Bolivia: Evo Morales fue derribado por una insurrección generalizada

Internacionales
Lectura

Después de 14 años de gobierno, y de haber transformado a Bolivia con uno de los liderazgos más innovadores de su historia, renunció Evo Morales a la Presidencia de

la República.

Fue derribado por un movimiento insurreccional con epicentro en el “Comité Cívico” de Santa Cruz de la Sierra liderado por Fernando Luis Camacho, ajeno en su totalidad al sistema político-institucional del país, que se extendió a los centros urbanos del Altiplano - Potosí, Oruro, entre otros -, hasta llegar a Cochabamba y La Paz, por primera vez en la historia de Bolivia.

El movimiento insurreccional se impuso cuando se amotinaron las policías de los 9 departamentos bolivianos, comenzando por las unidades de Cochabamba y Santa Cruz de la Sierra.

En ese momento, las Fuerzas Armadas de Bolivia declararon su neutralidad en el conflicto, y señalaron que “no iban a reprimir al pueblo boliviano”; y esta convergencia de fuerzas selló el destino de Evo Morales.

Su renuncia fue precedida por un inmenso vacío de poder, que entre otras cosas se manifestó a través de la persecución en sus hogares de gobernadores y ministros, así como por la ocupación de 2 de los principales medios de comunicación oficialistas, situados en el centro de La Paz, a escasa distancia del Palacio Quemado, al que la guardia policial había abandonado sumándose a los insurrectos.

En Bolivia no ha habido un “golpe de Estado”, sino una desintegración de las estructuras estatales enfrentadas a una insurrección generalizada conducida por los “Comités Cívicos”, que se convirtió en vació de poder, situación que no ha sido superada hasta el momento.

La tenue estructura estatal boliviana no ha resistido la emergencia de múltiples y dispares reclamos sociales y políticos, profundamente contradictorios entre si, de los más diversos sectores de Bolivia, desde los sembradores de coca de Las Yungas – de dónde surgió Evo Morales como líder primero social y luego político -, pasando por la Central Obrera Boliviana (COB) protagonista central de la revolución boliviana desde 1952 en adelante, hasta la clase media paceña y cochabambina.

Todo coincidió en una movilización generalizada de la sociedad boliviana, lanzada a las calles en un esfuerzo de reclamo prácticamente unánime que destruyo las bases y fundamentos del “Estado Multicultural”.

El gobierno de Evo Morales transformó a Bolivia utilizando los recursos que produjo la nacionalización del petróleo y el gas; y así aumentó el gasto social y la capacidad de inversión del Estado, desarrollando un extraordinario programa de infraestructura y de saneamiento fiscal que le permitió reducir a la ½ el nivel de pobreza extrema, llevándolo de 35% a 15%.

De esta manera, Evo Morales creó las bases económicas que le permitieron a Bolivia aprovechar al máximo el superciclo de los “commodities” que se desplegó entre 2001 y 2010, y que le otorgó a los países de América Latina en ese periodo los mejores 10 años de su historia.

Evo Morales pactó además con la burguesía de Santa Cruz de la Sierra, una de las más emprendedoras de Sudamérica; y desplegó por primera vez en todo el Oriente boliviano una auténtica revolución agrícola, ampliando la frontera agroalimentaria en más de 2 millones de hectáreas, comenzando las exportaciones en gran escala de soja y carnes a China.

Por eso fue reiteradamente elogiado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, en el momento en que el Banco Central de La Paz disponía de más de US$ 20.000 millones de reservas, la cifra más alta de su historia.

La mayor parte de la población de Bolivia es indígena, pero el campesinado es sólo una minoría; y ahora la mayoría urbana – insurrección mediante – se ha impuesto.

Evo Morales ha caído, pero sus 14 años de gobierno han transformado para siempre a Bolivia. Evo Morales es uno de los personajes más importantes de la historia boliviana.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...