Un año con un final y novedades imperdibles

Espectaculos
Lectura
el Top Ten

Hay un desafío inmediato: revertir la baja de espectadores (a contramano de la tendencia mundial) que se dio en 2018 en nuestro país, donde se perdieron casi 2 millones de tickets cortados en relación a 2017 (en total fueron 45 millones de espectadores). Hay otro desafío que difícilmente se superará: que el 45% de ese público no llegue a salas por tanques, es decir, por películas/evento, de presupuesto de miles de millones (tanto en producción como marketing). Pero nada parece que va a frenar esa concentración mainstream en el Top Ten, que termina siendo siempre ocupado por películas que: A) logran más de un millón de espectadores y B) en su primer día de estreno suelen ocupar más de doscientas salas (llegando a quinientas en infantiles).

Si seguimos los estigmas pochocleros de San Estrenos Aglomerados de Distribuidoras Dueñas de Franquicias que dominan las salas (o intentan hacerlo) solo diez películas suelen llegar a ese lugar bendito en el Top Ten de nuestro calendario y sus tics permanentes (los estrenos de verano infantiles, el film argentino de primera mitad del año que busca el millón de espectadores –algo que se va a potenciar un año de elecciones–, la película infantil que gana el año en las vacaciones de invierno, el tanque súper del fin de semana del 1º de mayo y las taquilleras/sorpresa –que suelen ser o de terror o batacazos XL como lo fue Bohemian Rhapsody–). ¿Cuáles son las candidatas a ese podio?

2019 se parece demasiado al 2018 en estrenos: los superhéroes prometen ser potencia a la hora de las ganancias anuales. Avengers: Infinity War logró más de dos mil millones de dólares a nivel global y en ese terreno fue el estreno más visto de 2018. En 2019 ya hay varios súper en la cola: Spider-Man Un nuevo universo (recién estrenada), Capitana Marvel (7 de marzo), Shazam! (4 de abril) la continuación de Infinity War, Avengers: Endgame (25 de abril), Burn Bright (23 de mayo), Spider-Man: Lejos de casa (4 de julio), X-Men: Dark Phoenix (6 de junio), Los nuevos mutantes (1º de agosto) y Joker (3 de octubre).

¿La gran candidata a llevarse el año por delante? Toy Story 4, que va el 20 de junio, y no olvidar Frozen 2, 5 de diciembre. Se suman franquicias animadas: Cómo entrenar a tu dragón 3 (31 de enero), La gran aventura Lego 2 (7 de febrero)y Espías a escondidas (3 de octubre). Y no olvidar El Rey León, otro film animado que adapta el clásico 2D a modos realistas con estreno el 18 de julio).

El terror posee dos candidatos que conjugan las fórmula muy exitosa de “Basada en una novela de Stephen King” y ser pasto tanto de los que tienen el cerebro con forma de VHS y los fans de terror como moda: Cementerio de animales, que va el 4 de abril, y la segunda parte de It, con fecha el 5 de septiembre. ¿Films adultos con potencial? Hay que ver cómo funciona la resaca de Bohemian Rhapsody, que ha generado la nueva gallina de huevos de oro al hacer del biopic musical un film que gana premios y millones, al estreno el 30 de mayo de Rocketman, biopic sobre Elton John. ¿Será Ad Astra, con estreno el 23 de mayo, la única chance de un film adulto, con Brad Pitt, de llegar al Top Ten? Hay otra candidata: el retorno de Quentin Tarantino, que se prevé antes de agosto 2019, con Erase una vez en Hollywood. La segunda candidata también implica la vuelta de Juan José Campanella al cine popular argentino, con estreno antes de junio, con su remake de Los muchachos de antes no usaban arsénico, con Oscar Martínez, Luis Brandoni y Graciela Borges buscando crear la película nacional que finalmente llega a los dos millones de espectadores.

TV. En busca del trono de hierro

Este 2019 tiene la chance de transformarse en bisagra en lo que a pantalla chica se refiere.

La temporada que ha comenzado hace pocos días posee un hito, y es que en abril HBO comenzará a emitir la última temporada de Game of Thrones, la última serie que quedaba que cumple los requisitos de lo que dio en llamarse “la era de oro de la televisión”: gran cantidad de fanáticos a nivel mundial + muy buena recepción por parte de la crítica. Para los seguidores de la saga, vale una tranquilidad: el spin off que transcurrirá muchos siglos antes ya está en marcha, con reparto confirmado (lo encabeza Naomi Watts) y con una directora (T. J. Clarkson, de Jessica Jones y The Defenders) lista para comenzar las grabaciones en febrero.

La pregunta, entonces, es: ¿este 2019 ya definirá a la serie sucesora del trono de hierro?

En pocas horas HBO pondrá al aire la tercera temporada de True Detective (hoy se emitirán dos episodios, que mañana estarán disponibles para los clientes de Flow), que todo indica hará pasar al olvido la vergonzosa segunda temporada. También este mes se conocerán los estrenos de dos nuevas series: Deadly Class (ver crítica en página 2) y The Passage, apuesta de FOX por el terror con vampiros basado en las novelas de Justin Cronin.

En febrero será el turno de que Netflix juegue una de sus primeras cartas fuertes en el año: Umbrella Academy, basada en el cómic de Gerard Way. Marzo implicará responder una pregunta fantástica: ¿cuánto le debe una serie a su showrunner y cuánto a su guión? La primera temporada de American Gods (que aquí se puede disfrutar por Amazon) fue excelente, pero entre ésa y la que llega renunció por falta de presupuesto Bryan Fuller, quien dota a sus creaciones de un aire hipnótico, y todo indica que el escritor Neil Gaiman pondrá más manos en el asunto.

Abril, como se dijo, será el inicio del adiós de Game of Thrones. Pero en HBO también jugará sus últimas cartas Julia Louise Dreyfuss con la temporada de despedida de Veep.

Sin fecha exacta definida, pero con lanzamientos que se estiman entre mayo y junio, habrá un estreno y dos regresos interesantes. Amazon dará el puntapié inicial a su sociedad con Neil Gaiman con el estreno de la miniserie Buenos presagios, una sátira acerca de la relación entre ángeles y demonios. También estarán disponibles por entonces la última temporada de Orange is the New Black (Netflix) y la siempre contundente Peaky Blinders (que primero emitirá la BBC, productora original, y luego habrá que ponerse a rezar para que la cuelgue Netflix).

En julio será el regreso de Stranger Things con su tercera temporada (que esperemos sea mejor que la segunda).

Luego quedan las ficciones sin fecha específica, pero que entre ellas está quienes deberían recoger la antorcha de Game of Thrones: Watchmen (basada en el cómic de Alan Moore y Dave Gibbons, por HBO), Catch-22 (desembarco de George Clooney en la pantalla chica), The Politician (la primera serie fruto del multimillonario acuerdo entre Netflix y Ryan Murphy, que decidió alejarse de Fox luego de que la comprara Disney). Y el regreso de Mindhunter (Netflix), Fargo (FX) y The Terror (AMC/Flow).

Sobre el fin de año volverán The Young Pope (ahora como The New Pope, por Fox), el muy ansiado telefilm que cerrará finalmente la historia de la serie Deadwood y The Mandalorian, la serie estrella con la que debutará la plataforma de streaming Disney+.

Como suele decirse: hay equipo. Como suele angustiar: ahora hay que ver si hacen goles.