Mataron en Moreno a un comisario de San Isidro para robarle el auto frente a la casa de su novia

Municipios
Lectura

Un comisario inspector fue asesinado de dos balazos en el estómago anoche tras el intento de robo de su auto cuando llegó a la casa de su novia en la localidad bonaerense de Las Catonas, partido de Moreno, y se enfrentó a tiros con delincuentes, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Se trata de Carlos Leonardo Valdez (46), perteneciente a la División Traslados de Detenidos de la Jefatura Departamental San Isidro, quien cuando ocurrió el hecho estaba de civil.


El policía arribó en su auto Ford Focus a la casa de su novia, en la calle Juan de la Cierva, manzana 37, casa 3, entre Canadá y La Tablada, donde fue atacado por cuatro ladrones que quisieron robarle el vehículo.


Según los investigadores, Valdez se identificó como policía, se enfrentó a tiros con los asaltantes y luego cayó herido en la calle. Logró entrar a la casa de su novia, donde se desvaneció.

Inmediatamente la mujer, al verlo tirado y ensangrentado, llamó al servicio de emergencias 911 y el comisario fue llevado al hospital Luciano de la Vega de Moreno para ser atendido, pero llegó muerto.

En tanto, los delincuentes lograron escapar a pie y dejaron abandonado un Volkswagen Bora en el que habían llegado y que había sido robado en la la zona de San Martín a la mujer de otro policía.

Debido a que el comisario llegó a disparar, se cree que alguno de los ladrones resultó herido y por esa razón se estaba realizando un relevamiento en los centros de salud de la zona.

La investigación judicial se encuentra a cargo de la fiscal 3 de Moreno, Luisa Pontecorvo, que se encontraba esta mañana tomando testimonios y supervisando el trabajo de la Policía Científica en el lugar de los hechos.

Además, ordenó la realización de la autopsia del comisario, que se efectuará en las próximas horas.

Valdez es el séptimo integrante de una fuerza de seguridad asesinado en lo que va del año y su crimen se produjo cerca de donde ayer fue asesinado el sargento primero de Gendarmería Pablo Quiroga (49), muerto de tres tiros en el pecho también en Moreno por delincuentes que le robaron su arma reglamentaria, su celular y su billetera.