Foto de familia y contactos en la Corte Suprema para apaciguar la pelea entre Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti

Politica
Lectura

Una foto de familia, contactos cruzados y la promesa de dar este jueves alguna señal de recomposición. La inédita pelea pública entre el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, y

su antecesor, Ricardo Lorenzetti, por el control de la información judicial encendió la alarma no sólo de los dos contendientes sino del resto de los miembros del Máximo Tribunal. También, del círculo rojo judicial. De ahí la urgencia por alcanzar cuanto menos una paz temporaria. Por Eduardo Paladini

La disputa, adelantada este martes por Clarín, puede resumirse así. Tras haber sido elegido como nuevo titular de la Corte, el 11 de septiembre pasado, Rosenkrantz quedaría a cargo del Centro de Información Judicial, que hasta entonces manejaba Lorenzetti con gente de su extrema confianza. Es el sitio web donde suben las noticias del alto tribunal, pero también los fallos más trascendentes de otros juzgados y cámaras inferiores.

Mirá también

Escándalo en la Corte: fuerte cruce entre dos ministros del Máximo Tribunal

Este martes se hizo pública una resolución de Rosenkrantz (uno de los jueces que llegó a su cargo propuesto por el presidente Mauricio Macri), donde acusaba a Lorenzetti de dejar "acéfala" la Secretaría de Comunicación, que conducía María Bourdin, quien, con el cambio de conducción, se fue a trabajar a la vocalía del ex presidente. El tema es que detrás de Bourdin, según remarcaba el texto del nuevo titular, también dejaron la Secretaría otro funcionario y 10 empleados, con lo que en la oficina quedaron trabajando sólo 6 personas de las 18 que había hasta septiembre.

La resolución terminaba con dos decisiones:

1) "Instruir al Secretario General de Administración para que proceda a la recuperación de la totalidad de los dispositivos tecnológicos que posibilitan el manejo del sitio web Centro de Información Judicial y su puesta a disposición de la Presidencia de la Corte Suprema".

2) "Instruir al Secretario General de Administración para que asegure, de modo urgente y por los medios que estime conducentes, la seguridad informática del sitio web del CIJ y la administración exclusiva del mismo en cabeza de la Presidencia de la Corte Suprema".

La respuesta de Lorenzetti llegó horas más tarde. Y fue furibunda. Además de mostrarse "sorprendido" por la resolución, habló de "semejante mediocridad" e incluyó acusaciones de maltrato. "El clima de tensión, de temor, de amenazas telefónicas, de falta de respeto de los derechos del trabajador y de la persona humana, así como de los procedimientos internos de la Corte, fue lo que generó la paralización momentánea" (del CIJ), aseguró el ex presidente de la Corte en la carta que le mandó a Rosenkrantz y que envió también a los medios.

Mirá también

Encuesta exclusiva: midieron a Cristina Kirchner en un balotaje contra Mauricio Macri y contra María Eugenia Vidal

La pelea, está claro, es más profunda y excede largamente el ámbito noticioso. Ocurre que a principios de septiembre, y cuando ya tejía alianzas en busca de continuar en su cargo, un acuerdo interno sorprendió a Lorenzetti y le avisaron que Rosenkrantz tenía el apoyo de Horacio Rosatti y Elena Highton de Nolasco para coronarlo presidente. Perdido por perdido, Lorenzetti (que ya llevaba 11 años como presidente) también le dio su voto y sólo quedó apoyándolo el quinto integrante, Juan Carlos Maqueda.

"Era obvio que alguna pelea iban a tener. Pero ninguno de los dos estuvo a la altura. Ni siquiera en la Corte de Menem se vio un escándalo público de estas características", evaluaba ante la consulta de Clarín una experimentada fuente judicial.

Los jueces de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz (presidente) y Horacio Rosatti, durante la reunión del J20 en el Hotel Alvear, el martes.

Más allá de circunscribir el choque a los dos rivales, en la Corte la preocupación se expandió. El resto de los miembros es consciente del desprestigio que acarrea el Poder Judicial en estos momentos y el reclamo de celeridad -y ecuanimidad- en los fallos del común de la gente. Lo viene reflejando hace un par de años, al menos, la mayoría de los sondeos de opinión pública. En eso contexto, la pelea de palacio ayuda poco.

Por eso, los contactos entre los miembros se aceleraron y se acordó un gesto: que este miércoles por la mañana hubiera una foto conjunta de los 5 miembros, en una nueva jornada del J20 en el CCK. Como símbolo, la imagen sería subida luego al portal del CIJ que blanqueó la pelea. La foto, pudo confirmar este diario, se hizo. Aunque poco antes de las 14, aún no estaba publicada.

Pero además, constató este diario, hubo contactos entre los integrantes del tribunal y se acordó informalmente que este jueves, en la nueva reunión de acuerdos donde se firman los fallos, se aborde el escándalo y se consensúe alguna señal para bajar la tensión.

 

fuente clarin

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS