Brasil: Bolsonaro dice que prefiere al dólar por debajo de cuatro reales

Internacionales
Lectura

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el miércoles que prefiere un dólar por debajo de cuatro reales, por lo tanto más apreciado que el

del actual nivel de 4,20, pero indicó que en un contexto de flotación libre, la cotización de la moneda brasileña refleja problemas regionales y globales.

“A nosotros nos gustaría un dólar debajo de cuatro reales”, dijo Bolsonaro en una rápida declaración a periodistas. “El mundo está todo conectado. Cualquier problema allá fuera hay un reflejo en el mundo entero, no es sólo aquí”, agregó el mandatario.

En los últimos días, el real brasileño se depreció desde 4,0 hasta los 4,206 por dólar, su valor nominal mínimo histórico, afectado por una mayor aversión al riesgo provocada por las pujas comerciales entre China y Estados Unidos, y las turbulencias regionales, particularmente la de Chile, que han golpeado también a la moneda de ese país. El martes cerró en 4,201 y los mercados financieros no operaron el miércoles debido al feriado en San Pablo en conmemoración del Día de la Conciencia Negra.

La versión del Banco Central

El deslizamiento fue considerado como un movimiento sin impacto en la inflación por analistas del mercado financiero y por el presidente del Banco Central de Brasil, Roberto Campos Neto, quien recordó que está acompañado por una mejora en el riesgo país, aunque aseguró que la autoridad monetaria actuaría de manera diferente en caso de que las expectativas de incremento de los precios comenzaran a ser afectadas.

Campos Neto, en una audiencia reciente en una comisión del Senado, explicó que el movimiento cambiario obedeció a la cancelación por parte de empresas de deudas en dólares fuera de Brasil, y también a la expectativa no cumplida sobre el flujo de divisas que una subasta de áreas petroleras realizada a inicios de mes iba a provocar.

La subasta tuvo una recaudación de unos 17.500 millones de dólares, ante más de 26.000 millones esperados.

“Algunos agentes esperaban una entrada de recursos mayor”, explicó Campos Neto, quien también citó como razones para debilitamiento del real el fortalecimiento global del dólar y una merma de liquidaciones de divisas. Tradicionalmente en Brasil, además, en noviembre suelen producirse un movimiento de envío de beneficios de multinacionales instaladas en el país a sus casas matrices.

Operadores de mercado atribuyeron también el desempeño del real a la puja comercial entre Estados Unidos y China y factores regionales, especialmente la actual situación de turbulencia política y social registrada en países de América del Sur, especialmente en Chile.

En proporción inversa al debilitamiento de la moneda local, la bolsa de valores viene quebrando récords, mientras mejoran las previsiones de indicadores de la economía brasileña para el 2020.

Esta semana, el sondeo Focus, que elabora semanalmente el Banco Central y que releva las expectativas de unas cien instituciones financieras sobre los principales indicadores económicos de Brasil, elevó por segunda semana consecutiva su previsión de expansión de la economía en el 2020, a 2,17%, desde un previo de 2,08%.

La inflación se ubicaría en un margen muy confortable para la política monetaria, del 3,6% anual, con la tasa básica de interés Selic en 4,25% anual.

Este año la economía se expandiría un 0,92%, con una inflación en todo el año de 3,33%, por debajo del centro de la meta perseguida por el Banco Central.

En el tercer trimestre del año, además, la actividad económica de Brasil se aceleró, con el indicador del Banco Central IBC-BR, considerado un previo del resultado del PBI, subiendo un fuerte 0,44% en septiembre ante agosto. El resultado, bien por encima de las expectativas, fue el mejor en cuatro meses.

Brasilia, corresponsal