Antes de irse, Mauricio Macri le mandó $ 20 mil millones a María Eugenia Vidal para que cancele una deuda

Politica
Lectura

El 3 de diciembre, una semana antes de dejar la gobernación, María Eugenia Vidal citó a los medios para hacer su balance de gestión y sorprendió al anunciarla actualización

del Fondo del Conurbano.

El convenio por la actualización del Fondo del Conurbano lleva la firma de Marcos Peña, Carolina Stanley y María Eugenia Vidal.

El convenio por la actualización del Fondo del Conurbano lleva la firma de Marcos Peña, Carolina Stanley y María Eugenia Vidal.

“Les puedo anunciar que estamos trabajando con el Gobierno para, en esta semana, terminar de instrumentarlo”, declaró la ex mandataria bonaerense.

Sin embargo, nada más se supo sobre la forma o el monto con el que la Casa Rosada resarciría a la Provincia, que tras recuperar el Fondo del Conurbano con el consenso fiscal de 2017 vio cómo la inflación le licuaba las sumas comprometidas para 2018 ($21 mil millones) y 2019 ($44 mil millones).

El que no se olvidó fue el sucesor de Vidal al frente del distrito más grande y poblado del país: Axel Kicillof. Durante su discurso de asunción, el gobernador fue categórico. “La Provincia depende más de recursos externos que vienen de Nación que de sus propios recursos y a eso se agrega que se le prometió a la provincia un fondo del conurbano que se iba a actualizar y no se actualizó”, sentenció el ex ministro de Economía de Cristina Kirchner.

El convenio por la actualización del Fondo del Conurbano lleva la firma de Marcos Peña, Carolina Stanley y María Eugenia Vidal.

El convenio por la actualización del Fondo del Conurbano lleva la firma de Marcos Peña, Carolina Stanley y María Eugenia Vidal.

Para contrastar los dichos del gobernador, funcionarios de Macri y de Vidal hicieron circular una copia del convenio rubricado entre ambas partes con la actualización del monto: $20.536 millones.

La cifra es prácticamente la misma que a fines de 2018 la entonces gobernadora reclamó al entonces Presidente. Vidal presionaba por $19 mil millones, cuando se preveía una inflación anual cercana al 30 por ciento, mucho menor al 55 por ciento con el que terminará terminará diciembre.

Kicillof, sin embargo, no podrá echar mano a esos recursos. La transferencia de la partida se utilizó para cancelar un adelanto del Tesoro -un convenio de asistencia financiera- a la Provincia en mayo pasado.

Axel Kicillof asumió como gobernador bonaerense con críticas a la gestión de Vidal. / Mario Quinteros

Axel Kicillof asumió como gobernador bonaerense con críticas a la gestión de Vidal. / Mario Quinteros

El convenio 1007 lleva las firmas del ex jefe de Gabinete Marcos Peña y de la ex ministra de Salud y Desarrollo Social Carolina Stanley, quien reemplazó al ministro de Hacienda Hernán Lacunza, que se excusó porque en sus tiempos como ministro de Vidal había iniciado el reclamo para la actualización. Por la Provincia firmó la ex gobernadora.

Entre los considerandos, se explicita el compromiso asumido en el Consenso Fiscal -también criticado por Kicillof- para que a partir de 2020, el Fondo del Conurbano se actualice por inflación. Por esa razón, los funcionarios macristas y vidalistas necesitaban que para el año próximo se incluyera en el cálculo el fondo actualizado. “El Estado compromete sus mayores esfuerzos para apoyar el fortalecimiento de las condiciones necesarias para consolidar la gestión pública; incluyendo la ampliación del Presupuesto 2020 a los fines de mantener el valor real de la compensación a la Provincia relacionada con el Fondo del Conurbano”, señala el documento.

“Para 2020 habrá compensación doble”, confirmaron funcionarios de la nueva administración nacional. Sin embargo, Por lo menos dos gobernadores le trasladaron al presidente Alberto Fernández y al ministro del Interior Wado de Pedro un pedido para dejar sin efecto el consenso fiscal. El Gobierno lo evalúa

El convenio entre la administración de Vidal y la de Macri por el fondo del conurbano tiene fecha del 30 de octubre, aunque la ex gobernadora precisó un mes después que aún se trabajaba en la instrumentación de la actualización. 

En el pasado, los gobernadores reclamaron al Gobierno de Macri por privilegiar a la administración de Vidal con partidas discrecionales. "Sería un problema del nuevo gobierno, pero el año que viene. Los gobernadores no tendrían razón. Todo el Consenso Fiscal se actualizó por inflación, excepto el Fondo del conurbano, que no se actualizaba en 2018 y 2019, porque se preveía una inflación mucho más baja. La actualización es ecuánime. Además no se le dio dinero fresco a la Provincia. Lo usó para cancelar deuda. No subió la caja y bajó la deuda”, argumentó un ex integrante del Gabinete. 

El acuerdo entre Provincia y Nación no necesita ser publicado en el Boletín Oficial para entrar en vigor. Para Kicillof no es suficiente y la actualización resulta engañosa, porque no ingresó más dinero a las arcas bonaerenses. “Cuando uno hace la cuenta, se redujeron los recursos propios, se trasladaron los costos de los subsidios, no se actualizó ese fondo del conurbano, la cuenta da mal para la provincia”, destacó en la Legislatura bonaerense.

El flamante gobernador es lapidario para referirse a la situación financiera de la Provincia. "Vos podes tener un millón de pesos en la mesa de luz e irte a dormir tranquilo, pero si para tener eso no pagaste ni la cuota de la casa, ni la cuota del auto, ni el colegio de los pibes, ni la nafta, ni el supermercado ni los servicios, cuando te levantes al otro día lo que debés sigue siendo lo mismo. Sobreactuaron una situación, pero los problemas quedaron todos", razonó en un diálogo con periodistas. La buena sintonía de la transición llegó a su fin.