El ex secretario de Cristina Kirchner, negó todas las acusaciones en su contra

Politica
Lectura

Después de más de cuatro horas de indagatoria, Isidro Bounine, a quien el juez Claudio Bonadio le dictó la prisión preventiva luego de aceptar como imputado colaborador al ex funcionario kirchnerista

Juan Manuel Campillo, negó este jueves todas las acusaciones en su contra. Respondió todas las preguntas formuladas por el juzgado pero rechazó haber participado de las operaciones de lavado de dinero por las que se investiga al entorno de Daniel Muñoz, ex secretario privado de Néstor Kirchner.

Isidro Bounine era el único ex secretario de la ex presidenta que hasta el momento no había sido salpicado en la causa que investiga la recaudación de fondos ilegales por parte de ex funcionarios del gobierno kirchnerista. La detención -señalaron fuentes de la causa- complica la situación de Cristina Kirchner quien se encuentra procesada como jefa de la asociación ilícita.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El puente trazado y que da validez a la confesión de Juna Manuel Campillo, aceptado como imputado colaborador, es que las operaciones en el exterior por U$S 70 millones, "guardan directa relación con la asociación ilícita comandada por la ex Presidenta", explicaron a Clarín.

Este jueves el ex secretario privado fue trasladado a primera hora a los Tribunales de Comodoro Py para ser indagado por el juez Claudio Bonadio, bajo la representación de Diego Richard (abogado de Jorge "Fino" Palacios). Después de las 15 terminó la indagatoria en la cual, según fuentes judiciales, Bounine negó todas las acusaciones en su contra, pero respondió todas las preguntas formuladas por el juzgado.

La detención del ex secretario de Cristina Kirchner fue consecuencia de la confesión como imputado colaborador del ex ministro de Hacienda de Santa Cruz Juan Manuel Campillo. El ex funcionario K quedó detenido el 20 de noviembre pasado, está acusado por ser partícipe necesario de la asociación ilícita que cobró sobornos a empresas contratistas del Estado del sector energético, del transporte y de la obra pública.

En su rol como arrepentido señaló a Bounine como parte de las maniobras de lavado de dinero del ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, fallecido en 2016. En esta parte del expediente se investigan una veintena de acusados que pertenecen al entorno de Muñóz, compra-venta de inmuebles en Estados Unidos por U$S 70 millones.

Fue el contacto para reunirse con Daniel Muñoz y realizar un "asesoramiento, segunda opinión" respecto a las operaciones inmobiliarias en el exterior y como reveló Clarín, Bounine fue el responsable de pagarle 230.000 euros a Campillo por los servicios prestados.

En el cuarto piso de Comodoro Py, Bounine estuvo varias horas en la secretaría del juzgado donde se le leyó la acusación como partícipe de maniobras de lavado de activos en el exterior, una parte de la causa de los cuadernos de las coimas.

En esta parte de la investigación, la Justicia se concentra en el entorno de Daniel Muñoz, conformado por unas 18 personas a quienes Bonadio acusó de haber “realizado diferentes transacciones comerciales de las que se destaca la constitución de empresas y la compra de inmuebles a nombre de éstas, operaciones que no se condicen con la capacidad económica de aquéllos”.

Entre 2010 y 2015, Muñoz habría constituido en el exterior “quince empresas a nombre de terceras personas de su círculo. Todas estas operaciones demandaron un desembolso de 53.174.700 dólares. Esta ruta del dinero investiga la Justicia bajo la hipótesis que el lavado de activos está vinculado a la asociación ilícita que comandó, según la Justicia, Cristina Kirchner.

Isidro Bounine que dejó de ser secretario privado de la ex Presidenta en 2011, y quedó involucrado en la causa después que Campillo lo señaló como el intermediario para que lo contacte Daniel Muñoz para intervenir en un conjunto de operaciones en el exterior, fue también el responsable -según el nuevo arrepentido-, de pagar al ex titular del ONCAA una comisión por el asesoramiento ofrecido. De hecho, hubo dos reuniones previas a un viaje a Estados Unidos, en las oficinas de Bounine.

En su acuerdo firmado con la fiscalía y homologado por Bonadio, el ex funcionario santacruceño y hombre de confianza de los Kirchner, mencionó entre los participantes de las maniobras de lavado a personas vinculadas a la familia Kirchner, entre ellos, a alguien que formaba parte del “núcleo duro” del ex matrimonio presidencial y que ya fue sobreseído por el juez Claudio Bonadio en una causa por enriquecimiento ilícito. Este elemento puede resultar clave para que la Fiscalía pueda determinar la relación entre el dinero de Muñoz y los Kirchner.

Como desprendimiento de sus dichos, y en función a información que proporcionó Juan Manuel Campillo, el juez Bonadio ordenó detener a Bounine. Según señalaron fuentes de la causa a Clarín-, también se hizo referencia al rol de Isidro Bounine y que "tenía conocimiento de los movimientos de dinero" y que siempre "reportaba" a los Kirchner.