Alberto Fernández atacó a Julián Ercolini, el juez que envió a Cristina Kirchner al juicio que empezó hoy

Politica
Lectura

Alberto Fernández apuntó contra el juez Julián Ercolini, el magistrado que envió a Cristina Kirchner al juicio oral que empezó este martes en Comodoro Py.

"Cristina hoy está sentada en el

banquillo de los acusados porque un juez le echa la culpa de haber mandado proyectos de leyes de presupuesto que el Congreso aprobó y de haberlas promulgado después. ¿Me pueden decir cuál es el delito? Eso lo escribió un juez que se llama Ercolini. Y lo firmó. Lo que digo es que seguramente alguien, en algún momento, va a tener que revisar estas cosas", dijo Fernández en diálogo con C5N.

x
Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Agregó: "No sé por qué se escandalizan. ¿Nosotros no revisamos las sentencias de la Corte Suprema de la mayoría automática y eso determinó que cuatro jueces salgan eyectados de la Justicia, dos por juicio político y dos por renuncia porque no soportaban el juicio político?".

El ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner, minutos antes, decía que "cada funcionario debe hacerse responsable de lo que hace en sus actos de gobierno. Los jueces dictan actos de gobierno y son las sentencias y deben hacerse responsable de las sentencias y nadie debe molestarse porque uno diga que tenemos que revisar los que los jueces han dicho".

Amplió: "Revisar sentencias significa que puede ser que se hayan cometido enormes injusticias y alguien debería revisarlas en el futuro por qué se cometieron esas injusticias".

x

Durante casi tres horas y media Cristina Kirchner y otros doce acusados por corrupción en la obra pública vial en Santa Cruz, escucharon este martes las acusaciones en su contra. Fue sólo la lectura de 100 de las 600 páginas que conforman las pruebas en la causa que investigó 51 contratos a favor de Lázaro Báez por $ 46.000 millones.

Alberto Fernández dejó varias definiciones. Dijo que es partidario de que los jueces paguen impuesto a las ganancias, que no sería partidario de ampliar la Corte Suprema pero sí reformar aspectos del Consejo de la Magistratura. Y aseguró que no es una prioridad en la Argentina la reforma constitucional.

El precandidato presidencial de Unidad Ciudadana adelantó que en su eventual gobierno habrá un ministerio de Salud y un ministerio de Trabajo y que cerrará el de Modernización: "Ahí solo hay trolls que trabajan cuidadosamente contra mí en este momento. Es un ministerio de Trolls".

x

En otro tramo, al definir a Mauricio Macri, dijo que el actual presidente "hay una parte de ineficiencia, una parte de dogmatismo y una parte de negocios, negocios para amigos". Remató: "Así funciona el capitalismo de country".

En la parte de "ineficiencia"​ ubicó el método de salida del cepo: "Salir del cepo y pensar que el dólar no se iba a disparar fue una zonzera. Cómo lo soltaron fue un caso de enorme ineficiencia".

Para Fernández, ​si alguien ha hecho algo para romper la grieta es Cristina: "La mejor forma de demostrarlo es haberme impulsado a mi en este lugar. Uno podría pensar que es fórmula, de una ex presidente y de alguien que fue muy crítico, es una fórmula anti-grieta".

Alberto Fernández había viajado ayer a Santa Cruz para protagonizar su primer acto de campaña. Se mostró junto a la gobernadora Alicia Kirchner, hermana de Néstor, dos días después del anuncio que sacudió todo el mapa político: el lanzamiento de la fórmula Fernández-Fernández.

Fernández, en Gallegos, le había mandado un guiño al FMI al garantizar que van a pagar las deudas: "El país asumió un compromiso que tiene que cumplir. Nuestro espíritu es hacerlo. Tenemos que agudizar el ingenio para ver cómo sortear el problema".

En la entrevista de este martes, destacó que la deuda con el FMI en 2003 era un 10% de la deuda total, mientras que ahora es de un 35%. "Con el Fondo no puede haber quitas ni esperas. Lo único que puede hacer uno es refinanciar y ese es un problema serio para nosotros".

Concluyó: "Argentina, para volver a pagar, tiene que producir dólares; hay que poner en marcha el aparato productivo, si eso no pasa no tenemos posibilidad que funcione".