Aborto: Tras el rechazo, el Gobierno promete profundizar el plan para prevenir el embarazo adolescente

Politica
Lectura

Tras el rechazo al aborto Legal en el Senado, el Gobierno busca opciones para mantener la iniciativa en la agenda. Además de la despenalización para la madre, que impulsa el

oficialismo en el nuevo Código Penal, y la propuesta de diputados de Cambiemos que pretenden llamar a una consulta popular, el Ejecutivo relanzará con fuerza en los próximos días el Plan Nacional de Prevención de Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA).

Vamos aprovechar para hablar más del tema y a contar lo que estamos haciendo”, explicaron en el ministerio de Desarrollo Social, que coordina el programa. La ministra Carolina Stanley -contraria a la legalización del aborto, pero una de las ministras más valoradas dentro y fuera del Gabinete- será una de las voceras excluyentes. Todavía no está claro si el presidente Mauricio Macri relanzará el programa con algún anuncio, pero ya está lista una campaña de difusión sobre el programa. Se concentrará en redes sociales y en Internet para llegar a los adolescentes, pero también se replicará en medios tradicionales.

Desde el año pasado, el Gobierno trabaja en el programa interministerial, aunque con bajo perfil, mucho más todavía desde que empezó a tratarse la legalización en el Congreso. Ahora, afirman -casualidad o no- que ya es tiempo de comunicar esa política. Además de Desarrollo Social, participan de la iniciativa el ministerio de Educación y el de Salud. El secretario de Niñez, Adolescencia y Familia Gabriel Castelli está a cargo de coordinar el programa.

Carolina Stanley. La ministra de Desarrollo Social será una de las voceras del Plan Nacional.

Si bien algunos de los funcionarios intervinientes aseguran que el relanzamiento del programa no tiene nada que ver con la suerte del proyecto de la Interrupción Voluntaria de Embarazo (IVE), creen que la discusión en el Congreso y en el conjunto de la sociedad ayudó a que las provincias -a cargo de la Educación y la Salud- que eran más reacias a la educación sexual, adhieran más activamente al Plan. “Nos facilitó poder tratar un tema que en algunos lugares era más resistido”, reconocen. De todos modos, evitan hablar de las metas para reducir los cerca de 109 mil embarazos adolescentes en el país (el 15% del total de los embarazos del país) y los más de 3 mil embarazos de niñas menores de 15. De los primeros, según los números oficiales, el 70% es involuntario, de los segundo el 80%. Los objetivos -dicen- estarán necesariamente mediados por el accionar de las provincias y sus gobernadores.

El Plan -con un costo de $ 300 millones- por ahora solo funcionará en 36 departamentos y municipios repartidos en 10 provincias del Norte, en Entre Ríos y en el Gran Buenos Aires. Se trata de distritos que tienen un índice de embarazo adolescente involuntario mayor a la media nacional y que rozan el 24%. Allí, según números oficiales, en 2016, entre adolescentes y chicas de entre 10 y 19 años hubo 24.832 partos.

Hasta el año pasado, el programa se había limitado a actualizar los materiales de educación sexual integral, de escasa implementación en las provincias, tal como reconocieron decenas de senadores durante el debate. Ahora, además, se ubicará a asesores de salud integral en escuelas y en otros centros sociales que buscarán captar a los adolescentes no escolarizados. También pretende repartir preservativos en escuelas y asesorar principalmente sobre los métodos anticonceptivos de larga duración.

Mirá también

Aborto: si la ley no sale, el Gobierno incluiría la despenalización en la reforma del Código Penal

Este año, el Plan ENIA cuyos destinatarios son tanto varones como mujeres, llegará a 1699 escuelas, a 1430 centros de salud y a más de 500 mil estudiantes e involucrará a más de 13.200 docentes, según la proyección oficial.

El programa también prevé la sanción un ley de obstetricia, que Eduardo Amadeo presentó en abril pasado y que todavía se discute entre los asesores de la comisión de Salud. El proyecto pretende regular la actividad y la formación de los profesionales para que también puedan proveer métodos anticonceptivos reversibles de larga duración, como el DIU y los implantes subcutáneos, en todo el territorio nacional. El proyecto fue criticado por algunos organismos de la materia. Con el plan multidisciplinario el Ejecutivo aspira a mostrar resultados en otras problemáticas vinculadas al embarazo adolescente involuntario: como un 30 por ciento de la deserción escolar. Por otra parte, también apuntan a reducir el universo de jóvenes que no estudian ni trabajan. "Dos de cada tres de esas chicas están cuidando a sus hijos o hermanos”, informan

“El resultado de la votación en el Senado es indiferente para los objetivos del plan”, insistió un funcionario técnico abocado al Plan.

Otros, más políticos dentro de la Casa Rosada y el Congreso comparten el mismo el diagnóstico que lanzó Miguel Pichetto antes de que iniciara la sesión en la Cámara Alta, cuando el resultado ya estaba puesto: la discusión sobre la legalización del aborto atravesará la campaña presidencial de 2019. Macri busca retomar y mantener la ventaja que ganó al habilitar el debate.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS