alianza de centroderecha Comunidad Ciudadana. Una diferencia de 10,12 puntos.

El TREP había dejado suspendido el conteo el domingo, luego de publicar los datos con el 83,8% de los votos escrutados. En ese momento, Evo Morales obtenía un 45,28% y Mesa un 38,16%, una diferencia de 7 puntos, que obligaba a una segunda vuelta electoral.

La policía se interpuso para evitar choques entre seguidores del oficialismo y de la oposición, ayer frente a un hotel en La Paz. /REUTERS

La policía se interpuso para evitar choques entre seguidores del oficialismo y de la oposición, ayer frente a un hotel en La Paz. /REUTERS

Con esos datos, Mesa salió el domingo a celebrar su pase a segunda vuelta.

Según la ley boliviana, para ganar en primera vuelta, se necesita obtener el 50% de los votos, o el 40% y una ventaja de 10 puntos respecto del candidato que queda en segundo lugar.

Mientras los seguidores de Mesa festejaban, el mandatario se presentó en el Palacio de gobierno y pidió esperar los resultados finales, con el argumento de que faltaba contabilizar casi el 17% de los votos y muchos de ellos venían de zonas rurales, donde el oficialista Movimiento al Socialismo tiene históricamente más apoyo. Poco antes de la medianoche del domingo el TSE suspendió el conteo rápido, que quedó clavado en esas cifras. Mesa llamó entonces a la sociedad a una “vigilia” hasta que se difundieran los resultados al 100%.

El ex presidente Carlos Mesa denuncia que el gobierno cometió fraude. /EFE

El ex presidente Carlos Mesa denuncia que el gobierno cometió fraude. /EFE

En la mañana del lunes, el candidato opositor aseguró que el TSE ya tenía los datos totales del TREP y que esas cifras confirmaban una segunda vuelta, del mismo modo que el conteo rápido realizado por la empresa Viaciencia. Por eso, remarcó, lo único que justificaba que no se publicaran era un intento del MAS de modificar esos datos.

Los manifestantes se enfrentaron con la policía, en La Paz. /AFP

Los manifestantes se enfrentaron con la policía, en La Paz. /AFP

El Tribunal sostuvo que se había interrumpido el conteo provisorio porque ya se se estaba realizando el conteo definitivo y ambos sistemas no podían superponerse. Para Mesa, ese argumento es “ridículo” y reiteró su llamado a una “movilización democrática” en defensa del voto “frente a las sedes del TSE aquí en La Paz y en los 9 departamentos del país”.

En La Paz, un grupo de seguidores de Mesa se concentró con banderas de Comunidad Ciudadana frente al hotel donde se había instalado el centro de cómputos. Allí lanzaron consignas contra Evo Morales, al que acusaron de querer “robar los votos”.

Por la tarde, un grupo de militantes del MAS se acercó al lugar y hubo algunos enfrentamientos, hasta que la policía intervino para separarlos.

Durante todo el día, el conteo definitivo avanzó de forma lenta, hasta que, después de las 7 de la tarde, se difundieron los resultados del TREP, que dieron la ventaja que Evo necesitaba para evitar un balotaje.

Mesa anunció enseguida que desconocerá esos resultados. Y dijo que esperaba que la misión de observadores internacionales denuncie el supuesto “fraude electoral” que se registró en Bolivia.

Manifestantes opositores, este lunes, en La Paz. /EFE

Manifestantes opositores, este lunes, en La Paz. /EFE

“No vamos a permitir otro 21 de febrero”, agregó el candidato, en referencia al referéndum que se hizo en 2016 y en el que una ajustada mayoría de 51,3% le dijo No a una reforma constitucional para permitir una nueva reelección del presidente. Pero el gobierno recurrió al Tribunal Constitucional que finalmente alegó que no permitirle una nueva postulación vulneraba los derechos humanos del presidente. Así Evo pudo presentarse a su cuarta elección.

Poco después de la denuncia de Mesa, el canciller de Bolivia, Diego Pary, invitó “a los embajadores de Brasil, de Argentina, al encargado de negocios de Estados Unidos y a los organismos internacionales que puedan acompañar de manera permanente el conteo oficial de los datos de la elección”.

La Paz, enviada especial

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS