Para el papa Francisco, recurrir a un adivino a que lea la mano no es de cristiano, pero avalar y propiciar la alianza de Alberto Fernández con la multiprocesada Cristina Kirchner por corrupción, enriquecimiento ilícito y defensora la dictadura del criminal régimen de Nicolás Maduro, parece si serlo. Si el Vaticano es un estado, pudo haber injerencia en la política interna del estado argentino?.Tema para otro momento.