Elisa Carrió ahora pide que investiguen la muerte del testigo clave contra el tesorero de la UOM como "un homicidio"

Politica
Lectura

Elisa Carrió sigue transcurriendo la semana a micrófono abierto, pero esta vez apuntó hacia afuera de la coalición Cambiemos. Durante su visita a Córdoba, este miércoles afirmó que “la muerte de

un testigo clave en la investigación por enriquecimiento ilícito del ex tesorero de la UOM debe ser investigado como un homicidio”. La diputada oficialista se refiere a Patricio Vitale, un ex inspector del área de fiscalización de la municipalidad de Quilmes que en agosto del año pasado aportó información sobre el supuesto enriquecimiento de su ex suegro, Juan Carlos Chumen.

“La muerte de Vitale, un testigo clave en la investigación por enriquecimiento ilícito contra el ex tesorero de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) debe ser investigado como un homicidio”, disparó Carrió. “Le requiero urgencia a la Justicia para investigar este homicidio como tal”, añadió la diputada, autora de la denuncia por enriquecimiento ilicito y tráfico de influencias contra Chumen, tesorero del sindicato de metalúrgicos.

“No puede haber impunidad, no se puede hablar de suicidio cuando era el testigo fundamental en un juicio contra el ex tesorero la UOM”, sostuvo Carrió.

Chumen, de origen humilde de San Francisco Solano, fue concejal de Quilmes entre 1991 y 1995, luego funcionario en la Secretaría de Industria de ese municipio, más tarde fue Secretario adjunto de la UOM Quilmes, y finalmente tesorero de la UOM nacional.

Según investiga la justicia, a partir el año 2010 su situación patrimonial habría cambiado: supuestamente compró una casa en Bernal, y últimamente -según Vitale- vivía en Puerto Madero. También habría adquirido autos de alta gama y cuatro sociedades. Por su intermedio proveía servicios de ambulancias a la Obra Asistencial de la UOM. Desde 2012 se asoció con Raul Olmos, del Grupo Olmos, yextendió sus negocios a los medios de comunicación.

Mirá también

Elisa Carrió: una propina de $ 100 y un "palito" a Mauricio Macri y los radicales

En abril de 2017, Elisa Carrió denunció a Chumen por enriquecimiento ilícito, trafico de influencias y negociaciones incompatibles, y pidió que se investiguen los bienes a nombre de su esposa y su hija. El juez federal de Quilmes Luis Armella se declaró incompetente y remitió esta denuncia a los tribunales federales de Comodoro Py, que decidió devolvérsela al juez.

En ese contexto apareció Vitale, quien no llegó a declarar ante la justicia por no haber requerimiento del fiscal. Era fuente y testigo clave, porque había sido la mano derecha de su ex suegro Chumen.

Mirá también

Alfredo Cornejo cruzó otra vez a Elisa Carrió: "Se extralimitó, fue peyorativa con el partido"

Uno de sus hijos lo encontró el último sábado muerto en su cama, con una bolsa negra en su cabeza, atada con un cordón de su zapatilla conectada por una manguera a un tubo de nitrógeno, que le había pedido a un amigo. Dejó una carta de puño y letra, según sus hijos; pero ninguno de ellos cree que esa nota suicida contenga palabras de su padre.

Ese día la policía acudió a su casa de la calle Lavalleja entre Urquiza y Vélez Sarsfield, en Quilmes, tras un llamado al 911, cuyos operadores habían recibido el dato de que en el lugar habría una persona ahorcada. Cuando llegaron se encontraron con el hijo de Vitale, quien les dijo que momentos antes se encontraba durmiendo en su habitación, y que al despertarse fue al cuarto de al lado, donde halló a su padre con la bolsa y el tubo con una manguera. Según registraron los policías, el joven les dijo que trató de reanimarlo, y como no pudo llamó al 911. Horas después , el secretario de la fiscalía 5 de Quilmes inició la investigación judicial: ordenó que la policía científica secuestrara los elementos que habría usado Vitale para su supuesto suicidio, y abrió el sobre cerrado que estaba sobre la mesa de luz. Adentro estaba la nota en la que el testigo contra Chumen indicaba las causas de su decisión a quitarse la vida.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS