En secreto y con dudas, reaparece el PJ Federal tras la jugada de Cristina Kirchner

Politica
Lectura

"Como se respetó a Córdoba, tenemos que respetar a los demás". El mensaje llega de una provincia, donde manda un peronista y es oportuna: explica la ausencia -al menos en parte-

este miércoles de los gobernadores en la cumbre de Alternativa Federal (AF).

Es el teorema Schiaretti. El cordobés, el único no candidato de los cuatro fundadores de AF, se apartó del ring nacional para enfocarse en la cuestión doméstica que finalizó, el 12 de mayo, con una victoria histórica: reeligió con el 57,3%.

Schiaretti convocó para el miércoles a una juntada del PJ Federal que está rodeada con secretismo y dudas. No se sabe la hora ni el lugar y tampoco está claro si estarán todos los invitados: Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, Miguel Angel Pichetto y Roberto Lavagna.

El gobernador Juan Schiaretti con Roberto Lavagna.

El gobernador Juan Schiaretti con Roberto Lavagna.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

La duda es sobre este último porque el fin de semana, en una entrevista con La Capital de Mar del Plata, volvió a endurecer su rechazo a una primaria para definir al candidato del espacio.

Lavagna insiste con una fórmula de "consenso" pero Schiaretti pone, prácticamente como requisito, que los candidatos salgan de una PASO. Ese tema sigue en el territorio fandoso: Massa y Urtubey también piden primarias.

Un detalle más: hasta el domingo, el ex ministro de Economía no había recibido una invitación oficial. "Si lo invitan, va él", explicaron cerca de Lavagna. Tampoco le había llegado ninguna notificación a Margarita Stolbizer que, en teoría, debería concurrir junto al santafesino Miguel Lifschitz como delegados del progresismo.

Juan Manuel Urtubey con el cordobés Juan Schiaretti.

Juan Manuel Urtubey con el cordobés Juan Schiaretti.

Parece haber un problema de mensajería y comunicación.

El sábado se agregó otro factor exógeno: el sacudón que en el mundo político produjo la "bajada" de Cristina para nominar a Alberto Fernández como su candidato, que regó el vínculo con los gobernadores.

Nueve mandatarios, seis de los cuáles participaron de encuentro de Alternativa Federal, se expresaron en público sobre la designación de Alberto F. Ese fue el gesto que pegó con más fiereza dentro del armado que patrocina Schiaretti, que dijo que no opinaba sobre lo que hacían otras fuerzas políticas.

"Tenemos que saber quienes y cuántos somos para ver como sigue", repasó un dirigente del PJ Federal luego de la ola de gestos públicos.

Desde diciembre, en la casa de Córdoba, con un evento más reducido en Mar del Plata, la mesa grande del PJ Federal se discontinuó. La última juntada de delegados fue en el hotel Savoy los primeros días de marzo. Lo que vino después fue todo parcial.

Simple: los gobernadores, y sus operadores, se enfocaron en las elecciones locales, con cierres propios y campañas. Esa regla perdura y explica porqué el grueso de los jefes provinciales procesa al detalle cualquier movimiento a nivel nacional.

De los diez mandatarios que integraron, con diferente intensidad y frecuencia AF, solo Schiaretti ya votó y ganó. Gerardo Zamora, de Santiago del Estero, no tiene elecciones este año. Los demás, aunque alguno tuvo PASO, todavía tiene la elección definitiva por delante.

Sobrevuela, luego del golpe de timón de Cristina, un reproche al gobernador cordobés.

Sergio Massa, Gerardo Martínez y Roberto Lavagna, en una cena que organizó la UOCRA.

Sergio Massa, Gerardo Martínez y Roberto Lavagna, en una cena que organizó la UOCRA.

"Schiaretti se equivocó: se le paso el tren. Si la semana pasada armaba una reunión juntaba diez gobernadores y la discusión hoy era otra", interpreta, contrafáctico, un operador de Alternativa Federal.

El calendario electoral no aporta demasiado: entre el 2 y el 16 de junio habrá diez elecciones provinciales, por lo cual los gobernadores se mostrarán cautelosos para evitar que la pelea nacional los perjudique en las cuestiones de entre casa.

En paralelo, el armado del PJ Federal deberá lidiar con un elemento que no tenían sobre la mesa: la avanzada del peronismo K, con Alberto F. como candidato y la maniobra para tratar de seducir a Sergio Massa para que se sume a un armado de unidad panperonista.