Cierre del viaje de Alberto Fernández: diplomacia con Maradona y Messi y "un bicho suelto" en Jerusalén

Politica
Lectura

Enviado especial

Alberto Fernández tuvo tres sorpresas futboleras en su último día en Jerusalén. Primero, el presidente Reuven Rivlin le habló de los dos mejores jugadores argentinos de

la historia. "Voy a sumar puntos con mi nieto cuando le cuente que estuve con el presidente de Diego Maradona y Lionel Messi", le dijo el mandatario anfitrión.

Más tarde, mientras atravesaba el pasillo del hotel para almorzar, lo sorprendió Mariano Man, un periodista argentino que vive en Tel Aviv y le entregó una camiseta antigua del "Bicho", de Argentinos Juniors, el equipo del que es hincha el Presidente.

El editor de Israel21C en español, oriundo de La Paternal, se identificó como hincha de Boca y Argentinos, un detalle que "molestó" al Presidente. El diputado Eduardo Valdés -integrante de la comitiva argentina- le insinuó que mentía y Man, para demostrar su condición de hincha terminó cantando una canción característica del "Bicho", uno de los actuales punteros del campeonatos. El Presidente se sumó a los cánticos en el lujoso e histórico hotel de la capital israelí y terminó abrazado con el hincha "bígamo".

x

Para completar el viernes futbolero, en ese momento también se presentó Kike Rosenburt, fundador del Hapoel Katamon, un club del ascenso israelí que se conformó como una sociedad civil, un caso único en el fútbol privatizado de Israel, donde los clubes son sociedades anónimas. Fernández estaba al tanto de la gestión de Rosenburt en el Hapoel.

Mirá también
Macri comprador y el funcionario enamorado

"No paran de ascender", le dijo antes de almorzar con Axel Kicillof, Felipe Solá, Eduardo Valdés, Gustavo Beliz y Juan Pablo Biondi.

Finalmente, un amigo de Man le contó a Clarín que el periodista es fanático de Boca y aunque es simpatizante del Bicho, no toleraría ponerse una camiseta con los colores de River, el otro puntero del campeonato.

PDL