Martín Guzmán y la relación con el FMI: "Estamos en control, no vamos a permitir ninguna condicionalidad"

Politica
Lectura

El ministro de Economía, Martín Guzmán, cuestionó este martes el programa que acordó el gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional y fue enfático al señalar que

no aceptará "ninguna condicionalidad" por parte del organismo.

"Lo que sucede es que en este momento la relación con el FMI es diferente de lo que ha ocurrido con otras instancias en la historia argentina. Nosotros estamos en control. Este es un programa económico diseñado por nosotros y ejecutado por nosotros. No vamos a permitir ninguna condicionalidad", señaló el funcionario en conferencia de prensa desde la Casa Rosada, en la que anunció el envío al Congreso del proyecto de ley de sostenibilidad de la deuda externa.

Guzmán consideró que el programa que heredó fue un "estrepitoso fracaso" y explicó: "El programa que acordó el Gobierno previo con el FMI fue un estrepitoso fracaso. Los números están a la vista: aumentó muchísimo el endeudamiento, no aumentó la capacidad productiva, generó una caída de la demanda que afectó fuerte al mercado interno y un aumento brutal de la tasa de interés que genero un costo de crédito altísimo y destrucción de empresas".

"Esto no va y lo nuestro es distinto. Lo nuestro es nuestro, lo diseñamos nosotros. Lo hacemos porque nosotros queremos hacerlo", concluyó, tras ser consultado por las reformas jubilatoria y laboral que propone el organismo, entre otras.

Minutos antes, Guzmán había señalado que la situación del país es "crítica" en materia de endeudamiento. "En solo dos años el país rifó el acceso al mercado de créditos internacionales. El país recuperó el acceso el 1° de abril de 2016 y a finales de 2018 lo había perdido".

En este sentido, amplió: "Cuando en abril de 2018 cambiaron las expectativas, se alcanzó el préstamo más grande en la historia del FMI y esos fondos no fueron utilizados para nada que tuviese que ver con aumentar la capacidad productiva del país. Por el contrario, fueron utilizados para pagar deuda y para financiar la salida de capitales. Hoy tenemos una carga de deuda que es insostenible, que hipoteca el futuro de los argentinos".

JPE