Crisis en Chubut: ATE advierte que aceptar el congelamiento de salarios "sería un suicidio"

Politica
Lectura

En medio de lacreciente crisis en la provincia de Chubut,  los referentes de la Asociación de Trabajadores del Estado  (ATE) alertaron este lunes que aceptar el congelamiento de salarios que fijó

el gobierno provincial "sería un suicidio".

El secretario general de ATE en Puerto Madryn, Roberto Cabedas, rechazó así el proyecto de ley que se envió a la Legislatura provincial y que establece que no habrá aumentos salariales por 180 días.

"No se pagaron los aumentos que se firmaron a principio de 2019, lo único que se cobró fue un 6% frente a un 54% de inflación. El aumento acordado estaba en el orden del 40%, no era para nada malo, pero lo cierto es que al no ser pago el salario se deteriora rápidamente. Y si encima nos proponen 180 días más de congelamiento, aceptarlo sería un suicidio", manifestó Cabedas en declaraciones a radio Metro. 

El Gobierno del Chubut anunció el jueves pasado el envío a la Legislatura provincial un proyecto de Reforma Estructural del Estado, que contempla una reducción del número de personal de la administración pública -vía retiro voluntario y jubilación de personal-, una suspensión temporal en los incrementos salariales y un reperfilamiento de los plazos de vencimiento de deuda.

Ante esa situación, los trabajadores del área de Salud agrupados en ATE anunciaron un paro por 180 días. “Si hay180 días de salarios congelados habrá 180 días de paro”, justificó Cabedas tras anunciar la medida de fuerza. 

Según el ministro de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, la iniciativa oficial buscar paliar "una situación aguda en las finanzas que obliga a plantear una reestructuración que nos permita oxigenar las cuentas públicas y planificar una política económica que impulse el crecimiento sostenido", dijo 

El anuncio de la administración del gobernador Mariano Arcioni​ se conoció luego de que el Gobierno nacional dispusiera un adelanto de fondos por una suma total de hasta $1.000 millones, para ayudar a paliar la crisis que enfrenta el gobierno de Mariano Arcioni.

En esa oportunidad, la Nación también dispuso anticipos financieros para las provincias de Chaco, Río Negro, Santa Cruz y Tucumán.