Macri reforzará la presencia militar en la frontera norte y reubicará cuarteles

Politica
Lectura

Hoy dará nuevas directivas para priorizar el apoyo del Ejército y la Fuerza Aérea al combate contra el narcotráfico; en agosto enviará 500 efectivos a zonas vulnerables y en un año sumarán unos 5000. Por Mariano De Vedia  

 

 

El presidente Mauricio Macri dará hoy nuevas directivas a las Fuerzas Armadas, en una estrategia destinada a fortalecer la presencia militar en la frontera norte y avanzar en una reestructuración del despliegue de unidades castrenses.

En esa línea, fijado ya el objetivo de ponerle un freno al avance del narcotráfico , el 1° de agosto llegará a poblaciones vulnerables, principalmente de Salta, Formosa y Misiones, el primer refuerzo de 500 efectivos del Ejército, que se sumarán al programa Escudo Norte, cuya ejecución está en manos de las fuerzas de seguridad.

Además, se espera que el Presidente modifique el decreto 727/2006, reglamentario de la ley de defensa nacional, que desde la gestión de Néstor Kirchner solo permite el empleo de las Fuerzas Armadas ante agresiones de origen externo "cuando estas sean perpetradas por otros Estados".

Las nuevas directrices presidenciales, que se insertan en el nuevo rol que el Gobierno quiere asignarle a las Fuerzas Armadas, serán anunciadas por Macri hoy, a las 9.30, durante una visita a la guarnición de Campo de Mayo, junto al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y los jefes del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y el Estado Mayor Conjunto.

 

El Hangar de Aviacion de Ejército en Campo de Mayo, preparado para el acto de Macri
El Hangar de Aviacion de Ejército en Campo de Mayo, preparado para el acto de Macri

 

"La presencia militar en la frontera norte tendrá un carácter disuasivo frente a las organizaciones del narcotráfico, para evitar que se instalen en nuestro territorio, como ha ocurrido ya en países de la región", precisó a La Nación una fuente gubernamental.

El despliegue de tropas en la frontera norte, que en un año podría extenderse a 5000 efectivos, será concertado con gobernadores e intendentes, anticiparon voces cercanas al ministro Aguad. En las primeras etapas, las tropas serán en un 90% del Ejército y el resto de la Fuerza Aérea. El plan global comprende la relocalización y posible fusión de bases militares, para "fortalecer el despliegue en zonas críticas y dejar sin efecto posiciones que hoy carecen de sentido", explicaron a La Nación .

Le reformulación se da en momentos en que el Gobierno se encuentra inmerso en un severo plan de ajuste para cumplir con las metas fiscales, si bien hace una semana incrementó los haberes militares un 20 por ciento. Además, como dato simbólico, la falta de recursos obligó a suspender el desfile del 9 de Julio, que costaba $10 millones.

 

El Hangar de Aviacion de Ejército en Campo de Mayo, preparado para el acto de Macri
El Hangar de Aviacion de Ejército en Campo de Mayo, preparado para el acto de Macri

 

Fuentes cercanas a Aguad adelantaron que otros 600 efectivos militares custodiarán objetivos estratégicos que hoy están en manos de la Gendarmería, como centrales nucleares y radares. Ello permitirá, a su vez, destinar más gendarmes y miembros de las fuerzas de seguridad a la lucha contra el avance del delito.

"La presencia militar en la frontera norte irá aumentando progresivamente, según las necesidades que exigirá cubrir esa extensa zona limítrofe, que es amplia y generosa", explicó una fuente cercana al pensamiento castrense.

Aguad y sus asesores militares saben que la presencia del Hezbollah y del narcoterrorismo en la triple frontera ya le ocasionó problemas a Brasil. "No queremos que eso ocurra en nuestro país. Es necesario una fuerte tarea de prevención", fue el mensaje que transmitió el ministro.

Fusión de unidades

La reformulación del despliegue militar responde al concepto del nuevo rol que enfrentan hoy las Fuerzas Armadas, a partir de las amenazas que presenta el siglo XXI, lo que configura una realidad muy distinta a las hipótesis de conflictos de décadas anteriores. En esa nueva concepción se inscribe la colaboración con las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo internacional.

La idea del Ministerio de Defensa es conversar con gobernadores e intendentes sobre las nuevas localizaciones de unidades militares, lo que se terminaría de concretar en un mediano plazo. Se trabaja ya sobre posibles fusiones y supresión de bases. "El Ejército y la Fuerza Aérea, por ejemplo, van a compartir unidades", se indicó a La Nación.

La reforma comprende un trabajo más activo del Estado Mayor Conjunto (EMC), que hoy conduce el teniente general Bari del Valle Sosa, veterano de Malvinas y muy escuchado por el presidente Macri. Sosa, que ubicó a su segundo en el EMC, el vicealmirante José Luis Villán, como jefe de la Armada, había sido sancionado con el pase a retiro durante la gestión de César Milani, en el período kirchnerista.

 

El Hangar de Aviacion de Ejército en Campo de Mayo, preparado para el acto de Macri
El Hangar de Aviacion de Ejército en Campo de Mayo, preparado para el acto de Macri

 

Si bien el esquema del despliegue de bases militares todavía no está definido -o por lo menos se lo guarda bajo siete llaves- trascendieron algunas posibles reubicaciones. Según pudo saber La Nación, las unidades se agruparían en función de dos criterios: proximidad geográfica y especialidad. Por ejemplo, las agrupaciones y los batallones de artillería antiaérea de las tres fuerzas se concentrarían en Mar del Plata.

El Ministerio de Defensa viene prometiendo a las fuerzas militares que la reestructuración será acompañada de una fuerte inversión en reequipamiento y capacidades, proceso en el que la tecnología juega un papel fundamental.

La Fuerza Aérea carece de aviones supersónicos con capacidad para volar a una velocidad superior a la de los vuelos ilegales, lo que dificulta la tarea de intercepción. Pero el ministro Aguad prometió reequipar con artillería y radares tres aviones Pampa, utilizados hoy como aeronaves escuela, que pueden volar a 800 kilómetros por hora y potenciar la capacidad disuasora frente a las aeronaves clandestinas en los operativos del Escudo Norte. "Van a servir para mejorar el patrullaje", indicó la fuente gubernamental consultada, al señalar que las aeronaves estarán disponibles sucesivamente en agosto, en septiembre y en octubre.

Una de las preocupaciones centrales de Aguad es la ciberdefensa, lo que traduce como la necesidad de "cuidar las fuentes de nuestras informaciones, datos y archivos". A ese objetivo apunta el trabajo del EMC, que procura la conformación de un comando conjunto de ciberdefensa, a través de la coordinación de operaciones de todas las fuerzas, a las que se sumarán la Agencia Federal de Inteligencia y el Ministerio de Seguridad.

fuente lanacion

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS