Tras su excarcelación, De Vido habló "de la persecución y estigmatización" del gobierno de Macri

Politica
Lectura

Minutos después de que el Tribunal Oral Federal (TOF)7 ordenara su inmediata libertad, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido habló esta noche desde la cárcel, mostró su satisfacción por la

noticia y defendió su inocencia en todas las causas en las que está implicado. 

"El TOF 7 dictó mi inmediata libertad en función del fallo de la Cámara de Casación. No quiero hablar demasiado porque no leí los fallos y yo todavía no he sido notificado, salvo por mis abogados telefónicamente. Si se confirma el fallo iría a mi casa con prisión domiciliaria", explicó De Vido en A24.

Detenido desde hace 26 meses en el penal de Ezeiza, el ex diputado de la Nación residirá a partir de ahora en una casa ubicada en Zárate, donde deberá cumplir con una detención domiciliaria que le fue impuesta por el TOF 1 en el marco de la causa en la que se investigan supuestos desmanejos con dinero público que debía destinarse a la mina de carbón de Rio Turbio.

Sobre sus días en prisión, De Vido comentó esta noche que permanece en una celda común, "con una cama, un armario de chapa y un escritorio".

"En la celda estoy solo, pero en el pabellón comparto con otros nueve compañeros. En general son todos casos relacionados con la persecución judicial del gobierno de Macri. Sacando a los detenidos de lesa humanidad, que están ubicados en pabellones, el resto está condenado por causas vinculadas al macrismo, por la persecución y la estigmatización no sólo de nosotros, también de parientes y de empresarios nacionales que resistieron a los ofrecimientos de arrepentimiento si vinculaban a Cristina o a mí con los casos", argumentó.

x

Sobre el resto de las causas en las que está implicado, De Vido reiteró su inocencia y brindó detalles sobre el curso de la causa por el accidente ferroviario de Once ocurrido el 22 de febrero de 2012, donde 52 personas perdieron la vida.

"La sentencia de Once no está firme, está en Casación y la estamos apelando con mucha fuerza porque en mi juicio quedó evidenciado que el tren frenaba y que el maquinista no frenó por diferentes motivos".

Para explicar su inocencia, De Vido apuntó específicamente contra los peritos. "Los peritos son truchos y fueron impulsados por el juez Bonadio, Stornelli y Dalessio, tal como pasó con el perito Cohen en la causa de los cuadernos o con el perito Brito en la causa del tren. Fue el mismo sistema, todos fueron extorsionados, comprados y operados.  Y Dalessio no era un lobo solitario, pensar eso es de idiota. En la causa de Dolores hay evidencias de las conversaciones que tenía con los peritos", reclamó.

Sobre el fiscal Stornelli, De Vido agregó que "es un delincuente que tiene que estar preso por todas las maniobras de extorsión y por haber intentado mandar preso y plantarle cocaína a la ex pareja de su mujer."

Cuando fue encarcelado, De Vido se desempeñaba como diputado, pero la Cámara Baja le despojó de sus fueros a petición de la Justicia, tanto por la causa de Río Turbio como por el supuesto pago de sobreprecios en la compra de gas licuado durante su tiempo de ministro, aunque en este caso se dictó más adelante la falta de mérito.

Un año después, en octubre de 2018, fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por fraude al Estado en relación a la llamada "tragedia de Once", que dejó 51 muertos en 2012 tras el choque de tren ocurrido hace siete años en Buenos Aires, pero esa sentencia todavía no es firme.

Mientras, la "causa de los cuadernos" es considerada el mayor caso de corrupción del país y mantiene procesados a multitud de poderosos empresarios y ex funcionarios del Gobierno.