Cristina bajó su lista de candidatos en Córdoba y se favorece Schiaretti

Politica
Lectura

Ya partido Cambiemos, el cierre de listas en Córdoba dejó otro hecho para allanar todavía más el camino a la reelección de Juan Schiaretti: el kirchnerismo bajó su candidatura y la

decisión provocó acusaciones y especulaciones que trascendieron el escenario de la provincia. El peronismo salió a rechazar un presunto acuerdo con Cristina Kirchner que pudiera implicar un correlato a nivel nacional, entre Alternativa Federal y Unidad Ciudadana.

El kirchnerista Pablo Carro declinó su postulación al filo del plazo con el argumento de una evaluación en base a “diversos elementos” y lo vinculó a lo que consideró el objetivo “principal”: impedir el intento de reelección de Mauricio Macri. “Dedicaremos todo nuestro esfuerzo y compromiso para construir la unidad que nos permita lograr el triunfo en las elecciones nacionales de octubre de este año”, apuntó a la disputa presidencial al anunciar su baja de las provinciales del 12 de mayo.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Los radicales señalaron un “pacto” de Schiaretti con la ex mandataria, el peronismo cordobés se despegó y lo atribuyó a la necesidad de Cristina de evitar una sonora derrota en el segundo distrito con mayor cantidad de votantes. “Desde Córdoba van a salir los votos para terminar con el gobierno de Macri en diciembre”, había dicho Carro este jueves, en un acto en Sociedad Belgrano por el lanzamiento del frente Córdoba Ciudadana.

La ex presidenta ya había dado la orden de bajar listas o de negociar para una única candidatura en Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa, Neuquén, Tierra del Fuego, Río Negro y San Juan. “Con lo que ha hecho ahora, Cristina ha demostrado que su mayor preocupación es que Cambiemos no expanda la tragedia que representa su gobierno”, tuiteó Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete y actual operador de su candidatura. En la misma línea, Juan Grabois salió a celebrar la decisión: “Aplastemos al macrismo en las provinciales que en las nacionales Ella le gana”.

Schiaretti ya tenía un panorama favorable a su intento de ser electo por un tercer mandato -el primero de 2007 a 2011- por la interna de Cambiemos. Los radicales Mario Negri y Ramón Mestre no consiguieron ponerse de acuerdo -en el medio hubo dos meses de acusaciones cruzadas, la intervención sin éxito del Gobierno nacional y una interna que no fue- y competirán por separado.

“La prueba irrefutable del pacto que denunciamos y siempre negaron”, aseguró Negri sobre la instrucción de Cristina de bajar a Carro. “En 2011 el PJ de Córdoba bajó su lista para favorecer a CFK. En 2018 votaron juntos para excluirme del Consejo de la Magistratura, impidieron el desafuero de CFK y rechazaron la Ley de Extinción de Dominio. Ahora, CFK baja su candidato por pedido de Schiaretti. Digan la verdad”, siguió el diputado en su cuenta de Twitter. En el entorno de Ramón Mestre también hablaron de “pacto evidente” para conservar el poder en la provincia.

“Nosotros presentamos las listas sin ningún tipo de negociación”, replicó Carlos Caserio, titular del PJ cordobés, y descartó las especulaciones sobre un acuerdo con efecto nacional: “Seguimos en Argentina Federal, convencidos de que romper la grieta es posible porque a Macri cada vez le va peor y la gente no quiere volver al pasado”.

Cerca de Schiaretti adjudicaron el retiro de la candidatura a la intención de evitar “una Cristina tan baja acá” y a las internas dentro del espacio, y las acusaciones de Negri a un intento por acortar la distancia. “La idea del pacto nos resta. Acá el antikirchnerismo es muy fuerte y por eso buscan pegarnos, pero vamos a ganar ampliamente”, aseguró un hombre del gobernador, e indicó que en rigor dirigentes como Martín Gil -intendente de Villa María- y Eduardo Accastello -candidato a legislador- ya se habían pasado de Unidad Ciudadana a la mesa del PJ provincial.

Negri armó la fórmula con Héctor Baldassi y por ese espacio (Córdoba Cambia) Luis Juez buscará volver a la intendencia de la Capital. Macri había intentado que el jefe del bloque de Diputados fuera el único candidato y la orden para que el PRO se encolumnara detrás suyo dejó a Mestre sólo con la UCR: el actual alcalde de Córdoba irá con los radicales Carlos Briner -jefe comunal de Bel Ville- como vice y Rodrigo De Loredo como postulante a sucederlo.

Como contraste a esa división Schiaretti ya había sumado al socialismo y al GEN. Con la disolución de Cambiemos en la Casa Rosada casi descontaron la continuidad del peronismo e incluso se encendieron alarmas por la posibilidad de perder la intendencia de la capital. Macri estará este miércoles en la provincia, a simple vista ajeno a las internas y presuntos pactos: inaugurará el Congreso Internacional de la Lengua Española. Córdoba fue el distrito determinante en su victoria en el balotaje contra Daniel Scioli.