Cinco días de violentas protestas en Chile, en video

Internacionales
Lectura

La crisis en Santiago de Chile estalló con la suba del precio del subte, pero en un contexto de malestar social. Hasta este 22 de octubre, en medio de la represión policial y

el toque de queda, se contabilizan oficialmente 15 muertos y 2.643 detenidos en todo el país. La masiva protesta tomó por sorpresa al gobierno de Piñera, que sólo días antes había afirmado que Chile era una especie de "oasis" en la región.

Los acontecimientos empezaron desde el 6 de octubre, cuando el Metro de Santiago, una empresa privada en cuya propiedad participa el Estado chileno, aumentó en 30 pesos el precio del ticket en hora pico, hasta ubicarlo en 830 pesos (unos 1,2 dólares).

El ingreso per cápita en Chile es el más alto de América Latina -más de 20.000 dólares-, el crecimiento económico estimado para este año es de 2,5% del PBI y la inflación bajo el rango meta (2%). Sin embargo, el malestar en la sociedad chilena, especialmente de los sectores de bajos ingresos, tiene origen en las sucesivas alzas en los costos de la salud y la electricidad, las bajas jubilaciones y una altísima desigualdad social.

Así las cosas, en protesta por la subida del boleto del metro, cientos de estudiantes secundarios y universitarios se organizaron para entrar masivamente al subte sin pagar. Además, levantaron las mamparas de cobro para que los pasajeros ingresasen a los andenes gratuitamente.

En el quinto día de protestas en varias estaciones del metro, los disturbios fueron en aumento, motivando que el Metro de Santiago, que transportan diariamente casi 3 millones de personas, decretara el cierre de todas las estaciones, lo que produjo el colapso del tránsito, con atasco de vehículos, autobuses sobrepasados por la demanda de viajeros y peatones sin locomoción caminando en masa por las calles.​

El Poder Ejecutivo chileno invocó entonces ley de seguridad del Estado, una legislación que regula los delitos contra la seguridad interior del país y que endurece las penas para aquellos que consideren culpables de los desórdenes y disturbios.

Las manifestaciones callejeras se radicalizaron en algunos puntos de la ciudad y hubo enfrentamientos directos con los Carabineros, barricadas, saqueos en comercios, la quema y destrozo de varias estaciones de metro, de autobuses y de mobiliario urbano, e incluso incendiando la sede de la eléctrica Enel.

Los carabineros han salido a reprimir fuertemente a los manifestantes, incluso a un equipo de TN.

El presidente de país, Sebastián Piñera decretó seguidamente el estado de emergencia para gran parte de Santiago de Chile, lo que implica una restricción la libertad de locomoción y reunión por un plazo 15 días.

El presidente nombró al general de división Javier Iturriaga del Campo como jefe de la Defensa Nacional para controlar la situación. El militar designado al mando de la seguridad de la capital chilena desplegó a 500 militares para controlar los 16 ejes más importantes de la ciudad y patrullar las zonas conflictivas. Se filtró incluso un audio de la mujer del presidente donde dice en referencia a las protestas: "Es como una invasión alienígena".

Este martes, el presidente Sebastián Piñera pidió "perdón" por la situación y anunció un paquete de medidas sociales que incluye un aumento de 20% a la pensión universal básicacongela las tarifas de electricidad, en la quinta jornada de fuertes manifestaciones.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...