Ya las últimas elecciones fueron dando alertas. En las PASO 2015, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, enfrentó una dura interna contra Guillermo Montenegro, el hombre del PRO en San Isidro, que ganó por corto margen, debiendo ceder dos concejales titulares a los “amarillos”.


En 2017 mientras la lista de Cambiemos obtenía el 62 por ciento de los votos en las categorías nacionales, en el orden local solo sacaba el 43 por ciento, cediendo más de 20 puntos al espacio vecinal de los jóvenes de ConVocación por San Isidro, hoy muy consolidados en el electorado de algunos sectores de la ciudad.

Con decisiones típicas de un “barón del Conurbano” que ejerce mucho poder hace muchos años, Posseinterpretó que sus problemas eran las críticas internas a la necesidad de cambios políticos y transparencia, cuyo principal vocero era su hasta entonces amigo y uno de los principales referentes del possismo, Carlos Castellano.

A Castellano, entonces, decidió castigarlo quitándole la presidencia del Concejo Deliberante e imponer así un disciplinamiento a toda la estructura política y municipal. Pero el presidente de dicho cuerpo, criado y formado en la escuela de su papá Melchor Posse, no se disciplinó: al contrario, enfrentó la embestida del intendente, planteó la necesidad de producir renovaciones políticas y de gestión, y logró sostener la presidencia en la histórica votación de elección de autoridades del 7 de diciembre del 2017. La acción unificada de los 5 concejales de ConVocación, los 3 del propio Cambiemos (Carlos Juncos, Rodrigo Seguín y el propio Castellano), los 3 de Unidad Ciudadana y 2 del PJ (hoy aliados de Posse) hizo que el intendente tenga que recular y aceptar que perdía la votación.

Imagen relacionada

Pero la historia cambió ese día, porque ya las votaciones en el Concejo debían ser más consensuadas por obligación que por convicción.

Castellano seguiría siendo presidente del Concejo Deliberante por el voto unánime de sus colegas hasta el 30 de mayo de 2018, cuando el intendente logra acordar con los concejales del Frente Renovador que responden al ex senador bonaerense Sebastián Galmarini (actual director del Bapro por los acuerdos de Sergio Massa con Cambiemos) y el sospechoso cambio de voto de los concejales del PJ sanisidrense que responden a Santiago Cafiero y Leandro Martín. Este último tiene hoy con un alto cargo en el Municipio, y llamativamente dejó de ser un fuerte opositor para pasar a ser un “fanático possista”.

En el medio de esta nueva realidad legislativa, Posse tuvo que mandar a uno de sus funcionarios a dar explicaciones por Lollapalooza 2018, vetar una Ordenanza para regular el tema del Puerto y parte de la Costa, negociar diversos proyectos con el PJ para que no salga la Oficina Anticorrupción, negociar con los Renovadores para que le aprueben el aumento de Tasas Municipales, y así sistemáticamente.

Pero en la sesión del día 17 de abril pasado, la fuerza y coherencia de ConVocación -que tiene en Manuel Abella y Martín Lutufyan buenas espadas-, sumada a la experiencia de Carlos Castellano y Carlos Juncos, hizo que un proyecto de Unidad Ciudadana tenga también el acompañamiento del PJ y los Renovadores.

Ahora le tocó el turno a Posse: será interpelado por los concejales y deberá dar explicaciones por las “arbitrariedades y poco transparentes” obras en el Puerto de San Isidro.

Posse y los concejales que aún le responden de forma casi obsecuente -por los privilegios que reciben-, pretenden victimizarse. Se asombran que ConVocación, Juncos y Castellano voten con kirchneristas, pejotistas y massistas. Raro: ¿Cuando votan con ellos no se asombran? ¿O será que negocios son negocios?

Públicamente, Galmarini y los diversos peronismos acusan a Castellano, ConVocación y Juncos de ser Cambiemos. Pero es gracias a estos siete concejales que muchos buenos proyectos pueden prosperar a pesar de la oposición de Posse.

Desde el possismo saben que sus adversarios electorales dentro o fuera de Cambiemos es el espacio vecinal que hoy representa ConVocación, y la capacidad que este espacio político tenga para sumar trayectoria de radicales possistas como Castellano, Juncos; seducir a los “lilitos” de Carrió -que detestan el estilo poco transparente y republicano de Posse-, y lograr que muchos peronistas sanisidrenses los vean como la verdadera alternativa a un reinado que lleva más de 35 años y parecía imposible de ganar.

Todas las encuestas marcan que en San Isidro la puja electoral no será con un espacio peronista, que tiene límites de crecimiento. El possismo y el peronismo lo saben. Sino no se entiende el ataque sistemático que en redes sociales y medios zonales se despliega contra estos siete concejales. Castellano y ConVocación ya han denunciado en la justicia actividades de inteligencia y campañas sucias que serían financiadas de forma directa o indirecta por fondos del Municipio.

“Le robaron la casa a la concejala Catalina Riganti, robaron dos veces la sede de ConVocación, le rayaron con saña el auto a Castellano, les mandan panfletos en la vía pública ensuciando las trayectorias de sus dirigentes con mentiras, aprietan a periodistas zonales para que no les den notas… ¿No será mucho, Almirante? ¡Faltaba más, Coronel!, diría la canción de Piero”, señaló un vocero del deliberativo sanisidrense.

En ese aspecto, muchos coinciden en que, para seguir siendo distintos, los sanisidrenses saben que “hay que salir del letargo y la comodidad”.

fuente seccionesbonaerenses

Productores de Merlo reclaman por los "Tasazos" que les está aplicando la comuna de Merlo por sus terrenos. Son espacios de producción ubicados en zonas rurales que fueron recategorizados como urbano y sus tasas aumentaron hasta en un 2500%. Tienen miedo de perder sus tierras, que otrora fueron un vergel de producción y trabajo. Por Gerardo "Gallo" Candolo

Al parecer la decisión estaría tomada y el intendente de San Miguel, con licencia dado que ocupa un ministerio en el gabinete María Eugenia Vidal, volvería al distrito para ponerse al frente de la campaña. ¿Quién es Jorge Borda?


Según el sitio digital Noticias Graficas, los medios locales preocupados por la pauta, no informarían como deben sobre estas cuestiones que preocupan al "joaquinismo".


De la Torre no va hacer nada extraño, vuelve al distrito a tratar de lograr la mayor cantidad de votos que necesita Vidal para quedarse al mando de la provincia de Buenos Aires. Se dan versiones de todo tipo, se habla de la gestión de Méndez como la más efectiva pero el ministro lo rodeó de familiares directos y le puso a Pablo De la Torre (su hermano médico) a encabezar firmas de convenios, encuentros nacionales y excesiva participación mediática.

Hoy Cambiemos en San Miguel, necesita dar una sorpresa, ahí no entra Jaime Méndez, conocido por su poco carisma y nula llegada con la gente. Desde el 2015 el intendente interino no logró instalar su nombre en el recuerdo de los vecinos de San Miguel, por eso muchos lo ven como un buen secretario pero no como un intendente de batallas políticas. Cuentan,que el malhumorado ministro lo retó frente a la concurrencia para corregirlo, además lo instó a que dejara de hacer comparaciones con el rugby, a Joaquín no le gusta para nada que saque chapa de “cheto” en medio de la crisis y menos con la militancia que filtra todo. Asegura Noticias Graficas.

Existe también, una gran preocupación por las actividades de un operador del municipio, muy cercano al intendente, dedicado a las habilitaciones de apellido Borda a quien se lo vincula con personajes de la pesada, pudo saber Total News. Pero este punto será tratado en nota posterior, dado que tendría implicancias federales.

La orden de Cambiemos en San Miguel es que se hable de las obras como motor sin tocar el derrumbe en las encuestas que arrastra todo a su paso. Hoy la oposición unida le gana a De la Torre a pesar de lo que dicen los medios oficialistas de la localidad. Son varios los intendentes del conurbano los que posan la vista en San Miguel, con especial atención a las movidas que buscan abrazar a los que todavía buscan jefe en el distrito.

La preocupación de Cambiemos tiene un argumento válido basada en el hilo de derrotas que marcan el camino de salida del presidente Macri y la gobernadora Vidal. A su vez existe la dificultad por no poder utilizar a Claudio Pérez (el eterno alfil joaquinista).

Otra maniobra que no pudo concretar De la Torre fue la del abrazo del oso al eterno candidato. La vuelta al redil de Humberto Fernández, luego de su fallida candidatura y el aislamiento de los intendentes peronistas, lo obligaron a dejar de insistir con lo que muchos sospechan como una alianza con el macrismo local. Todo se sabe.

A Joaquín de la Torre no le queda otra alternativa que volver. Los medios que se calientan bajo el sol de Cambiemos en San Miguel, van a buscar excusas para negarlo, la única verdad es la realidad: necesitan al ministro por que los números van en picada y la gente no come asfaltos ¿cómo se van a despegar de Macri-Vidal? Es tarea para el oficialismo. La oposición tiene que pensar como exponerlos, como dejar en claro que el gobierno local es antipopular, igual que sus pares ideológicos a nivel provincial y nacional, esa es la tarea.

 

El evento en Moreno, tuvo formato de asado donde llegaron ,además de los vecinos interesados en la cambiar la forma de hacer política, referentes como Jesús Cariglino, Osvaldo Mercuri y el ministro de María Eugenia Vidal, Joaquín de la Torre y el principal orador Aníbal Asseff


El candidato para intendente Asseff, apunto a la santabárbara del destruido buque municipal que “capitanea” el deteriorado intendente Festa. Assef aseguro , al igual que a su turno ratifo el ministro De La Torre, que asi como San Miguel, vecina de Moreno recibió fondos para asfalta, salud, educación y seguridad, también los recio el intendente Festa para Morenos, pero que hoy no están ni las obras ni el dinero, por lo que los vecinos pagan las consecuencias. Y” con esto vamos a terminar de una vez por todas”

Moreno, denominado el Haiti del conurbano, no solo se hunde en el fango de sus inexistentes calles, también arrastra a los vecinos a las profundidades de la pobreza , sino que hunde a los chicos en el vacio inmundo de las drogas. Aseguraba un maestro durante el almuerzo.

 El responsable, el actual intendente kirchnerista Walter Festa, quien según los lugareños estaría vinculado con el narcotráfico, de donde habrían provenido y provendrían sus fondos de campaña. Acusaciones que no es la primera vez que escucha un enviado de Total News.

Los vecinos se mostraron indignados con las actuales autoridades y aseguraron a este cronista que Festa no tendrá otro oportunidad, a nosotros nos arruino. Nuestros hijos no pueden andar solos por la calle, ni hablar de tener que pedir una ambulancia, estas no pueden entrar y las locales no existen.
Al momento de los agradecimientos por la convocatoria de la Agrupacion La 31, todos aplaudieron a “Perro” como le dicen cariñosamente los vecinos a Anibal Sidane, el factótum de La 31. Otras dos figuras de Moreno que fueron requeridas y para las fotos y reconocidas por su trabajo ,fueron Gary y Julian Cigna, junto a Walter Bonavera, quien libra las batallas judiciales contra la corrupción en Consejo Escolar de Moreno

Las runas están echadas y la cuenta regresiva para Festa está en marcha en Moreno, se aseguró.