Claudio Moroni se impuso en medio de roces y designó cargos clave en el Ministerio de Trabajo

Politica
Lectura

El ministro de Trabajo Claudio Moroni designó en las últimas horas a hombres de su confianza en cargos clave de la cartera laboral. De esa manera, el funcionario ocupó las áreas

que estaban vacantes desde diciembre y cerró una fuerte interna que en su momento llegó a provocar roces con la jefatura de Gabinete y el massismo.

Uno de los principales nombramientos efectuados a través del decreto que lleva la firma de Moroni, Cafiero y Alberto Fernández es el de Miguel Angel Baelo al frente de la Jefatura de Gabinete de Trabajo. Baelo es un hombre muy cercano al ministro de Trabajo que fue superintendente de Seguros de la Nación, cuando el actual titular de la cartera laboral abandonó ese cargo y se retiró del Gobierno con Alberto Fernández.

El movimiento fue habilitado por la renuncia de Leonardo Di Pietro Paolo, quien hasta ayer era el jefe de Gabinete y que ahora ocupará la estratégica secretaría de Empleo para manejar importantes subsidios, la relación con las provincias y los gremios. Di Pietro es un abogado que durante la gestión duhaldista fue secretario de Políticas Sociales en el Ministerio de Desarrollo Social y durante el primer kirchnerismo fue jefe de Gabinete del Ministerio de Salud encabezado por Ginés González.

De ese modo, Moroni ubicó a uno de los suyos en una secretaría que era codiciada por Sergio Massa. En ese cargo intentó acomodar el diputado nacional Raúl Pérez y la consejala de Avellaneda Mónica Litza, ambos del Frente Renovador. Pero las negociaciones terminaron por dejarlos afuera, aunque Litza fue compensada con su designación como vicepresidenta del Correo Argentino.

Algo similar había ocurrido con Gerardo Girón, un politólogo de confianza de la familia Cafiero que primero fue presentado en la cartera laboral, luego fue desplazado y finalmente el 9 de enero pasado quedó al frente de la subsecretaría de Articulación Territorial.

La secretaría de Seguridad Social, en tanto, fue encargada a Luis Guillermo Bulit Goñi, un hombre que fue gerente jurídico de la Superintendencia de AFJP en la gestión de Carlos Menem, director de asuntos jurídicos de ANSES desde 1995 hasta diciembre pasado, gerente administrativo entre 2007 a 2008 y secretario Legal y Técnico desde diciembre pasado hasta ayer bajo la gestión de Alejandro Vanoli. La secretaría de Trabajo quedó en manos de Carlos Sánchez y la subsecretaría de Empleo la ocupará Javier Bogani.