Daniel Scioli, Felipe Solá y Alberto Rodríguez Saá presionan por una PASO sin esperar a Cristina Kirchner

Politica
Lectura

Daniel Scioli puso a sus operadores a recolectar avales para pulsear en la primaria presidencial del PJ. Alberto Rodríguez Saá avisó que su marca, #hay2019, tendrá candidato -él mismo- presidencial y

pide reparto por sistema d'hont sin piso.

Francisco "Paco" Durañona despejó, en una charla intensa con Máximo Kirchner, la duda sobre su exclusión en la postal de Avellaneda: no fue mandato de Cristina Kirchner. Sigue en el ring y pide una PASO bonaerense.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Sergio Bernitambién levanta la bandera de una interna panperonista mientras que a Felipe Solá, activo y cauto, lo fichan en múltiples mapas: duelista por la gobernación o, lo que a él mas lo motiva, cruzado en una primaria presidencial.

Detrás de todas las demandas -que agita, también, Guillermo Moreno- aparece un rasgo: quieren una PASO incluso si Cristina fuese, finalmente, candidata o si en Provincia hubiese una fórmula bendecida por ella.

Cristina Kirchner, en los Tribunales de Comodoro Py.

Cristina Kirchner, en los Tribunales de Comodoro Py.

"Me preparo para una primaria. No podemos repetir lo que pasó en el 2015 y en el 2017: una PASO suma" le dijo Scioli a Clarín y considera un error que no se haya llegado a una interna con Florencio Randazzo en la última presidencial

"La interna amplia: perdimos dos elecciones por 1 ó 2 puntos, así que todo lo que suma es esencial", aporta Gabriel Mariotto, armador de #hay2019, y martilla sobre un detalle puntual: un esquema de reparto más seductor para las minorías.

Eso también se repite: el sciolismo al igual que el team puntano, y los que se preparan para competir en Buenos Aires, plantean que el Frente Patriótico -o como se llame- deberá incluir el sistema d'hont para distribuir candidaturas.

El llamado a unidad de Cristina y la invitación pública de Eduardo "Wado" De Pedro a Sergio Massa y el PJ "alternativo" para resolver jefaturas y candidaturas en una PASO grande aparecen como argumento de que el planteo no es una herejía.

Solá, que suma respaldos entre los gremios y en sectores como el Movimiento Evita -que empuja a Fernando "Chino" Navarro como candidato en provincia-, invoca las PASO como garante de la diversidad.

En el PJ bonaerense, en particular entre el generalato del conurbano, hay un acuerdo para que no haya primaria para gobernador a partir de la experiencia del 2015. De ahí sale la posición de una encuesta que dé indicios y luego "Cristina decida".

Berni resiste esa posición y pide internas. "El mejor candidato es el que trae más votos de afuera del kirchnerismo", afirma el ex secretario de Seguridad, que no fue invitado a la juntada de Avellaneda.

Daniel Scioli, durante su lanzamiento presidencial, con Sergio Berni.

Daniel Scioli, durante su lanzamiento presidencial, con Sergio Berni.

El fenómeno, por fuerza de gravedad política, se derrama a los territorios: en los municipios se multiplican los candidatos y cruje el pacto de no habilitar internas en los territorios que están en manos del peronismo.

Mariotto y Aníbal Fernández empujan, en Lomas, a Pablo Paladino como candidato a intendente y aparecen postulantes en otros distritos como Merlo y Moreno.

El protocolo de no PASO carece de validación política: sin PASO, la lapicera que administre y compense debe tener una jefatura. "Muchos piden conducción pero cuando Cristina decide algo, se quejan" aporta un K.