Javier Fernández solicitó una licencia de dos meses en la Auditoría General de la Nación

Politica
Lectura

Javier Fernández, histórico operador judicial del kirchnerismo, pidió una licencia de dos meses en la Auditoría General de la Nación (AGN), donde se desempeña como director.

Fernandez, que declaró hace

dos semanas como imputado en la causa conocida como "los cuadernos de las coimas", presentó una carta con una copia de un certificado médico alegando que padece un "síndrome de estrés post traumático".

"El doctor Fernández, en una atentado de 2011 comenzó a recibir tratamiento psicológico y psiquiátrico y ha tenido una recaída relacionada a la tramitación de esta causa ", aseguró este lunes su abogado, Domingo Montanaro, en diálogo con Radio Nacional.

"En razón de ello es que necesita guardar reposo y tener atención médica y exige no tener las tareas habituales que demandan en la AGN", agregó.

En el marco de la causa desatada a raíz de las anotaciones de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, número dos del ex ministro de Planificación Julio De Vido, ex juez federal Norberto Oyarbide sostuvo que Fernández aparece en los cuadernos de las coimas junto a Antonio "Jaime" Stiuso.

El auditor general de la Nación negó las acusaciones en su contra ante el juez Claudio Bonadío y pidió la exención de prisión, que le fue otorgada.

Durante su indagatoria, entregó una valija con viejos informes de la AGN y supuestas denuncias contra funcionarios K. Además, aseguró que no conoce a los empresarios que figuran en los cuadernos de Centeno.

Un imputado por los cuadernos de las coimas pedirá pericias psiquiátricas a Norberto Oyarbide: "No está en sus cabales"
Mirá también

Un imputado por los cuadernos de las coimas pedirá pericias psiquiátricas a Norberto Oyarbide: "No está en sus cabales"

En su imputación, Fernández figura como uno de los "receptores de los fondos ilegales".

Junto Oyarbide, está señalado por mantener reuniones con ex funcionarios del ministerio de Planificación para "trabar causas judiciales" que recaían sobre la anterior gestión en los Tribunales de Comodoro Py.

El ataque de 2011

En octubre de 2011 el auto en el que viajaba Fernández recibió tres balazos mientras se dirigía desde su casa a su oficina.

El hecho de produjo en Zapiola, entre Jorge Newbery y Teniente Benjamín Matienzo, en el barrio porteño de Colegiales.

Los tiros fueron disparados con un arma calibre .22 y desde un Ford K blanco e impactaron en el vidrio del acompañante y en el capot del auto oficial.

Desde el entorno del auditor señalaron en aquel momento que no creían que el ataque estuviera relacionado con su actividad en la Auditoría.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS