Una diputada de Carrió propone que los "condenados por delitos dolosos" no puedan ser candidatos

Politica
Lectura

En medio de la proliferación de causas penales, en su mayoría por corrupción, que involucran a muchos dirigentes kirchneristas con intenciones electorales, un proyecto de ley propone limitar que puedan presentarse

como candidatos quienes tengan sentencia penal en segunda instancia.

Se trata de una iniciativa presentada por la diputada de la Coalición Cívica, Marcela Campagnoli, acompañada por otro grupo de legisladores del oficialismo, para limitar la presentación de candidatos condenados por "delitos dolosos".

El proyecto apunta a reformar un artículo de la Carta Orgánica de los Partidos Políticos y plantea que quienes se presenten como candidatos deban presentar una declaración jurada que deje manifiesto que no poseen "sentencia penal condenatoria en segunda instancia", respecto a "todos los delitos dolosos y no sólo a los que refieren a delitos de corrupción o contra el Estado".

La iniciativa ingresó por mesa de entradas de la Cámara de Diputados el lunes 17 de septiembre, el mismo día en que el juez Claudio Bonadio procesó y embargo a Cristina Kirchner por ser jefa de una asociación ilícita.

Sin embargo, la propuesta no apunta a los dirigentes con "prisión preventiva", sino a quienes tengan doble instancia de condena como el caso Carlos Menem.

En 2017, la Cámara Nacional Electoral inhabilitó a Menem para ser candidato a senador por La Rioja, debido a que aceptó aceptó dos impugnaciones por la condena que pesa sobre él por el tráfico de armas a Ecuador y Croacia durante su gobierno.

Sin embargo, la CNE decidió finalmente que la candidatura a senador del ex presidente Menem en la provincia de La Rioja quede habilitada, luego del fallo de la Corte Suprema que declaró la nulidad de la sentencia de ese tribunal que le impedía presentarse en las elecciones de octubre. El riojano finalmente fue reelecto en su banca en la Cámara Alta.

Ahora, este proyecto busca limitar candidaturas pensando no en los comicios de 2019, sino para dentro de cuatro años cuando las causas que pesan sobre Cristina Kirchner y Julio De Vido hayan avanzado hasta "la doble instancia" de condena y apelación.

El texto también retoma la idea de la ley sancionada en Brasil en 2010, conocida como "ley de ficha limpia", por la cual Lula que tiene una condena en segunda instancia por corrupción, no podrá ser candidato en los comicios de este año.

Desde el entorno de la CC-ARI, explicaron que el proyecto retoma los conceptos de una iniciativa que presentaron años atrás la diputada Elisa Carrió junto a Fernando Sánchez. Pero que a diferencia del anterior, éste plantea una inhibición de por vida.

Entre los fundamentos del proyecto de ley, que también cuenta con la firma de los diputados Waldo Wolff, Jorge Enríquez, Karina Molina, María Lucila Lehman y Leandro López Kroening, destacan la necesidad de la "transparencia y la ética" de quienes detentan cargos políticos.

"Las personas que hayan sido condenadas por delitos dolosos, con sentencia de segunda instancia, no podrán ser precandidatos en elecciones primarias ni candidatos en elecciones generales a cargos públicos electivos nacionales, ni ser designados para ejercer cargos partidarios", señala la iniciativa.