Una nueva marea alta lleva más peligro a Venecia

Internacionales
Lectura

Una nueva marea alta, la tercera en una semana trágica, agravó el pesimismo de los 50 mil venecianos, debido a la penetración de agua salada y sucia que corroe los mármoles,

destruyendo la arquitectura artística de la ciudad y afectando la estabilidad de las antiguas columnas que sostienen la basílica de San Marco.

A las 13 de este domingo (las 9 en la Argentina), se registró el pico más alto, que obligó a levantar los tablones de madera sobreelevados que se convierten en las rutas para venecianos y los turistas que siguen llegando.

La plaza de San Marco quedó así convertida en una piscina. Los tablones serán vueltos a colocar cuando baje el agua. Un policía explicó que “lo tenemos que hacer porque la marea alta y la inexperiencia de los turistas vuelve peligroso mantenerlos en funcionamiento y debemos quitarlos con el Agua Grande”, como llaman a los niveles más altas de las mareas.

Los trabajos en Venecia con tablones sobreelevados. (EFE)

Los trabajos en Venecia con tablones sobreelevados. (EFE)

Los comerciantes armaron nuevas mamparas altas para detener el paso del agua, pero ha sido inútil. Cientos de negocios no pueden abrir porque el agua alta de las dos inundaciones fuertes anteriore (de 187 y 154 centímetros el martes y el viernes) arruinaron las maquinarias y las instalaciones eléctricas, además de las mercaderías en muestra.

Las aguas volvieron a invadir la histórica basílica de San Marco, iniciada a construir hace mil años, afectando la delicada cripta donde se encuentran las seculares columnas que sostienen la catedral, creando problemas de estabilidad a la estructura.

La plaza y la basílica están en la parte más baja de la ciudad, donde se registran las mareas altas de más nivel.

La manzana de San Marco y el agua. (EFE)

La manzana de San Marco y el agua. (EFE)

El aqcua alta fue ralentizada esta mañana por una tempestad sobre el mar Adriático, pero esta tarde, cuando las mareas deben disminuir, está aumentando la fuerza de los vientos de siroco, que pueden crear graves dificultades.

El panorama es difícil porque los pronósticos indican que la marea alta disminuirá al menos a un metro de altura recién el próximo martes. Más del 70% de Venecia está hoy inundado.

En el resto de Italia el mal tiempo ha castigado de norte a sur. Florencia, que en 1966 sufrió la inundación más catastrófica de su historia, vuelve a ser amenazada por el desborde del río Arno, que esta madrugada debido a las intensas lluvias y los vientos impetuosos, subió cuatro metros de nivel.

En la zona de Grosseto (centro) llovieron desde anoche 153 milímetros, lo que llevó al desborde del río Albenga.

En Roma, los bomberos recibieron más de 200 llamados debido a que los fuertes vientos de siroco hicieron caer cientos de árboles. No hubo muertos pero si se registraron heridos de distinta gravedad, sobre todo automovilistas con sus vehiculos aplastados.

Los temores no se limitaron al mar y a los vientos. En las montañas del norte, hubo avalanchas debido a las intensas nevadas que bloquearon caminos y aislaron varios pueblos. En once de las veinte regiones italianas la emergencia obligó a suspender el tráfico de trenes. También de autos y camiones en autopistas y rutas de montaña.

Una avalancha dañó casas y caminos y vehículos en el valle de Martello, cerca de Bolsano (norte). Se busca a personas dispersas. En varios pueblos masas de nieve y árboles arrancados de raíz invadieron las calle. En algunos lugares el nivel de la nieve llegó al primer piso de las casas.


TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla ¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...