Detuvieron a un prófugo de la causa de las maniobras con falsos pedidos de importación

Politica
Lectura

El juez penal económico Gustavo Meirovich detuvo hoy a un prófugo en la causa de las multimillonarias maniobras con las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI).

El Centro de Información Judicial

(CIJ) informó que se detuvo este martes a un imputado que se encontraba prófugo en el marco de la causa N° CFP 9881/2016 caratulada “Juan Carlos Martínez y otros s/ infracción art. 303”. La nota no identificó al detenido pero se trataría de un empresario formoseño, según fuentes judiciales.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La detención se produjo en el marco de un procedimiento realizado en la zona del Bajo Flores, en la Ciudad de Buenos Aires, por parte de Operaciones Federales de la Policía Federal Argentina.

Uno de los tramos de la investigación, que involucra al ex dueño de Tiempo Argentino Mariano Martínez Rojas, ya fue elevado a juicio oral por el juez Meirovich.

En la causa, iniciada en agosto de 2016, se investiga la comisión del delito de lavado de activos vinculado con operaciones de importación mediante el uso de DJAI que se emitieron durante la gestión del ex secretario de Comercio Guillermo Moreno. La causa se abrió por una denuncia de la diputada de Cambiemos, Elisa Carrió.

A principios de mes, la Cámara Federal de Casación Penal (CFCP) había denegado la excarcelación a Martínez Rojas, investigado como presunto integrante de una asociación ilícita y por lavado de activos y contrabando, entre otros delitos, informaron fuentes judiciales.

La Sala IV de Casación rechazó un recurso contra el fallo del Tribunal Oral en lo Penal Económico 2 (TOPE 2) que hace un mes se opuso a un pedido de liberación o de arresto domiciliario del empresario.

La defensa oficial había reclamado ambos beneficios con el argumento de que Martínez Rojas se había ofrecido como "imputado colaborador", pero los camaristas Mariano Borinsky, Javier Carbajo y Antonio Petrone evaluaron los riesgos procesales de fuga o entorpecimiento de la causa.

Martínez Rojas, quien tiempo atrás apareció como dueño del diario Tiempo Argentino, es investigado por supuesto lavado de dinero a través de declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI) para girar dólares al exterior, valiéndose de una red de sociedades "pantalla".

En ese marco, se investiga si el empresario intervino en la simulación de trámites de importación de mercaderías por medio de distintas sociedades, con el propósito de beneficiarse con la adquisición de dólares al tipo de cambio oficial que giraban al extranjero.

Según constancias de los sumarios en los que Martínez Rojas aparece involucrado, las importaciones supuestamente tramitadas, por un total superior a los 10.000.000 de dólares, no se concretaron.

Martínez Rojas, detenido desde mediados de 2018 luego de haber sido deportado por los Estados Unidos, justificó su pedido de excarcelación o el arresto domiciliario porque el rol que había asumido como "arrepentido" le generaba un "peligro" para su vida e integridad física.

Pero la Sala IV de la Cámara de Casación coincidió con el TOPE 2, que para rechazar el pedido tuvo en cuenta "la gravedad de los hechos" y la escala penal de los delitos que se le atribuyen a Martínez Rojas, lo que implica que, en caso de ser condenado, la pena sería de cumplimiento efectivo.

Agregó que "los contactos nacionales e internacionales reconocidos por el propio imputado como sus numerosos viajes al exterior, muchos de ellos en vuelos privados", revelan que, en libertad, podría eludir a la justicia.