En medio de fugas de tropa propia, Negri seguirá al frente del interbloque Cambiemos

Politica
Lectura

Cambiemos resolvió, por ahora, sus cuitas internas legislativas, en el duro trance de la derrota y tener que pasar a ser oposición en unos días. En jornada de reuniones no sin

cierta agitación, se terminó de definir que Mario Negri, presidente del bloque de la UCR en Diputados (reelecto la semana pasada en el cargo), seguirá siendo en esta nueva etapa el jefe del interbloque. Así se acordó con los otros presidentes de los bloques, Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica).

“Vamos a ser una oposición constructiva y contribuir a que haya Presupuesto en diciembre, como necesita el presidente electo”, le dijo este martes Negri a Clarín.

El interbloque tiene “seguros” 116 diputados, y podría subir uno o dos más en la cuenta cuando se termine de cerrar la lista antes de la sesión preparatoria. Quedará igual por debajo del Frente de Todos que será primera minoría, con alrededor de 120. En una Cámara muy polarizada por las dos grandes coaliciones. Una foto de este diciembre, que podría mutar rápidamente de acuerdo a la evolución de las circunstancias políticas.

Por cuerda separada, el PRO también llegó a acuerdos internos en una larga reunión de bloque no exenta de asperezas, según contaron algunas fuentes.

El bloque consolidó 52 integrantes, y para evitar más fugas (se fueron Antonio Carambia, santacruceño, el sindicalista de peones rurales Pablo Ansaloni y la tucumana Beatriz Avila), Ritondo habilitó que los peronistas aliados Marcelo Orrego (San Juan) y Felipe Alvarez (La Rioja) puedan integrarse desde el interbloque. El peronista tucumano Domingo Amaya, en cambio, quedó dentro del macrismo.

Por ahora, el grupo de diputados que responde a Emilio Monzó sigue adentro, aunque su horizonte es el de consolidarse como un sub-bloque con autonomía política y disputar poder a futuro. La diputada monzonista Silvia Lospenatto seguirá siendo secretaria parlamentaria del bloque.

En el PRO debajo de Ritondo se repartieron las vices, para la porteña Carmen Polledo, y las otras dos serían para el cordobés Héctor Baldassi y el pampeano Martín Maquieyra.

También se resolvió la vicepresidencia primera de la Cámara (que toca a la fuerza más numerosa de la oposición), para el larretista Alvaro González, con promesa de rotación en un año para el mendocino Omar de Marchi, que la reclamaba para el “PRO federal”.

La vicepresidencia tercera del cuerpo será para el radical Alfredo Cornejo.

Al frente del interbloque, Negri tendrá la responsabilidad de los cierres de los debates, como ha sido hasta ahora, con su larga experiencia parlamentaria. Aunque en la oposición ese puesto no aparecía tan apetecible (siendo oficialismo implicaba vínculo directo con la Rosada) se facilitó el acuerdo al quedarse el macrismo con la vice 1ra, y también con la Secretaría de Coordinación de la Cámara, que por Reglamento de la Cámara le corresponde a la oposición.