El oficialismo logró dictamen en Diputados y buscará aprobar este miércoles el proyecto sobre deuda externa

Politica
Lectura

Por primera vez desde 2002, el Congreso vuelve a sesionar en enero. Tras las negociaciones del Ejecutivo con los gobernadores de Juntos por el Cambio, el proyecto de “sostenibilidad de la

deuda” se encamina a alcanzar este miércoles la media sanción con amplio apoyo de la oposición. En la sesión, que comenzará pasado el mediodía, también se convertirá en ley la suspensión del pacto fiscal, que ya tuvo luz verde en el Senado.

La iniciativa enviada por el ministro de Economía Martín Guzmán obtuvo hoy dictamen sin modificaciones en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Finanzas, con apoyo de los dos interbloques federales: el de del mendocino José Luis Ramón y el de Eduardo Bali Bucca.

Durante esa reunión, los legisladores de Juntos por el Cambio pidieron permiso para tener tiempo, hasta horas antes de la sesión, de presentar un dictamen propio que contemple la situación de endeudamiento de las provincias con la Nación. Ese era el reclamo que los propios gobernadores radicales -Rodolfo Suárez (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdes (Corrientes)- junto al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, le habían llevado más temprano al presidente de la Cámara, Sergio Massa, y el jefe de la bancada del FdT, Máximo Kirchner.

Pero durante la tarde, las negociaciones se aceleraron y la situación cambió. El jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Interior Wado de Pedro fueron a negociar con los mandatarios de la oposición al Congreso y con el compromiso del Ejecutivo de crear una mesa para analizar las situaciones de las provincias, los legisladores de Juntos por el Cambio reconocieron que acompañarán.

"La reunión fue muy positiva. Hemos logrado que escuchen nuestro pedido de que haya un marco institucional para discutir la relación de las provincias y la Nación. Vamos a votar un proyecto de resolución y vamos a crear una mesa de trabajo entre el Ejecutivo y el bloque mayoritario de la oposición para analizar la sustentabilidad de las deudas de las provincias", explicaron en un comunicado.

La única modificación que se haría en el texto durante la sesión sería un articulo para que las provincias que quieran "puedan" adherir a la renegociación nacional.

"La realidad es que salvo Buenos Aires y Córdoba, las demás provincias tienen deudas muy menores en el extranjero. El gran problema son las deudas de las provincias con el Tesoro Nacional y el Fondo de Garantía y Sustentabilidad de la Anses", reconocen en JxC.

El proyecto de deuda es la primera carta del Ejecutivo para encarar la renegociación con mayor respaldo político e institucional. Para explicar el texto el Ejecutivo envió ayer al plenario de comisiones subprocurador del Tesoro Nacional, Sebastián Soler, y asesor legal del ministerio de Economía, Cristian Dellepiane.

Desde un inicio en la oposición dijeron que se trataba de un "paraguas político". Los funcionarios no lo negaron. “¿Hacía falta una ley? La respuesta jurídica rápida es que no. Pero es aconsejable y prudente que haya una ley. Parece bueno y fortalece a las posibilidades de los negociadores del gobierno argentino si el Congreso acompaña con el respaldo más amplio posible”, apuntó Soler.

La votación que será más complicada será la del proyecto de suspensión del pacto fiscal, donde JxC tiene posiciones divididas. La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, ya adelantó en las redes no avalará el pacto fiscal. “Lo que no se puede votar es el consenso fiscal porque la no disminución de los ingresos brutos funde a las pymes y clases medias argentinas que dan trabajo, lo mismo que la no suba del mínimo no imponible para ganancias. No vamos a votar en contra del pueblo”, escribió. 

Sin embargo, los legisladores que responden a los mandatarios y a Larreta votarán a favor. En la reunión de interbloque prevista antes de la sesión se definirá la estrategia, pero es probable que los "lilitos" se abstengan de esa votación.