Los empresarios creen que con su jugada electoral, Cristina Kirchner busca volver al centro del poder

Politica
Lectura

En su tradicional y periódico almuerzo, el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP) tenía previsto ayer dar centralidad a la política internacional con el secretario general de la OEA, Luis

Almagro, como principal orador.

Sin embargo la sorpresiva decisión de Cristina Kirchner de elegir a Alberto Fernández como su candidato a presidente y ser ella su vice, desató las principales conversaciones del banquete con 200 invitados, que empezó con una mouse de queso y jalea de tomates, y siguió con un lomo de ternera grillado.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Para los empresarios consultados por este diario en los salones del hotel Alvear, la fórmula anunciada por CFK en su video de 15 minutos no cambia nada. "Es ella y nada más que ella de presidente o de vicepresidente", señalaron los ejecutivos, que también pidieron leer el mercado de este comienzo de semana: el dólar y el riesgo país se movieron poco para arriba y abajo, en señal de que no hay grandes cambios.

En esa visión estaban tanto los hombres de la Unión Industrial Argentina, como los de la Sociedad Rural.

Una imagen era más que elocuente en la mesa central, en la que estaban Eduardo Eurnekian, presidente de Corporación América; Miguel Acevedo, presidente de la UIA, y Adelmo Gabbi, titular de la Bolsa de Comercio; además de Daniel Pellegrina, número uno de la Sociedad Rural.

Eran dos las fuerzas políticas representadas: Fulvio Pompeo, secretario de Asuntos Estratégicos de Mauricio Macri, y el senador Miguel Angel Pichetto, de Alternativa Federal. Una sola mujer: Cornelia Schmidt Liernnan, diputada por Cambiemos.

Al pasar por los pasillos junto a Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la UIA, y ahora al frente del CICyP, el número uno de Fiat, Cristiano Ratazzi afirmó que si bien no quería que pierda Macri, Alberto Fernández le parecía un "tipo bastante más lógico" (no lo dijo pero el contraste era con Cristina).

"Y Alí Babá no está entre los 40", agregó con ironía al hecho de que el ahora precandidato a presidente por el kirchnerismo no figura en las causas por corrupción.

Entre los ejecutivos también estaban Javier Bolzico, presidente de ADEBA, Jorge Neuss, Javier Ortiz Batalla y José Urtubey. Algunos consultados pidieron seguir las declaraciones de Juan Schiaretti, en sintonía con el peronismo no K: “ni con Macri ni con Cristina”, afirmó el reelecto gobernador por Córdoba.

Los hombres del campo remarcaron igual con desdén que para ellos "la fórmula Fernández- Fernández estaba asociada directamente al conflicto por la resolución 125” que establecía una alícuota a las retenciones al sector agropecuario, y que obligó al gobierno K a dar marcha atrás.

"Para mí es una maniobra más de las que ya vimos y nosotros las padecimos. Yo tuve muchas reuniones con él cuando era jefe de Gabinete y no solucionó no nunca nada. Primó el mandato de Cristina. Hoy no creo que sea muy diferente, aunque sea un tipo con más autonomía y cierto carácter", dijo un directivo que pidió reserva del nombre.

En el almuerzo del Alvear, Eurnekian pidió por la "integración americana", y Almagro hizo un largo racconto de la crisis en Venezuela. Ahora aspira a ser reelecto. Y si bien el Gobierno argentino no le ha dado luz verde a su candidatura aún, de seguir adelante la apoyarán en 2020.

Almagro buscaba adelantar la elección para este 2019, pero no cuenta con todos los apoyos. El secretario general estuvo este lunes con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y Pompeo, con el canciller Jorge Faurie y su vice Gustavo Zlauvinen.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS