Tras dos años cerrado, un grupo inversor chileno administrará un hotel de los Kirchner

Politica
Lectura

Con una ubicación privilegiada con vista al Lago Argentino, el hotel Las Dunas de la familia Kirchner abrió sus puertas después de permanecer dos años cerrado. Una empresa chilena es la

que negocia con la administración judicial el contrato de explotación, ya que el hotel está intervenido desde 2018 por orden del juez Julián Ercolini que llevó adelante la investigación por lavado de dinero. El complejo turístico como las demás firmas de la vicepresidenta, continuarán intervenidas tras la prórroga del Tribunal que llevará a cabo el juicio por lavado de activos. El dinero que se desprecia de la administración del hotel, se dirige a una cuenta especial que maneja la intervención.

El Calafate está en plena temporada. Prometedora gracias al turismo extranjero que queda atrapado por la belleza del Glaciar Perito Moreno y las demás atracciones naturales de la zona. Allí, en la villa turística, Cristina Kirchner tuvo desde 2008 tres hoteles. El principal es el Alto Calafate, de cuatro estrellas, que comenzó a comercializar como si fuera uno de cinco. El inmueble le pertenece a Hotesur SA, la firma investigada por haber lavado -según determinó la Justicia- $ 80 millones entre 2009 y 2015 con la participación de Lázaro Báez.